Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 23 de Abril de 2012

MIDI D’OSSAU. Un laboratorio alpino para el invierno del Pirineo

En lo más alto del valle de Ossau, cuando el sol pasa sobre el Midi, indica el mediodía y el Sur; de ahí su nombre. Se trata del molde de una chimenea volcánica relleno de magma solidificado. El volcán, al desaparecer debido a la erosión, dejó a la vista su interior. A esto debe su aspecto rocoso, oscuro, con numerosas puntas y una gran verticalidad. Aunque con 2.884m de altura no entra en el selecto club de los tresmiles pirenaicos, el Midi d’Ossau es una de las montañas más emblemáticas del Pirineo. Por Fernando Errekalde

En lo más alto del valle de Ossau, cuando el sol se pone sobre el Midi indica el mediodía y el Sur; de ahí su nombre. También es conocido como los gemelos Jean y Pierre, debido a sus dos cimas principales, visibles desde muy lejos.

Se trata del molde de una chimenea volcánica relleno de magma solidificado. El volcán, al desaparecer debido a la erosión, dejó a la vista su interior. A esto debe su aspecto rocoso, oscuro, con numerosas puntas y una gran verticalidad.

La calidad de su compacta roca concentra numerosas vías de escalada clásica y aristas perfectas para la época estival, lo que atrae a numerosos escaladores durante este periodo. Con la llegada del invierno y las primeras nieves, el Midi se cubre de blanco. Debido a su verticalidad sus grandes paredes quedan limpias pero aristas, corredores y repisas cubiertas de nieve, nos regalan numerosos itinerarios de escalada invernal.

El Midi es probablemente uno de los mejores escenarios para la practica del Pirineismo invernal.

En este artículo no pretendo mostrar de forma exhaustiva las posibilidades de la montaña, que son enormes. Simplemente enumeraré algunas de las vías más clásicas y recomendables que pueden escalarse cuando la nieve y el hielo cubren la montaña: la vía normal; la arista Peyreguet, la Fourche, las viras del Embarradere en la cara norte, y la Pombie-Suzon.

ACCESO A LA MONTAÑA

Aunque existen varios accesos, lo más habitual es acceder al Refugio de Pombie desde el aparcamiento de Aneou (1.700m.), situado a poco menos de 1 Km una vez rebasada la frontera en el puerto de Portalet (A-136).

Un corto descenso nos lleva a un pequeño puente que nos permite cruzar el río. Tomaremos dirección Norte, hacia el Midi, hasta llegar a las empinadas laderas que nos llevarán al collado Soum de Pombie ( 2.129m.) realizando largos zigzags. En ligero descenso y a media ladera llegaremos al Refugio de Pombie (2.032m.) situado al lado de un pequeño lago. 1h30min.-2h.

Aunque es posible realizar las actividades en el día, existe la alternativa de pernoctar en el Refugio de Pombie.

Guardado durante el verano, dispone de una parte libre durante el invierno. Compuesta de dos salas, comedor y dormitorio (literas).

Es recomendable llevar agua suficiente, ya que la fuente queda sepultada bajo la nieve, o en su lugar llevar gas suficiente como para derretir nieve.

RUTA NORMAL

La vía normal es el itinerario más frecuentado del Midi. No por ello debemos menospreciar la vía ya que el terreno donde se desarrolla, el ambiente y la escalada de sus chimeneas hacen de ésta una ruta completa.

Se dice que la primera ascensión la realizó un granjero del valle de Aspe, aunque la primera ascensión invernal data de 1888, y fue realizada por De Monts.

La ruta sigue el itinerario más lógico de la pared NE: las chimeneas y las terrazas nevadas lo convierten en una ascensión muy mantenida en los 45º. Prestar especial atención al descenso, os recomiendo rapelar las chimeneas.

ACCESO

Desde el refugio de Pombie, salir en dirección al collado de Suzón. Pasar un caos de grandes bloques ( atención a los agujeros!!!). A media ladera ir ganando altura hasta alcanzar el collado de Suzón ( 2.127m.). Girar a la izquierda para remontar un suave espolón que nos lleva directamente a pie de vía.

ITINERARIO

Seguiremos el mismo recorrido que durante la época seca. Escalar una chimenea tumbada hasta que un gran bloque nos obligue a superarlo por la izquierda (clavija) para acceder a una buena repisa (instalación) Recorreremos una estrecha vira hasta llegar a una canal. Podemos evitar la chimenea escalando directamente la canal, a unos 50 metros a la derecha de la entrada.

