Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
s: 0
c:
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 25 de Abril de 2014

USHBA, La reina del Cáucaso

Ushba desde el campo base

“Mountains of the World es un glorioso volumen con excelentes fotografías de casi todas las montañas de las que alguna vez se ha oído hablar. En la cocina de una casa del norte de Londres, mi copia estaba sobre la mesa. Mick Fowler, Bert Symmonds, Maggie Urmston y yo mismo estábamos babeando sobre las fotos de las cimas caucásicas. Ushba en particular, se apoderó de nuestra imaginación. La imagen mostraba una fiera Matterhorn bicéfala. Parecía como si una enorme cara Dolomita hubiera sido soldada a la cara norte de las Droites. En su parte más alta, la cara oeste se elevaba 1600 metros sobre el glaciar…“

A.V. Saunders. The British Caucasus Expedition 1986
Texto y fotos: Tomeu Rubí y Cati Lladó

Estos dos viejos conocidos de los lectores de Barrrabes pertenecen a esa estirpe de alpinistas que buscan la esencia y la exploración antes que los caminos trillados, el nombre, y el coleccionismo de picos, lo tópico y lo obvio.

No es su primera presencia en Cuadernos Técnicos ni en nuestra web. En 2011 nos regalaron con un estupendo reportaje de alpinismo de exploración en Kirguistán, en donde consiguieron algunas primeras de calidad a las bellas y desconocidas montañas del Asia Central; una zona, por hacernos una idea, que tan solo había sido visitada por 4 expediciones anteriormente.

“Explorar estas regiones vírgenes nos ha proporcionado una gran sensación de libertad, puesto que adentrarnos en un glaciar donde hay gran cantidad de montañas que no han sido ascendidas nos da la posibilidad de elegir no solo cual sino también por donde ascenderlas sin ningún tipo de restricción, más que la dificultad a la que nos queramos enfrentar.”, nos decían entonces.

Y siguen en ello. Siempre buscando, siempre evitando los caminos trillados.

Cara sur del Ushba sur, con Ushba norte al fondo

Introducción

El Ushba es la montaña más bella y difícil de la cordillera caucásica, también llamada la Reina del Cáucaso (1). Toda la historia del alpinismo ruso está fuertemente conectada con la palabra - Ushba. El nombre viene del Svaneti, lengua usada en la región georgiana donde está ubicada, Svanetia.

El Ushba tiene dos cimas, la cima norte (4690m) es un poco menos elevada que la cima sur (4710 m). Durante muchos años la ruta normal de la cima norte (4A de grado ruso) fue la más popular y frecuentemente escalada del Ushba - pasa por la llamada cascada de hielo del Ushba y se accede desde el Norte (Rusia). A día de hoy, esta ruta excepcionalmente bella, es inaccesible ya que significa traspasar la frontera de Rusia con Georgia e implica la violación de la ley.

Todas las rutas al Ushba desde Georgia son mucho más largas y difíciles. Requieren además llevar a cabo una experiencia única de viaje a Svanetia (Georgia).La mayoría de ascensiones a la cima norte del Ushba se realizan por la arista noreste. La ruta más accesible a la cima sur del Ushba es la de Gabriel Khergiany (5A Grado Ruso).

El Ushba tiene sus propias condiciones climáticas locales, normalmente peores que las de sus alrededores. El macizo del Ushba es uno de los más altos y con más glaciares de la cordillera caucásica y de alguna manera atrae el mal tiempo.

Historia de la escalada

La ruta normal a la cima norte fue escalada por primera vez en 1888 por John Garford Cokkin y por el guía de montaña Ulrich Almer, y es ya considerada una grand course. Desafortunadamente, está situada en la frontera entre Rusia y Georgia, cosa que suele traer problemas. La cima sur (4710 m) situada completamente en Georgia, es más difícil y fue escalada por primera vez 15 años después de la norte, en 1903, por un equipo internacional de alpinistas alemanes, suizos y austriacos al mando de B. Rickmer Rickmers (2). El equipo de G. Khergiany abrió la ruta más asequible hoy en día a la cima sud en 5 días el año 1937.

