Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 15 de Octubre de 2010

Metal y Calor, unas vacaciones de artifo...

Este es el diario de una pasión. Una pasión por la vida, por la música, por una forma de vivir, y sobre todo una pasión por la escalada artificial de dificultad y alto compromiso. Un tipo de escalada no siempre bien comprendida, y a la que se derivan muy pocas de las vocaciones juveniles por la roca; la mayoría de ellas van a parar a otros lugares, atraídas por los cantos de sirena de la escalada libre y deportiva.

Quizás esos cantos de sirena se encuentren escondidos en las palabras ¿Quién puede esperar que a un joven se le de a elegir entre algo “libre” y algo “artificial elija lo segundo?

Démosle la vuelta. ¿Quién puede pensar que es más libre realizar una vía en una escuela, parabolt tras parabolt, que zambullirse en el Ártico en una ruta de 2000m, durante 40 intensos días que pueden dar sentido a una vida, sin más ayuda que 4 hierros, tu ingenio y tu precariedad?

David Palmada, Pelut, nos demuestra en este diario de un largo verano de artificial y Metal cómo el artifo es una forma de vida que ancla sus raíces en la libertad.

La escalada artificial es la gran incomprendida. Profundamente libre y humana, quizás sea víctima del lenguaje. Las palabras nos hacen libres; pero también sirven para engañarnos.

La verdad es que ha sido un verano un tanto raro. Justo cuando estaba llegando”el calorcito”, no se me ocurre otra cosa que irme al Polo Norte, joder, yo que soy un amante del buen calor y la cerveza bien fría. Pero la experiencia valió la pena; al menos sirvió para encontrarme a mi mismo y saber hasta donde era capaz de aguantar (y la verdad es que a veces me llego a sorprender). 40 días de aislamiento dan para mucho, para echar de menos a amigos, familiares, novios, novias, cervecitas bien frías...en fin, ese montón de cosas que aquí en nuestra rutina normal no tienen importancia pero que en los confines del planeta se echan mucho de menos.

La historia es muy sencilla de entender: todos pasamos por etapas de nuestra vida buenas y malas; y en una de esas malas es cuando tenemos que aprovechar para llevar a termino nuestros planes mas imposibles o “suicidas”. Es así como Tato y yo decidimos ir a explorar el Stewart valley, en la remota isla de Baffin, en el Círculo Polar Ártico. Toda una experiencia llena de sensaciones totalmente desconocidas para mi. La idea principal del viaje era intentar abrir una nueva ruta de escalada en una pared virgen de las muchas que abundan en el valle, y así lo hicimos.

Después de toda la difícil logística del viaje (avituallamiento, contactar con las motos de nieve, etc), allí que nos encontrábamos Tato y yo solos, en la inmensidad del Ártico...sencillamente brutal. Tras tomarnos unos días para aclimatarnos a nuestra nueva vida empezamos con la actividad. En total fueron 20 días de permanencia en pared más 6 días para subir todo el material de escalada hasta el zócalo: 40 días de permanencia en el valle, temperaturas de -20ºC, muy mal tiempo...la recompensa a esos días de sufrimiento fue poder bautizar la pared como Mirror Wall, y las dos cimas que en ella se hallan como PUNTA DELS PELUTS Y PUNTA GENCIANA.

Las horas posteriores a los porteos de regreso me las pasé pensando en lo que me esperaba a la vuelta. Tenía dos cosas pendientes que no paraban de dar vueltas en mi cabeza: una, las jornadas de artificial en Vilanova de Meià, (a las cuales se les cambió las fechas para que yo pudiera asistir, pues no me las quiero perder por nada, con Santi Llop empezamos y con Santi hemos de terminar ¡¡¡esperemos que pasen muchos años jejeje!!!); y la otra lo que seria la segunda repetición de Vivencias en Solitario a la oeste del naranjo de Bulnes, pues la primera la hicimos en invierno con Jordi Servosa, pero ahora queríamos ir a confirmar grados y a disfrutar de una muy buena vía y de un bigwall de calidad con (entre comillas) buen tiempo. Estos dos pensamientos hacían mas soportables y llevaderos los porteos de material.