Subiremos por esta canal (45º) hasta llegar a una amplia terraza que ascenderemos en diagonal a la derecha, hasta la base de la segunda chimenea. Remontar la chimenea nevada (50º) hasta un bloque empotrado, unos pasos en mixto (10m. III) para salir de la chimenea donde hay varias posibilidades de montar reunión.

A la derecha hay una repisa con una instalación pero resulta más cómodo superar toda la chimenea y montar tu propia reunión.

Una nueva canal de 45º nos lleva a una amplia terraza. La remontaremos en diagonal ascendente hacia la derecha. Casi al final de la misma se abre una gran canal a nuestra izquierda, la tercera chimenea. Subiremos unos 150m a 45º, la parte final puede presentar tramos en mixto (IIIº), para desembocar en la cruz metálica. (Instalación).

A partir de aquí la pendiente se suaviza poco a poco y unas amplias palas de nieve nos conducen hasta la punta Francia.

Descenderemos a una brecha para poder acceder a la cima principal.

DESCENSO

Haremos el descenso por el mismo itinerario que hemos recorrido durante el ascenso. Resulta de vital importancia localizar la cruz metálica. Prestar mucha atención al descenso debido a su inclinación mantenida resultando recomendable rapelar las chimeneas.

DATOS TÉCNICOS

Desnivel: 852m. desde el refugio de Pombie.
Dificultad: AD
Horarios: 1h 30min de aproximación; 3h-4h para la vía; 2h para el descenso a pie de vía.
Material: Piolets técnicos, crampones, algunos friends o fisureros, anillos y mosquetones.
Época recomendada: De diciembre a mayo.

ARISTA DE PEYREGUET

Una de las aristas más recorridas del macizo, es parte de la famosa travesía de las 4 puntas del Midi.

Se trata de la vía más asequible junto con el corredor de la Fourche para acceder a la cima del Petit Pic.

Con un ambiente especial, no tiene nada que envidiar a las largas aristas que dan acceso a las cimas en los Alpes.

ACCESO

Desde el refugio de Pombie bordear el lago por su orilla izquierda. Ir ganando altura poco a poco hacia el S, siempre buscando el collado de Peyreguet, formado por la vecina cima Peyreguet y el Petit Pic. (2.208M.)

Continuar por el filo de la cresta para pronto abandonarla quedando ésta a nuestra derecha. En frente se forma un pequeño circo de dos pisos. Remontarlo en diagonal a la izquierda, buscando en su extremo el punto más débil para acceder al piso alto. Una vez aquí realizar un flanqueo a derechas hasta el filo de la arista, en busca de una pequeña brecha donde comienza la escalada.

Existe la posibilidad de acceder a esta brecha directamente por la Grand ralliere. Remontar el cono hasta estar a la altura de una gran canal que llega hasta el filo de la cresta.

ITINERARIO

Podemos atacar la arista por su filo, con numerosos pasajes aéreos y en terreno mixto que dificultan la progresión. Lo más cómodo es ir bordeando los grandes gendarmes que cortan el paso.

Para eso, descender unos metros desde la brecha hacia la Fourche hasta enlazar con una serie de canales y viras que nos irán manteniendo cerca del filo (45º-50º).

Toda la primera parte de la arista la realizamos por la vertiente de la Fourche. A mitad de arista, se pone horizontal y desaparecen los gendarmes. Aprovechar este momento para acceder al filo de la cresta. Continuar por el filo hasta que vuelven a aparecer los gendarmes.

Los evitaremos por la vertiente W, por una serie de terrazas hasta enganchar con la parte alta de un corredor que recorre la cara W del Petit Pic. Seguir este corredor durante 100m para alcanzar de nuevo el filo, en una nueva brecha.

Desde aquí podemos ver la chimenea que da acceso a la parte alta del Petit Pic. Destrepar unos metros para acceder a la base de la chimenea. Atacar la chimenea. Se supera en dos largos, en terreno mixto con pasos en roca de III+. Las reuniones están montadas.

Una vez superada la chimenea desaparece la arista y la pendiente se suaviza. Los últimos metros son una serie de terrazas que superaremos con algún paso de III. hasta llegar a la cumbre.

DESCENSO

Descender de la cima en dirección al collado, en busca de una canal que se pierde en la vertical. Descender por esa canal hasta el borde donde se encuentra una instalación de rápel a la derecha (clavos).