La cara oeste de la cima sur supone más de 1600m de escalada desde el glaciar Ushba. Los alpinistas de la era soviética abrieron numerosos itinerarios en esta cara (3). La ruta Myshialev – 6A (grado escala rusa o ED+) fue abierta en 17 días en 1962 por el equipo de L. Myshialev. La última ruta abierta en esta cara (que es de hecho una variante de la Myshliaev'62) se abrió en el verano del 2011 por los ucranianos I. Chaplinsky, M. Formen y V. Todorenko. La llamaron Harakternik, 6A. (AAJ-CFT) (3).

En el primer vivac

Nuestra expedición

El 2011 queda atrás, buscamos un objetivo para el 2012...

La idea consiste en buscar algo diferente, un objetivo no demasiado conocido, al menos en España, aunque hay ciertas condiciones: tiene que ser un objetivo difícil pero no imposible para nosotros. Con cierto grado de aislamiento, esto hace que no puedas esperar que otros te solucionen los problemas que vagan surgiendo. Además debe haber cierto grado de incertidumbre, deseamos dejar algo de espacio a la improvisación. Por supuesto están las limitaciones económicas... por si todo esto fuera poco ¡¡¡debe ser una montaña bonita !!!

Con estas premisas iniciamos la búsqueda de posibles objetivos, y es así como aparece de repente una fotografía del Ushba en la pantalla del ordenador. Aunque no mucha, conseguimos algo de información sobre la montaña en la red. Algunas fotografías nos aseguran que se cumple uno de nuestros requisitos, es preciosa, quizás por esto se la conoce como la reina de Cáucaso.

También se la considera la más difícil de esta cordillera. Es una montaña bicéfala, y su cima sur la más alta y difícil. No tiene ninguna ruta en la que no se necesite escalar, con lo que se cumple otro requisito. Solamente hallamos noticias de una ascensión española a esta montaña. En el año 1968 una expedición formada por A. Faus Costa, Joaquín de la Cámara, Mariano Arrazola, Carlos M. Repiso, Manuel Oronoz, Moisés Castaño, L. B. Durand, A Marquez y Fernando Domingo, conducidos por Félix Menéndez, presidente de la FEM, Ayudado por J. García Orts presidente del GAME castellano, consiguieron, al segundo intento, ollar la cima del Ushba norte por su arista norte. Tercer requisito cumplido.

El hecho que no exista equipo de rescate y que haya pocas ascensiones a esta montaña hace que el objetivo vaya encajando cada vez más con nuestras ambiciones.

Conseguimos contactar con unos alpinistas franceses que en el 2010 estuvieron en la montaña y sabemos por ellos que es posible organizar todo lo necesario una vez en el país. No necesitamos contratar infraestructura de campo base ni pagar a ningún guía. El permiso necesario para acceder a la montaña no cuesta nada. Solamente será necesario contratar los servicios de un porteador que con un caballo nos ayudará con el transporte de todo lo necesario para estar unos 20 días en la montaña.

Con todos estos datos decidimos que el Ushba será nuestro próximo objetivo aunque un accidente escalando hace que lo tengamos que posponer para el verano de 2013.

Headwall con ruta Myshialev marcada

Otra perspectiva de lo escalado

La expedición, julio 2013

El 15 de julio salimos hacia Tbilisi, capital de Georgia, donde pasamos dos días y aprovechamos para comprar toda la comida necesaria para la expedición. La noche del 18 al 19 de julio la pasamos metidos en un destartalado tren que nos lleva hasta Zugdidi. Allí cogeremos un taxi, que compartimos con dos chicas rusas, hasta Mestia, la capital de Svanetia. La mañana siguiente nos dirigimos en vehículo hasta Mazeri, último pueblo antes de adentrarnos en las montañas. Poco antes de llegar, hemos parado en un puesto militar para registrarnos y tramitar el permiso de fronteras, necesario para acceder a la montaña.

El 20 de julio desde Mazeri y con la ayuda de un arriero empezamos la aproximación a la montaña. Es en este momento cuando nos damos cuenta que la información de la que disponemos no es muy fiable, pues basándonos en la experiencia de la expedición francesa del 2010, hemos previsto dos días para la aproximación. Uno para llegar hasta un último control militar, (el caballo que nos ayuda sólo puede llegar hasta este punto) y otro hasta el Campo Base. El resultado es que con hora y media de marcha ya estamos en el control militar, y con hora y media más llegamos ya al lugar donde plantamos nuestro campo base. Es por este motivo que aprovechamos el resto del día para realizar otro porteo hasta el base e instalarlo. Durante la aproximación hemos coincidido con dos finlandeses que nos dan el parte meteorológico: se pronostican 5 o 6 jornadas de buen tiempo. Es por ello y porque sabemos que esta meteo no se suele dar en el Ushba, que decidimos que a la mañana siguiente saldremos a nuestro primer intento. Si la cosa no sale bien siempre servirá de aclimatación.

