Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 03 de Septiembre de 2015

(Incomplete) Birthday Present: Alpinismo de exploración en el corazón del valle del Khumbu

Sondeando para encontrar un lugar por donde superar la grieta que no se ve

Tomeu Rubi y Cati Lladó son viejos conocidos de los lectores de Cuadernos Técnicos Barrabes. Amantes del alpinismo de exploración, son unos excelentes representantes de esa corriente que piensa que el mundo es inmenso para aquellos que siguen su propia senda y abandonan los caminos trillados.

“Explorar estas regiones vírgenes nos ha proporcionado una gran sensación de libertad, puesto que adentrarnos en un glaciar donde hay gran cantidad de montañas que no han sido ascendidas nos da la posibilidad de elegir no solo cual sino también por donde ascenderlas sin ningún tipo de restricción, más que la dificultad a la que nos queramos enfrentar”, nos decían una de las primeras veces que publicamos un reportaje suyo, en 2011, cuando consiguieron algunas primeras de calidad a las bellas y desconocidas montañas en Kirguistán, en una zona, por hacernos una idea, que tan solo había sido visitada por 4 expediciones anteriormente.

Después hicieron lo mismo en zonas apenas visitadas del Caúcaso. Y este año decidieron visitar Nepal, para encaminarse a unas montañas de las que apenas había información sobre sus ascensiones. Eligieron el Peak 4, una cima virgen de 6.720m en la zona del Makalu. (NR: confirman a Tomeu que la montaña tiene una cima histórica. No consta en el registro del Gobierno de Nepal porque los alpinistas que la realizaron no tenían permiso de ascensión, y no lo anunciaron.)

No consiguieron la cima...por poco. Es lo habitual en este tipo de alpinismo incierto y comprometido. Pero como siempre, la aventura y la pasión suplen con creces la supuesta falta de éxito.

“Nos gusta montarnos nuestra historia, decidir todo. Ir a lugares nuevos, con incertidumbres. Evitar las rutas normales equipadas, las cosas muy hechas. Procuramos que no haya gente. Si hay traza hecha ya no nos gusta...en cierta forma, de eso se trata en el alpinismo, ¿no?. El objetivo en si es el viaje, la escalada, la exploración...la cima no tanto, aunque es importante. Pero para nosotros el estilo, el sitio, la montaña, elegir el camino...todo eso es lo fundamental. Agradecemos más este intento y otros que muchas cimas que hemos conseguido.
Una parte muy importante para nosotros es el viaje en si, el destino como país. Nos gusta mucho ir a las repúblicas ex-soviéticas, Africa...llegar, aproximación, país...la montaña es la guinda a un viaje.
Cuando viajas así, cuando vas a montañas de las que no hay casi información, no puedes llevar un plan cerrado. Nos ha pasado de todo. Es que al llegar y ver tu objetivo puede pasar, no que tengas que cambiar de vía, o de vertiente: es que tengas que cambiar de montaña”


Vivac a unos 6000m con el Tutse 6758m (dcha) y el Peak 5632m(izda)


PEAK 4 (6720m, Chamlang/Makalu, Nepal)

UN INCOMPLETO REGALO DE CUMPLEAÑOS

Sin planificarlo claro, había salido perfecto, el día que íbamos a llegar a la cima era el cumpleaños de Cati, ¿Que regalazo, no? Desafortunadamente no pudo ser. La cima quedaba a la vez, muy cerca pero muy lejos. Muy cerca porque estábamos solo a unos 150m pero muy lejos porque una gran grieta nos impedía continuar, al menos, con el grado de riesgo que estábamos dispuestos a asumir. Pero ¡vamos a empezar la historia por el principio!

Abril 2014: buenas noticias

A finales de abril del año pasado llegamos a Namche Bazaar (Nepal) un poco desanimados, ya que básicamente por mal tiempo, no habíamos tenido ni siquiera una opción a nuestra cumbre. Cuando abrimos el correo, la alegría y la ilusión están de vuelta, hemos conseguido ser uno de los seis proyectos financiados por el “Millet Expedition Project 2014” . En nuestro caso, el proyecto nos llevará de vuelta a Nepal, la próxima primavera para intentar una cima virgen, el Peak 4 (6720m), en la zona del Makalu.

