Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 22 de Abril de 2003

Fisiología respiratoria y rendimiento deportivo: Aprendiendo a respirar

Por Oscar Ballarín Plana  | 
- Página 1 de 3 -

Veremos como esos músculos que ya hemos identificado, partícipes de la parte más El artículo publicado la semana pasada planteaba ciertas cuestiones: ¿Cómo funcionan los músculos respiratorios, ¿Cómo medir el trabajo que realizan? ¿Cómo influyen las condiciones atmosféricas? Y , sobre todo ¿Cómo debemos respirar para mejorar nuestro rendimiento deportivo?

 

Todo el estudio realizado en estas dos semanas tiene por objeto tratar una de las cuestiones relativas al rendimiento deportivo más olvidadas y que, sin embargo, constituyen una pieza clave en un deporte de corte aeróbico como son los deportes de montaña en general. Si queremos mejorar el rendimiento, es fundamental optimizar los resultados en este campo.

Como ya vimos en el anterior artículo, el músculo más importante en el acto ventilatorio es el diafragma. Aunque también indicamos la importancia de toda la musculatura accesoria en el caso de necesitar un gran flujo aéreo, como suele ser el caso de grandes esfuerzos en la montaña.

Empezaremos, pues, por hablar un poco sobre el diafragma; concretamente sobre sus “anclajes” en el cuerpo (en huesos del cuerpo), y su manera de funcionar.

Diremos, que el diafragma es un músculo único en el cuerpo, que se sitúa separando el Tórax, donde se encuentran los pulmones y corazón (además de otras estructuras), y el Abdomen, que es donde se ubican la mayor parte de vísceras del aparato digestivo, el hígado, riñones...

 

De hecho, es la “frontera” natural entre estas dos diferenciaciones anatómicas.

Es una especie de bóveda, con la concavidad inferior y su convexidad, por tanto, superior, que “parte” nuestro cuerpo en un plano paralelo al suelo cuando estamos en pie. Aunque, como digo, con forma abovedada.

Dicha bóveda, podríamos decir que consta de una parte central, de composición mayormente tendinosa, formada por la unión de los múltiples tendones que allí confluyen, y que es llamada “centro frénico”. Y otra parte, más periférica, que consta de diversos músculos que se superponen, o podemos decir están unidos, encajados.

Esta parte periférica es la que se encarga, entre otras funciones, de insertar, de anclar el músculo a las partes óseas, necesarias para que la contracción muscular provoque movimiento visible y efectivo.

De hecho, esta serie de músculos se unen, y fijan el diafragma a la columna vertebral, a las costillas y al esternón.

Queda así delimitado el perímetro de esa bóveda, que se prolonga a la columna, pasa a las costillas y cierra su contorno en el esternón, y queda también definida la cúpula de esa bóveda, de composición tendinosa.

Pero quedan dos pequeños detalles que aclarar.

Por un lado, de la parte superior de esta bóveda, desde el centro frénico, hay un fuerte sistema de anclaje, importantísimo como se verá después, que hace que el diafragma, además de estar sujeto de las partes que antes hemos nombrado (columna, costillas y esternón), está “suspendido” del llamado “tendón del diafragma”, que no es más que un conjunto ramificado y con diversos anclajes a nivel del tórax de aponeurosis, fascias y ligamentos. A modo de resumen. Nuestro diafragma, se inserta a nivel de su perímetro en vértebras, costillas y esternón, y además está suspendido desde su bóveda por medio de estructuras pasivas, como aponeurosis, fascias y ligamentos, prácticamente desde la mismísima base del cráneo, columna cervical y parte alta del tórax.

El segundo detalla, mucho menos importante a los efectos que nos lleva, pero destacable, es que el diafragma, tiene una serie de “agujeros” por donde pasan vasos, o partes de sistema digestivo, que necesariamente tienen que pasar de tórax a abdomen, o viceversa.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International