Después de 5 días caminando y 120 kilómetros recorridos por fin estábamos en el punto de recogida. Tuvimos que esperar un día y medio más tarde para que vinieran a buscarnos, pues nuestras motos de nieve se presentaron tarde y rotas. Pero al final todo salió bien y llegamos a nuestro avión media hora antes de partir, sin ducharnos desde hacia 40 días y con todos nuestros petates supermal cargados.

Incomprensiblemente no nos pusieron ningún problema. Sólo la azafata movía un poco la nariz, ¿no le gustaba el olor de AZUR DE POLO???

No sé muy bien cómo, pero de repente ya estoy otra vez preparando todo el material para equipar la compe y los talleres del Vilanova Artifo 2010. La sensación es increíble un giro mental importante encontrarme rodeado de toda aquella gente a la cual he extrañado tantos días. Por fin llega el finde, está todo a punto, los talleres preparados y las dos líneas de la compe de artifo montadas. Hay un ambiente increíble, y a mi el sol me recarga las pilas de una manera increíble tras los hielos árticos. La mañana del sábado, transcurre entre sonidos metálicos y los gritos provocados por algún que otro vuelo de los cursillistas. Esto es genial, la gente está toda súper motivada, cuanta más precariedad más disfrutan, aquí te das cuenta que el artifo está más vivo que nunca, y por fin ¡¡¡tachán tachán!!! a las 6 de la tarde nos vamos al desplome de la compe.

Entre todos nos lo curramos y nos subimos unas neveritas llenas de hielo y bebidas a saco (en Vilanova no hace el mismo frío que en el polo…) y empezamos por las eliminatorias: tan sencillo como subir por un desplome con estribos en el menor tiempo posible. Hay tres categorías: féminas, cursillistas y masters, va pasando el rato y el ambiente se caldea ¡¡hasta bocinas de aire comprimido para romper el silencio del lugar!! Quizás penséis que una compe de artifo puede ser aburrida...pues estáis muy equivocados. Cuando por fin llega la final, la tensión se palpa en el ambiente; aunque estamos entre colegas, a todos nos gusta ser el mejor, al menos a nuestra manera. Pero lo importante es que se batieron tiempos estratosféricos y que disfrutamos y nos reímos un montón, más aun por la noche en la entrega de premios. La verdad es que fue genial, ¡¡lo mejor que puedes hacer para recuperarte de una larga estancia en el polo!!

Pero aquí es donde empieza el estrés veraniego. Justo terminar el domingo las jornadas cargamos la furgo de Jordi y nos vamos disparados para Sotres (Asturias) para empezar a vibrar de otra fakirada vertical. Hechos polvo y muertos de sueño, logramos contactar con el nuevo arriero de Tomás y nos suben los petates al refu...¡¡menos mal!!, si no creo que reventaríamos, pues las jornadas os aseguro que son de lo mas intensas, tanto de día como de noche. Así, sin más peso que nuestra mochilita de ataque, nos subimos al Urriellu, y allí nos reencontramos con Tomás y con un montón de buenos amigos. Después de una fantástica cena, a dormir prontito pues al día siguiente madrugamos, vamos a fijar 2 largos y luego gas para arriba. En el refu hay bastante ambiente, gente conocida y gente que no tanto, y a partir de ahí ofrecemos un espectáculo gratuito para todos los turistas “no escaladores”, pues el festival con la hamaca, risas y gritos varios se respiran en el ambiente, 4 días en pared con una noche de tormenta eléctrica de esas que te deja el agujerillo del culo que no te entra ni una pitonisa jeje. Por la mañana en Rocasolano, flipa colega, dos escaladores nos despiertan dándonos los buenos días, joder están haciendo las 4 caras en el día, les deseamos suerte y nos activamos, pasamos el resto del día para hacer cumbre y rapelar toda la vía, y por la noche nos reencontramos con toda esa peña que ha estado pendiente de nosotros incluidos los dos chicos QUE SÍ QUE TRIUNFARON Y HICIERON LAS 4 CARAS FELICIDADES”, guay nosotros tuvimos nuestro mini big wall privado en una gran ruta, Ster, Jordi y yo mismo disfrutamos al máximo de ese entorno mágico de EL PICU URRIELLU.

