Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 20 de Febrero de 2003

“De las estrellas al planeta tierra”: Principios del entrenamiento

Por José Ramón Callén Rodríguez  | 
- Página 1 de 3 -

El entrenamiento deportivo, bien sea dirigido a personas que buscanmejorar o mantener su salud, o adeportistas de élite, ha de estar basado en ciertos principios delentrenamiento, normas que suponen unas condiciones a partir de lascuales se organiza y se estructura la planificación del mismo. Si además, la montaña es el entorno elegido paraobtener estos beneficios de la actividad física, las posibilidades semultiplican de forma exponencial.

 

Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ... cero!!. Iniciando despegue. La luz lo inunda todo, acto seguido un nuevo proyecto espacial deja tierra firme para surcar el cielo y dirigirse más allá de la atmósfera terrestre. La investigación espacial es una realidad. En su haber se hallan algunos de los descubrimientos más sorprendentes de la era moderna. Para ello, la infraestructura necesaria ha de ser la más sofisticada de todos los proyectos de investigación que se hacen en nuestro planeta. Pero la utilización de esos avances no queda allí. No sólo fueron aprovechados por Armstong y sus compañeros de viaje para pisar la Luna, sino que han pasado a sectores en los que se pueden aprovechar las grandes ventajas del meticuloso estudio de todas las variables que pueden influir en un viaje hacia las estrellas.

Un ejemplo de la aplicación de la tecnología y la investigación científica, aplicado a otros fines, lo supone la “fórmula-1”. Para que Michael Schumacher pueda pilotar su Ferrari rojo a más de trescientos kilómetros por hora, se han aprovechado aspectos diseñados para las naves espaciales. Es tanta la tecnología necesaria para poner en funcionamiento un bólido en un Mundial de Fórmula-1, que la imaginación puede quedar desbordada por la realidad de los boxes y los monoplazas.

Pero claro está, todavía queda un peldaño más que bajar en esta escalera que posibilita la adaptación y el aprovechamiento de los grandes avances científicos a objetivos menos pretenciosos. Y en ese último lugar es donde se adapta la tecnología de un fórmula-1 a la de un turismo convencional. Nada más sencillo. Nada más complejo. Lo que está claro es que las grandes investigaciones repercuten positivamente, sea cual sea el escalafón en el que nos movamos.

Algo similar ocurre en el mundo del deporte. A través de los años, el entrenamiento deportivo a pasado de ser un ámbito basado en el método de “ensayo-error” a convertirse en una ciencia en la que la investigación y la tecnología también juegan un papel fundamental. Sólo así, mediante una planificación correcta y bien estructurada, con un trabajo organizado y meticulosamente estudiado, se consiguen ascender cumbres de más de 8.000 metros. Sólo así, se trabaja hoy en día para llegar donde sólo los elegidos pueden hacerlo. Sólo así se explican semejante proezas.

 

Pero al igual que ocurre con la N.A.S.A., los métodos de trabajo y avances logrados a través de montañeros de elite, pueden ser aprovechados en peldaños diferentes del escalafón. Así, jóvenes alpinistas o montañeros cuyo objetivo no llega tan lejos como las cimas del Mundo, pueden sacar partido de todos esos descubrimientos y progresos. Y todavía más. Personas cuyo objetivo es la mejora o el mantenimiento de la salud a través de la actividad física en la montaña, pueden verse beneficiadas por los métodos de trabajo que, convenientemente adaptados, son de gran utilidad para el que busca en la buena salud, su meta.

Y es que, el entrenamiento deportivo, o la práctica deportiva que tiene como finalidad el ocio, la recreación o la salud, han de estar bien estructurados. Se han de cumplir ciertas pautas, ciertas normas que organicen el entrenamiento para conseguir esos objetivos. Esas pautas, esos pasos a cumplir, en el mundo del entrenamiento deportivo, vienen a denominarse “principios del entrenamiento”. En el ámbito de la salud, no han de cambiar ni en su nombre, ni en su forma de llevarlos a cabo.

Una cadena es tan fuerte como el más débil de sus eslabones”. Al organismo le sucede lo mismo. No se pueden separar y entender de forma aislada los distintos órganos y sistemas que componen una “máquina” tan precisa y preciosa como nuestro cuerpo. Se ha de entender como un “todo” que funciona como una orquesta, sonando acompasadamente en cada instante. Y en esta idea está basado el principio de unidad funcional. Se ha de respetar este principio en todo momento, para que un programa de actividad física destinado a mantener o mejorar la salud, funcione y se trabajen de forma coherente diferentes estructuras corporales, ya que el organismo funciona de manera acompasada. Por ello, la práctica física en el medio natural, es una gran aportación a aquellos que quieren fortalecer su salud, ya que, el movimiento más habitual en este tipo de actividades es el de caminar. Esta acción tan natural, ha demostrado ser fantástica para beneficiar todas las estructuras corporales, ya que supone un esfuerzo global de gran cantidad de articulaciones, ligamentos, tendones, huesos y músculos, al mismo tiempo que el sistema cardiorrespiratorio y metabólico se ven fuertemente beneficiados.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International