Primavera 2015: Vuelta a Nepal

Este año, con el inicio de la primavera, estamos de vuelta en las ruidosas calles de Kathmandu, con sus rickshaws, sus colores y las sonrisas de su gente. Nos tomamos unos días para el briefing y las compras de comida, ya que parece que los tea houses (refugios) en los que vamos a estar durante toda la expedición tienen poca cosa más que Dal bhat (plato tradicional del Nepal que consiste en arroz y sopa de lenteja). Luego volamos a Turmlingtar, donde tomamos un todoterreno que en unas 5h nos lleva a Num, población en la que empieza el trekking hasta el campo base del Makalu.

El Peak 4 se sitúa al oeste del Makalu Bc

El trekking nos supone 6 jornadas en las cuales no podemos evitar recordar las palabras de Lionel Terray cuando al describir la expedición que lograría el primer ascenso al Makalu se refería así a su paso por estos parajes: “A pesar del calor, la humedad y los ataques de miles de sanguijuelas, esta marcha de aproximación realizada a través de una región mucho más salvaje que la que cruzamos cuando íbamos al Annapurna, fue para mí constantemente hechizadora. Con algunas variantes, volví a encontrar todo lo que me había gustado del Nepal: la poesía de su abundantísima vegetación, la filosofía sonriente de sus habitantes, lo pintoresco, en una palabra, todo el encanto de este país que ya me había embrujado cuando lo visité por primera vez y que permanecerá en mi interior hasta el día de mi muerte.”

El 6 de abril a media tarde llegamos al Campo Base, a 4700m. Despedimos a los tres porteadores que nos han acompañado hasta aquí. Se queda aquí Mandip el guía de trekking, parece ser que por imperativo legal debe estar en el base durante toda la expedición. Los días siguen con su tónica habitual desde que empezamos el trekking. Amanece con un cielo despejado que va cubriéndose para dejar alguna precipitación por la tarde/noche.

La cara este del Peak 4 deja pocas opciones que no estén expuestas a la gran línea de seracs que cruza la amplia pared. En la parte izquierda vemos una posible ruta, esta se quedará grabada en nuestra cabeza, es muy estética y podremos observarla a diario desde el campo base.

Parte alta de la ruta al Peak 4

Parte baja de la ruta al Peak 4


Una salida con poca suerte….

El 8 de abril, aprovechamos la mañana para aproximarnos a los pies de la arista sureste, creemos que será una buena opción para el intento a cumbre. Queremos acercarnos todo lo posible puesto que la parte baja de la arista es de roca y tiene tramos que ofrecen muchas incógnitas. Cuando llegamos al pie del primer resalte vertical vemos que a partir de aquí ya necesitaremos material para escalar. El tiempo ha empeorado y las nubes no nos permiten ver la parte superior, pero pensamos que es factible ascenderlo yendo ligeros, con poco material. Hemos subido hasta los 5200m y con esto contribuimos a nuestro proceso de aclimatación, aunque todavía debemos mejorar nuestra adaptación a la altura si queremos tener opciones de subir hasta los 6720m de esta montaña. Queremos subir esta montaña en estilo alpino, sin cuerdas fijas, sin porteadores... Vamos a hacerlo como quién sube cualquier montaña en el Pirineo, en los Alpes. No es el modo más efectivo, las posibilidades de éxito son menores, lo sabemos por experiencia, pero es así como nos gusta hacerlo.

Campo 1


El 9 de abril, salimos hacia el campo suizo a 5200m, donde pasamos la noche. Al día siguiente subimos hasta los 5700m. Nuestra intención es, al margen de la aclimatación, estudiar una posible ruta desde el norte. La verdad es que desde aquí la cosa pinta bien, parece que acceder a una cumbre secundaria de 6585m (según mapa) sea fácil. Hay que tener en cuenta que después habría que superar una larga arista hasta la cumbre principal que no tiene muy buen aspecto.

Cati,con uno de los fondos que más acompañan a nuestras fotografías

Decidimos pasar la noche en este punto, y pensamos que a la mañana siguiente podremos subir algo más para continuar con la aclimatación, pero las cosas no salen siempre como uno quiere. Hay que hacer una plataforma para la tienda ya que por aquí no ha pasado mucha gente y hay que currárselo todo. Tomeu, moviendo una piedra más cabezona que él, siente un pinchazo en la espalda. Lo de subir más alto mañana no podrá ser, y será duro el simple hecho de volver al base. Ese botiquín que siempre llevamos y que casi nunca usamos hace ahora sus funciones. Todavía nos quedan muchos días de expedición y no hay que ser negativos, pero si esto no mejora bastante vemos poco probable poder plantearnos ningún intento. Tomeu incluso tiene sus dudas de poder realizar el trekking de regreso.