Rapelar hacia el collado, 40 metros. Aún queda un pequeño destrepe pero delicado para llegar al collado de la Fourche. A partir de aquí seguir la línea de rápeles del corredor de la Fourche, a la izquierda en el sentido de bajada.

Descender por toda la Grand ralliere hasta llegar al refugio de Pombie.

DATOS TÉCNICOS

Desnivel:
600m.
Dificultad: D
Horarios: 1h 30min de aproximación; 5h-6h para la vía; 2h para el descenso.
Material: Piolets técnicos, crampones, un juego de friends y fisureros, anillos y mosquetones.
Época recomendada: De diciembre a abril.

El corredor de la Fourche recorre el Midi desde la Grand Ralliere hasta el collado que forman sus dos grandes cimas, el Grand Pic y el Petit Pic.

Visible desde la frontera, es una de las vías más repetidas del macizo, dando la oportunidad de concluir la escalada en el propio collado o ascendiendo a una de las dos cimas principales.

ACCESO

Desde el refugio de Pombie, seguiremos el itinerario de la ruta normal hasta cruzar el caos de grandes bloques. En este punto abandonaremos este itinerario para a nuestra izquierda empezar a remontar el gran cono que desciende desde el collado. Iremos ganando altura y pronto podemos ver nuestro objetivo. Poco a poco el cono se va estrechando hasta convertirse en corredor, donde comienza la escalada.

ITINERARIO

Se trata de una línea lógica. Seguiremos el corredor que presenta una inclinación mantenida entre 45º y 50º. A mitad del corredor, en la zona más estrecha, en años secos queda un tramo de roca a la vista. Se supera con pasos de escalada en roca de III.

El corredor desemboca en el collado de la Fourche. Podemos dar por concluida la actividad u optar por ascender a una de sus dos cimas principales.

Para subir al Petit Pic, escalaremos un pequeño resalte, expuesto, para situarnos debajo de una pared vertical. Se trata de un largo de escalada en roca con una dificultad máxima de IV. Un pequeño corredor (45º) nos deja en la parte final de la ascensión. Se trata de un sistema de terrazas, las escalaremos buscando el itinerario más fácil (III) para llegar hasta la cumbre.

Para subir al Grand Pic, a nuestra derecha, subiremos por un pequeño circo hasta unas peculiares placas grises que destacan por su color. Haremos una travesía en roca con algún paso de adherencia (clavos) y escalaremos después una chimenea que desemboca en una amplia terraza (IV). A partir de aquí la escalada es intermitente. Iremos ganando altura por un sistema de terrazas y canales de nieve hasta llegar prácticamente a al cima del Grand Pic.

DESCENSO

Desde el Petit Pic bajaremos por el mismo itinerario por el que hemos subido. Hay una instalación de rapel para superar la pared vertical que lleva al collado de la Fourche (40m). Desde el collado bajaremos por el corredor. Existe una línea de rápeles en la parte izquierda en el sentido de bajada hasta llegar a la Grand Ralliere. Descenderemos todo el cono hasta llegar al Refugio de Pombie.

Desde el Grand Pic seguiremos el itinerario de la ruta normal ( ver ficha técnica de la ruta normal).

DATOS TÉCNICOS

Desnivel:
450m.
Dificultad: AD+.
Horarios: 1h 30min de aproximación; 3h-4h para la vía y 2h para el descenso.
Material: Piolets técnicos, crampones, algunos friends o fisureros, anillos y mosquetones.
Época recomendada: De diciembre a mayo.

CARA NORTE VIRAS DEL EMBARRADERE

Esta vía transcurre por la cara N del Midi. Es la vertiente de la montaña más espectacular, por su soledad y verticalidad.

Las viras del Embarradere recorren en diagonal y a mitad de pared la cara N y el circo del Embarradere, para desembocar en la Fourche, collado entre el Grand Pic y el Petit Pic. La primera ascensión data de 1896 y la llevaron a cabo el cuarteto de la época formado por D’Astorg, Henri Brulle, Passet y Salles.

ACCESO

Desde el Refugio de Pombie, tomar el mismo itinerario que la vía normal hasta el collado de Suzón. Por la otra vertiente, procurando no perder altura, trazar una diagonal para alcanzar la Brecha de Moundhels. Bajar por una canal para acceder a la base de la cara norte.

ITINERARIO

De frente podemos observar la Brecha de los austriacos donde comienza la escalada. Remontaremos unas canales (50º) para llegar a ella.