Tomeu, en un tramo de mixto

Cati, con el 2º vivac al fondo

Desafortunadamente, la mañana amanece con lluvia, que por momentos parece que se disipa. Son dos las veces que preparamos las cosas para salir hacia la montaña, pero las dos se ven frustradas porque de nuevo empieza a llover. Al final pasaremos otra noche aquí.

El 22 de julio amanece con buen tiempo y esta vez sí salimos hacia lo desconocido. Con la ayuda de la información recopilada tenemos bastante claro por donde discurre la parte alta de la ruta que hemos elegido, la ruta Mishliaev. Ésta empieza una vez superado el glaciar y discurre por un espolón orientado al oeste por un terreno muy laberíntico cuyo principal problema es el estado de la roca, pues tiene zonas muy descompuestas, y aunque no tiene mucha dificultad técnica, con el peso de la mochila y el riesgo de desprendimiento no hay lugar para el despiste. Para esta parte de la montaña parece haber tres opciones, aunque lo único que hemos conseguido son algunas fotografías con lineas poco claras, por lo que hay que improvisar. Pasamos la primera noche a unos 3200m, ya que encontramos un lugar donde montar la tienda. No parece que la ruta de muchas opciones para la instalación de la tienda de aquí en adelante.

Ubicación del 2º vivac

El segundo día vuelve a amanecer nublado, y aunque al principio de la jornada no llueve, si va hacerlo durante casi todo el día. Cuando buscábamos información sobre el Ushba leímos que es una montaña que suele tener peores condiciones meteorológicas que sus vecinas, y es algo que constatamos ya que aunque el día sea esplendido por la mañana siempre se crean unas nubes que se enganchan a la parte alta de la montaña y hacen que las condiciones sean duras.

Unas ocho horas progresando bajo la fina lluvia nos depositan en un fantástico balcón donde montamos el que será nuestro segundo vivac a unos 3850m, aunque muy expuesto al viento. Este motivo y el hecho que la intensidad del viento crece mucho, hace que durante la noche tengamos algunos problemas, y una varilla perfore la tienda, cosa que nos obliga a pasar algunas horas aguantándola hasta que amanece y el viento pierde intensidad.

El 24 amanece en peores condiciones y decidimos esperar otro día en este lugar. Aprovechamos la jornada para reparar la tienda, y puesto que el tiempo mejora al mediodía decidimos escalar los dos primeros largos del head wall (unos trescientos metros que discurren entre diedros y fisuras con dificultades de 6B/C y A2). Nuestra intención era realizar una ascensión en estilo alpino, pero dado que los días van pasando rápido no podemos perder toda la jornada sin progresar. Así que instalamos unos 70m de cuerda. Los anteriores inquilinos de este lugar dejaron abandonada una bolsa con algo de comida, hurgamos en ella y conseguimos recuperar dos sobres de noodles, servirán para aumentar nuestras reservas en caso de necesidad ya que vamos escasos de víveres. Evidentemente están caducadas.

Tomeu en la arista que lleva al 2º vivac

Cati en una zona de mixto

Arriesgarse...

Llegados a este punto decimos arriesgar e intentar un ascenso rápido, sin saco, ni tienda, ni nada que no sea absolutamente necesario. Pensamos que al tener los dos primeros largos fijados nos resultará más rápido superar el head wall sin mucho peso. Una vez superado, todo debería ser más rápido, pues la montaña pierde inclinación y creemos que podremos progresar en ensamble.

El 25 de julio con los primeros rayos de sol nos ponemos en marcha, la progresión es más o menos rápida y en unas ocho horas superamos la parte más difícil. Desafortunadamente, cuando entramos en la zona de mixto que debería ser más rápida, las condiciones de la nieve no permiten que así sea, por lo que perdemos mucho tiempo ya que también es un terreno muy difícil de proteger. Llegamos a unos 4300m, analizamos la situación y decidimos dar la vuelta.