Para no perder el ritmo y seguir en el lado metálico me llama Santi Llop y me propone ir a Francia a repetir una ruta de A5 sin repetición, y claro, yo no puedo negarme ante tal invitación. A mi vez yo lío a Uri, un colega que aún esta peor que yo, y él también se apunta a la movida. Así pues nos vamos rollo jipi todos en su furgo para Francia, llegamos de noche y tarde, pero por la mañana el lugar es brutal, un paisaje súper chulo, todo verde y rodeado de roca, que guay. Más motivados que nunca nos vamos para pie de vía con toda la metralla, el ultimo trozo es un pedregal infernal, uuua, y que rasca, y nosotros con ropita playera, joder, a mi no me dijeron que estaríamos a 2000 metros, en fin, empiezan a escalar Uri y Santi, y después de todo el día ya tenemos los dos primeros largos fijados. La vía no tiene muy buena pinta, roca cutrilla y una línea un poco rara. Al siguiente día empiezo el largo de A5, se intuye muy difícil, la progresión es muy lenta, no estoy disfrutando nada, hay muchos ganchos picados y lo lógico aquí no existe, se intuyen unas fisuras pero no hay rastro, debe de ser por un muro liso y desplomado, me aburro, me rallo, joder lo que tenia que ser una escalada brutal se ha convertido en un palo. Santi piensa lo mismo, le cedo el turno y que se lo mire él, coincide exactamente igual, así pues nos vamos de excursión al Verdón, Uri no ha estado nunca, y allí decidimos que haríamos un día de “macarrismo vertical”. Rápidamente les motive y nos fuimos a uno de los sitios mas turísticos del Verdón, la “Sentier martel”. Justo en el interior del segundo túnel hay una inmensa bóveda con un techo equipado, pues ese fue nuestro pasatiempo, techo p ‘alante techo p’atras, y todos los turistas mirando y haciendo fotos, no contentos con este espectáculo, terminamos montando un péndulo de la punta del techo del cual Santi y Uri volaron como locos (yo no porque tengo miedo a las alturas). Era brutal la pendulada que pegaban, ahí, los turistas enloquecían, y yo disfrutaba como un niño...eso es lo que yo le llamo MACARRISMO VERTIKAL.

Después de este fin de semana tan raro, necesitaba un poco de desconexión del mundo del pedal, ¡¡pero ojo!!, que no del mundo del metal. Quedamo con Quique, Marga, Jero y María que nos veríamos en Murcia, en el macro festival de heavy metal LEYENDAS DEL ROCK, y allí nos encontramos con todos nuestros colegas trepadores. Quique un fanático donde los haya de la roca y el buen metal nacional, y la verdad es que estuvo muy bien, grandes grupos, casi todos nacionales, y por un muy buen precio, disfrutamos de la compañía de nuestros colegas de buen metal y de las playitas de la manga,,,aaaaaaaaaaaaahhhh, ahora ya tengo las pilas cargadas para volver a ponerme de cara a la pared...resistiré….resistiré hasta el fin lalalalararalaalala”uuuaaaa eso es Barón Rojo, ¡¡yyyyaaaa, vale vale vale!!! Con toda esta motivación no podía hacer otra cosa que empezar a abrir una nueva vía, salvaje ,extrema y radical donde las haya, pero me faltaba mi hermano gemelo. Rápidamente cojo el teléfono y llamo a Jordi Servosa, brother..tengo la pared y tengo plomos. La respuesta de mi brother no se hizo esperar: vamos pues. Así empezamos a danzar en la mas inmensa calma de Roca Gran de Ferrús, en la sierra de Ensija, un paraje solitario y salvaje como nuestra vía. Necesitamos varios días para terminar esta ruta, pues no tiene expansivos ni en los largos ni en las reuniones, y alguna es un tanto “justilla”. Abriendo el segundo largo a Jordi se le arranca un plomo y se da un paseíllo por la vertical con el único incidente de una corta visita a urgencias y un dedo de la mano luxado. Pero este chaval no tiene bien claro lo que es el peligro, y al día siguiente se quita la férula y se curra unas salidas en libre obligadas de la muerte (yo creo que lo suyo es falta de riego sanguíneo, en fin no le daremos mas vueltas…)...los metros van cayendo y la línea se va dibujando, apuramos los días hasta que nuestra muñeca pide clemencia, y descansamos un poco del estrés técnico.