El siguiente objetivo es la Brecha del Gendarme. Realizaremos travesías expuestas y de difícil protección y ascenderemos varias canales de nieve (50º) para acceder a esta. Continuaremos en diagonal ascendente hacia la derecha realizando más travesías hasta una gran pala (45º) que desemboca en el filo del espolón NO. Desde este punto se ve el resto del itinerario hasta el Pitón de la Fourche. Seguiremos una línea de estrechas e inclinadas viras hasta llegar a un pequeño circo.

Aquí resulta recomendable realizar un rápel de 60m. desde lo alto del circo para acceder a la entrada de un largo corredor ( 200m.) situado un poco por debajo del circo.

Remontaremos el corredor, dos grandes bloques nos cortan el paso. Los superamos por la derecha realizando pasos en roca de III+, IV.

Una vez en el Pitón, bordeamos el circo que forman las dos cimas principales del macizo para llegar al collado de la Fourche.

A partir de aquí se nos presentan 3 opciones. Descender por los rápeles del corredor de la Fourche hacia el S o ascender a una de las dos cimas principales, redondeando así la jornada. Si optamos por ascender al Grand Pic, tendremos que superar un largo de escalada, la travesía de las placas grises (IV, clavos), y una chimenea hasta una gran terraza. A partir de aquí iremos ganando altura por terrazas y canales hasta desembocar en las amplias palas que nos conducen hasta cima.

DESCENSO

Si hemos ascendido a la cima principal, Grand Pic, descenderemos por la ruta normal, teniendo especial atención con las pendientes mantenidas a 45º y siendo recomendable montar rapel para bajar las chimeneas.

En el caso de ascender el Petit Pic descenderemos por el sistema de rapeles (izquierda mirando hacia abajo) del corredor de la Fourche.

DATOS TÉCNICOS

Desnivel:
700m.
Dificultad: D+.
Horarios: 2h de aproximación; 6h-8h para la vía y 2h para el descenso.
Material: Piolets técnicos, crampones, un juego de friends y fisureros, 3 tornillos de hielo, anillos y mosquetones.
Época recomendada: De diciembre a mayo.

CORREDOR POMBIE-SUZON

Se trata de uno de los corredores más bellos del Pirineo. El itinerario transcurre por la canal que forma la punta Jean Sante con el macizo principal. Es una escalada de corte clásico y de compromiso, debido a su acceso, a la propia escalada y al entretenido descenso.

Curiosamente la primera ascensión la realizó en solitario Hervé Butel, en marzo del 66.

ACCESO

Desde el refugio de Pombie seguir el itinerario de la ruta normal. Atravesar el caos de grandes bloques característico tras la zona vivac. Una vez superado este tramo, abandonar la ruta normal para ascender hacia la pared. La entrada a las viras se encuentra en el punto más bajo de la muralla de Pombie, visibles en todo momento.

ITINERARIO

La entrada al corredor se realiza por una larga repisa que asciende en diagonal de izquierda a derecha. En función de las condiciones nos podemos encontrar la repisa seca o con nieve. Escalando la repisa, en su parte central nos podemos encontrar pasos de escalada de III+. Lo normal es superar la repisa en tres tiradas de cuerda.

Nos encontramos ahora en el cono de entrada, es una pala amplia de nieve, de unos 100 metros e inclinaciones de 45º al principio y 50º en la parte superior.

A medida que avanzamos la canal se va estrechando, ya a la entrada del corredor. Superamos un primer abombamiento de 65º para llegar a la base del primer resalte. 10 metros a 70º y una sucesión de canales a 60º para llegar al segundo resalte. 15 metros a 80º y una sucesión de canales a 60º después.

En caso de estar seco, hay que superar 25 metros con pasos de escalada de V.

A partir de aquí se suaviza la pendiente 50º con cortas zonas más empinadas hasta llegar a la base del último resalte, pocos metros antes del final del corredor. Se trata de un largo de 30 metros entre 70º y 80º. En el caso de estar seco pasos de escalada de V.

Superado el resalte, remontaremos una rampa de nieve a 50º para acceder al collado que indica el final del corredor. Es posible ascender a la cima Jean Sante por repisas en mixto de III, unos 30 metros.

DESCENSO

Iniciaremos el descenso desde el collado. Realizaremos una travesía con mucho ambiente hacia el sur (20m.), hasta otro collado. Tras un destrepe de entre 10 y 15 metros llegaremos a la primera instalación de rápel.