Tomeu en el Headwall

Quizás volvamos a intentarlo dentro de unos días pero ahora debemos aprovechar las pocas horas de luz que nos quedan para descender todo lo posible. En el primer rápel se nos engancha una cuerda que tenemos que cortar, lo que nos obliga a descender con rápeles de 30m y a perder más tiempo. Ya de noche estamos de nuevo en la tienda. Al día siguiente descendemos al campo base.

El 28 de julio el tiempo empeora mucho, pasamos un día completo en la tienda. Debemos descender para que los militares nos prolonguen el permiso, pues éste tiene una vigencia de diez días y ya llevamos nueve por aquí. Decidimos desmontar el campamento ya que con una sola cuerda no podemos intentar otra vez esta ruta, pensamos que quizás podamos intentar otra ruta por la cara sur.

Tomeu en el Headwall

Volvemos a Mazeri y luego a Mestia. Unos días más tarde, haremos la aproximación a la ruta Khergiany por la cara sur e incluso subimos unos largos de la ruta pero el mal tiempo y las malas condiciones de la nieve nos obligan a regresar. No será posible subirnos al Ushba en esta ocasión, será que no era el momento. De todos modos, nos vamos de Svanetia y de Georgia con buen sabor de boca. Hemos disfrutado mucho, y conocido la realidad del Caucaso, donde es difícil encontrar una buena meteo. Animamos a visitar esta región, pues tiene muchas posibilidades.

Tomeu rapelando la ruta

Tomeu Rubí y Cati Lladó

Estos dos viejos conocidos de los lectores de Barrrabes pertenecen a esa estirpe de alpinistas que buscan la esencia y la exploración antes que los caminos trillados, el nombre, y el coleccionismo de picos, lo tópico y lo obvio.

No es su primera presencia en Cuadernos Técnicos ni en nuestra web. En 2011 nos regalaron con un estupendo reportaje de alpinismo de exploración en Kirguistán, en donde consiguieron algunas primeras de calidad a las bellas y desconocidas montañas del Asia Central; una zona, por hacernos una idea, que tan solo había sido visitada por 4 expediciones anteriormente.

“Explorar estas regiones vírgenes nos ha proporcionado una gran sensación de libertad, puesto que adentrarnos en un glaciar donde hay gran cantidad de montañas que no han sido ascendidas nos da la posibilidad de elegir no solo cual sino también por donde ascenderlas sin ningún tipo de restricción, más que la dificultad a la que nos queramos enfrentar.”, nos decían entonces.

Y siguen en ello. Siempre buscando, siempre evitando los caminos trillados.

“Nos gusta montarnos nuestra historia, decidir todo. Ir a lugares nuevos, con incertidumbres. Evitar las rutas normales equipadas, las cosas muy hechas. Procuramos que no haya gente. Si hay traza hecha ya no nos gusta...en cierta forma, de eso se trata en el alpinismo, ¿no?”

Ambos comparten esta pasión aun desde antes de conocerse. “En mi caso, enseguida, con 19 años y poca experiencia, quise ampliar los límites. Cuando tocaba tresmiles, empecé ya con cosas fáciles en Alpes...con esa edad fui al Aconcagua. La escalada clásica, apenas hacía ni hago deportiva...En el caso de Cati, antes de conocernos estudió en Inglaterra, y allí comenzó con la montaña apuntándose al Outdoor Club At Imperial College. Eso marca mucho, porque descubrió el gran espíritu alpinístico británico, aprendió a escalar con las reglas éticas de las islas, metiendo cacharros...también participó en algunas expediciones inglesas, como a Bolivia, a la Cordillera Apolobamba, casi inexplorada.

Después nos conocimos, y nuestro punto de vista sobre el alpinismo y las montañas era el mismo. Y seguimos juntos.

Esto supone un (aparente) hándicap, como puede verse en este relato: es más difícil conseguir los objetivos, si estos se reducen a una cima: “ya...lo que ocurre es que el objetivo en si es el viaje, la escalada, la exploración...la cima no tanto, aunque es importante. Pero para nosotros el estilo, el sitio, la montaña, elegir el camino...todo eso es lo fundamental. Agradecemos más este intento y otros que muchas cimas que hemos conseguido.”


Pero la montaña no lo es todo. “Una parte muy importante para nosotros es el viaje en si, el destino como país. Nos gusta mucho ir a las repúblicas ex-soviéticas, Africa...llegar, aproximación, país...la montaña es la guinda a un viaje.”