Acojo en mi casa a Dani y Sergio dos colegas maños fanáticos del metal vertical que se han pillado una semanita para trepar por tierras catalanas y se dejan engañar por mi influencia, jajaja, Les preparo unas rutas suculentas para que vayan solos pero al final la tentación es demasiado grande y termino suplicándoles que me dejen acompañarles, y claro...no podían negarse o les echaba de casa jajaja. Así pues, por la mañana se fueron ellos solitos a trepar un poquito por los gorros y por la tarde, para poder ver la puesta de sol desde un sitio privilegiado, nos vamos hacer la ANGLADA-GUILLAMON de la Cadireta, en la cara norte de Montserrat. Disfrutamos de un atardecer genial y de una buena sesión de fotos.

Reventados al día siguiente, pero más motivados que nunca, nos liamos la manta a la cabeza y vamos a repetir una de mis rutas favoritas al Cavall Bernat, la vía Puigmal, que además ahora se encuentra toda despitonada, lo cual está a nuestro favor ,pues vamos a escalarla a corte clásico, ya que no tenemos el grado suficiente para pasarla toda en libre. Cogemos un puñadito de pitoncitos, un buen juego de friends y a disfrutar de unas 10 horas de buena escalada entre colegas. Lo que más me gusta cuando repito alguna ruta así es ver como la gente que viene conmigo disfruta y flipa con el lugar; eso me hace recordar mis primeras sensaciones, y la verdad es que es peña de puta madre. Con el aire típico del Cavall nos hacemos la rigurosa y típica foto con la virgen y para casa a por la pizza y la birra.

Después de este paréntesis de desconexión, ya podemos volver con Jordi a terminar nuestra nueva ruta. Pero lo mas importante antes de terminar un proyecto es tener ya otro en mente; la vida es muy corta y no se le puede dar tregua, pues el reloj del tiempo no se detiene por nadie (aunque en algún largo de artifo os parece que se detiene y que el corazón se te para, son solo efectos de vuestra mente jijiji). Le damos caña al martillo y estamos atacando el ultimo muro desplomado, otro trocito de A5 con caída mala, joder si es que esta vía no da tregua, por fin el tema se pone mas asequible y ahora Jordi lanza su ataque en libre hasta lo mas alto, así es como nace la BROTHERS ON THE WALL A5/6B.

Uuuf...cuando terminas una ruta así es como si te quitases un peso de encima, pero a los pocos minutos es como si te faltara algo..por eso ya estamos trabajando en algún otro itinerario perdido…

Queda claro que un veranito puede cundir bastante si aprietas un poquito el culo, pero joder que estresante ¿¿¿no??? y eso que no he contado que en un día tonto, junto con Oriol, un coleguilla de Vic, también fanático y entusiasta del artifo nos fuimos de día de escalada nostálgica y terminamos restaurando la Anglada-Cerdà del Frare Gros, una vía de esas que todos debemos de hacer como buenos montserratinos, y que allí queda para ir a echar unas horillas más.

El artifo y el metal es lo que tienen: que podrías estar escribiendo páginas y páginas. A todos nos pasan cosas en nuestras escaladas, algunas divertidas y otras no tanto. Por desgracia no se pueden saber todas de todos, esta vez me ha tocado a mi contar cuatro cosas, ¿¿¿la próxima temporada será a ti???

Esto no es mas que el día a día de mi gran pasión, la cual quiero y necesito compartir con mi gente más querida para sentirme realmente vivo. Espero que no os haya aburrido mucho, y si ha sido así...¡¡cuando nos encontremos en la vertical tiradme piedras!

! !Salud y altura!


ANGLADA - GUILLAMÓN


NUESTRA PARED, LA DE EN MEDIO

SIDERAL FLAKE

JUMAREANDO

STER CURRANDO

JORDI Y PELUT EN R5

FELICIDAD EN LA CUMBRE


AMBIENTE

IMPRESIONANTE CUEVA

PELUT EN EL 2º LARGO DE BROTHERS ON THE WALL

REUNIÓN ROMÁNTICA

REUNIÓN CUTRILLA...

ÚLTIMO DESPLOME

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
1 comentario

1. peru - 16 Nov 2010, 08:56
muy bueno pelut muy bueno , lees esto y dan ganas de cojer la chatarra y salir corriendo a la tapia .tenemos que remover esa filosofia de la montaña y contagiarla que creo se esta perdiendo. te felicito

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International