Haremos 5 rápeles por una canal (corredor Pombie- Peyreguet) hasta llegar a un amplio circo. Bajar en diagonal a la derecha , un último rápel desde un bloque nos dejará en el suelo, en la Grand Ralliere. Desde aquí caminaremos bordeando la base de la montaña hasta el refugio de Pombie.

DATOS TÉCNICOS

Desnivel:
430m.
Dificultad: MD
Horarios: 1h de aproximación; 5h-6h para el corredor y 2h 30min para el descenso.
Material: Piolets, crampones, 5 tornillos de hielo, clavos, un juego de friends y fisureros, anillos y mosquetones.
Época recomendada: De enero a abril.

EPÍLOGO



El Midi d´Ossau tiene algo especial. Como guía de montaña, y como amante del alpinismo, he visitado y recorrido por todas sus caras la mayoría de montes pirenaicos. Pero siempre he dicho, y mantengo, que el Midi es mi montaña preferida del pirineo, tanto en verano como en invierno.

Siempre recordaré con mucho cariño la primera vez que llegué a su cima. Fue en verano, con mi padre, y por la ruta normal. Fue una de mis primeras experiencias de trepada.

No sabría explicar lo que sentí. Ese gusanillo, esos nervios cuando haces algo especial.

Curiosamente sólo lo he vuelto a experimentar una vez más esa sensación. Y quizás no por casualidad, de nuevo en el Midi, aunque esta vez durante el invierno, con Miguel.

Fue cuando hicimos la vía de las Viras del Embarradere. Dos jornadas mágicas.

Salimos tranquilamente, a la aventura, con la casa a cuestas ya que no teníamos mucha información y no sabíamos que nos íbamos a encontrar. Vivaqueamos en el espolón NO, en medio de la cara norte del Midi. No pegamos ojo en toda la noche, pero fue una aventura muy especial.

Así que no puedo por menos que animar a todos a que os adentréis en esta montaña. Seguro que sentís esa sensación tan bonita, ese gusanillo, esos nervios que sientes cuando haces algo muy especial...


El Midi d'Ossau, una de las montañas más especiales de los Pirineos




Ruta normal vista desde el collado de Suzón.

Alberto Olaizola saliendo de la segunda chimenea.

Escalada en mixto en la primera chimenea

Zona intermedia de la arista

Acceso a la arista a partir del collado de Peyreguet

Miguel Fernández sorteando gendarmes al inicio de la arista.

Últimos metros en el corredor SW que desemboca en plena arista para abordar la chimenea.

Chimenea que da acceso a la cima del Petit Pic.

Superando el resalte a mitad de corredor. Condiciones secas. Foto de D. Lombas.

Rapelando el corredor de la fourche. Foto de D. Lombas.

Acceso al corredor por la Grand Ralleiere.

Acceso a la cara norte desde el Collado de Suzón.

Miguel Fernández llegando al pitón de la Fourche.

Escalada en mixto para superar los resaltes del corredor.

Acceso al corredor por las viras.

David Lombas escalando el segundo resalte en condiciones secas.

Zona intermedia del corredor.

Refugio de Pombie. D. Lombas y M. Escobar preparándose para escalar. Foto M. Gatón.

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
4 comentarios

4. jero - 12 Ago 2012, 14:39
Muy interesante el artículo. Me parece una montaña cuyas posibilidades invernales últimamente están un poco olvidadas. Tengo ganas de visitar el Midi d Ossau en invierno. Mi experiencia invernal en esta montaña se reduce al Corredor de La Fourche y ascensión al Petit Pic, y me pareció una actividad muy bonita. Ya me entró el gusanillo de ascender al Pic en invierno, y la verdad que empezaré por la normal, porque el aspecto invernal de la vía tiene que ser muy especial. Más adelante me gustaría plantearme hacer otra de las rutas invernales que se proponen, la de la Vira de la Embarradére, por ejemplo, la cual tengo hecha en verano. Y si algún se alinean los astros se alinean de forma favorable y me encuentro en plena forma, ascender el Pombie-Suzon sería un sueño hecho realidad, pero a mis 43 años ya no sé si será posible. El epílogo me ha resultado profundamente evocador. Zorionak por el artículo.

Informar de comentario ofensivo
3. RainForest - 25 Abr 2012, 14:39
Muy bueno el reportage y mucho mejor el epílogo...

Informar de comentario ofensivo
2. humion - 24 Abr 2012, 18:03
Fernando te seguimos desde Frías

Informar de comentario ofensivo
1. Miguelvrt - 23 Abr 2012, 02:49
Muy buen articulo de un lugar muy especial del Pirineo

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International