Evidentemente, un plan cerrado no es posible. Ni les gusta. “Cuando viajas así, cuando vas a montañas de las que no hay casi información, no puedes llevar un plan cerrado. Nos ha pasado de todo, desde perdernos la mitad del material (y esto no es como ir al Himalaya con agencia, que puedes conseguir, en esta ocasión tuvimos que adaptar la actividad a lo que nos quedó).

Es que al llegar y verlo, ya no es que tengas que cambiar de vía, o de vertiente: es que tener que cambiar de montaña es algo que puede pasar.”

Cati con el 2º vivac abajo

GUÍA PRÁCTICA USHBA

Acceso: Mestia, Svanetia, Georgia (por Rusia no es posible a día de hoy).
Vuelos: a Tbilisi, capital de Georgia (hay vuelos diarios con Lufthansa desde Múnich y también con Turkish Airlines desde Estambul). Otra opción es volar a Kutaisi, a donde hay vuelos desde Rusia e Ucrania. Transporte terrestre: Para llegar a Mestia (capital de Svanetia) hay que ir primero hasta Zugdidi, donde podemos llegar vía tren (9 horas) o vía bus (12 horas). Luego se puede tomar una martxuca (minibús) o un taxi hasta Mestia (unas 4 horas).
Si se elige viajar en tren recomendamos comprar el billete con algo de antelación, ya que así es posible viajar en litera a un precio razonable. La butaca es muy incómoda.
En cuanto asomas la nariz por la puerta del tren en Zugdidi, ya esperan los encargados de las martxucas para llevarnos a Mestia.
Desde la plaza de Mestia salen, por la mañana, martxucas con diferentes destinos. Si nos coincide alguno de ellos podremos realizar nuestros trayectos a precios muy económicos. También existe la opción de negociar el precio con algún local para que nos lleve donde deseamos (más caro).
Aproximación a las rutas: Diferentes rutas de trekking hacen posible el acceso al Ushba, dependiendo de la cima (sur o norte) y de la ruta de ascensión elegida. Para ascender la ruta Khergiany a la cima sur debemos llegar a Mazeri (poco más de 1 hora en taxi saliendo de Mestia), desde donde una pista sube hasta unas ruinas (Gul) y de allí al Glaciar Gula y a la base de la pared (~7 horas). Por otra parte, para ascender la cima norte o las rutas de la cara oeste (como por ejemplo la Myshialev). Desde Mazeri, iremos hasta el puesto de los militares encargados de guardar la frontera (6 Km.) y desde aquí iremos hacia la cascada de Becho. Justo por encima de estas, ya llegamos al glaciar Ushba (~3 horas).
Permisos: Es necesario obtener un permiso de los militares ya que el Ushba está situado en zona de fronteriza regulada. El permiso debe tramitarse en el puesto militar que hay antes de llegar a Mazeri en Vehículo (Ojo! No se puede obtener en el puesto militar que hay cerca de la cascada de Becho. Si se llega a este punto sin permiso no será posible acceder a la montaña).
Material: No es posible encontrar material técnico alguno en Georgia. No es posible comprar cargas de gas, así que si se va allí en avión se recomienda llevar hornillos de gasolina.
Mapas: Geoland Trekking Maps 1:50000 (www.geoland.ge). Se pueden comprar en Tbilisi en la tienda Geoland.
Época recomendada: julio-agosto.

Otras montañas en la región de Svanetia: Tenuldi (4858m), Shkara (5203m), Zeskho (3792m), Tetri Utsobi (4049m), Shavi Utsobi (4100m), Ailama (4547m),

Referencias
(1) A.V. Saunders. The British Caucasus Expedition 1986. American Journal 1987. pp 129-135.
(2) www.summitpost.org/ushba/153969
(3) aaj.americanalpineclub.org/climbs-and-expeditions/asia/georgia/2011-ushba-4710m- south-pillar-harakternik-by-lindsay-griffin-mountain-info /
(4) www.alexclimb.com/en_alpin_01.php?a=05_2_3

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
1 comentario

1. 7peakwolf - 28 Abr 2014, 21:23
Me encanta esta pareja. Su forma de pensar y actuar y, los sitios a los que van. Les sigo desde que les lei por primera vez. Enhorabuena, soys especiales.

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International