Cati y Tomeu de regreso al BC después de una salida de reconocimiento con el Makalu de fondo


Recuperación en blanco

Los días que siguen los pasamos en el campo base. Copiosas nevadas lo dejan cubierto de blanco y tanto nosotros, como porteadores que trabajan para expediciones al Makalu llenamos las horas con juegos de cartas. Con ayuda de algunos masajes, estiramientos y caminatas ligeras parece que la espalda de Tomeu ha mejorado lo suficiente. Han empezado a llegar grupos que van hacia el Makalu (cuyo campo base real no es el que nosotros usamos, sino que se llama Advance Based Camp y se encuentra….) y paran unos días el campo base para aclimatar, lo que supone también llegada de información sobre la meteo. Nosotros no tenemos ningún tipo de infraestructura de comunicaciones y no podemos saber la previsión del tiempo pero tanto los Belgas, como los Eslovacos nos dicen que para el domingo 19, la previsión es de buen tiempo. No sabemos cuántos días va a durar, así que decimos salir el 18 para hacer la aproximación a campo I. Tampoco podemos ya perder muchos días, como muy tarde el 24 tenemos que empezar el trekking de vuelta. Nos hubiese gustado poder aclimatar mejor con otra salida pero los problemas con la espalda de Tomeu y la meteo de la última semana no nos lo permitió. Pensamos que tenemos que aprovechar esta ventana de buen tiempo para hacer el intento a cumbre.

Cati en uno de los tramos más aéreos


Al fin buena meteo…

El 18 amanece despejado, pero como es típico, se empieza a nublar sobre las diez hasta que al empezar la marcha después de comer está todo cubierto y nevando bastante. ¡Vaya ganas! Nos fiamos de la previsión y continuamos con nuestro plan. Mandip, con muchas ganas de ayudar, no entiende que no queramos que nos haga un porteo hasta el campo I. Intentamos explicarle lo del estilo Alpino y parece que sigue sin entenderlo.

Tomeu superando uno de los múltiples resaltes verticales que presenta esta ruta

La nieve de estos últimos días y el peso que llevamos hace que la marcha no sea tan fácil como la que hicimos en nuestra salida exploratoria. A pesar de ello, en unas 3 horas llegamos a lo que será nuestro campo I donde plantamos la tienda, a unos 5100m. Durante toda la subida ha estado nevando aunque ahora ha parado y llegan algunos claros. ¡Veremos mañana, quizá haya suerte! Un sobre de Trek’n Eat y un poco de queso. Habíamos preparado nuestras preciadas galletas de aceite de Mallorca pero se quedaron en el base. ¡Qué mala pata!

Parada para hidratarnos y estudiar el recorrido, con el Honku Chuli 6833m al fondo

Pi-pip, pi-pip, pi-pip… 3:30. De momento, despejado. Allá vamos. Te y galletas, y para arriba. Hemos decido ir lo más ligeros posible, queremos ser rápidos. Con este fin, dejamos en el Campo I la tienda y los liofilizados. Además, únicamente llevamos una de las dos cuerdas dobles que tenemos. Por ello, en los tramos donde no se pueda ir en ensamble, deberemos limitar la longitud de los largos a 30 metros. También llevamos solamente un piolet cada uno. Pensamos que si las condiciones de la pared lo permiten sea posible pisar la cima hoy mismo (¡Pero que flipados!).

El buen tiempo nos acompaña en nuestro intento a cumbre. Cati con el Peak 7 6758m "Tutse" al fondo

Pasado un tramo fácil, nos encordamos poco después del amanecer. A partir de aquí se van sucediendo secciones más verticales donde escalamos en largos de 30 metros y otras donde vamos en ensamble. Pasan las horas y nos damos cuenta que no será posible llegar a cumbre hoy. La nieva caída la última semana sigue sin transformar, lo que nos complica bastante la progresión. Diez horas después de dejar el campo I, estamos a unos 6000 metros, y es un buen lugar para hacer un vivac. Por otra parte, creemos que el frio de la noche hará que la progresión sea más fácil al alba. A partir de aquí, la ruta transcurre sobre nieve. Un poco de té, dos barritas y al saco.

Algunos tramos nos permiten ir en ensamble


(Incomplete) Birthday Present

La noche es fría, las horas no pasan…, pero al fin, suena el despertador. El cielo sigue despejado. Tardamos más de una hora en prepararnos para dejar el vivac, donde dejamos además todo el material de roca ya que pensamos bajar por la misma ruta. Nos cuesta entrar en calor. El estado de la nieve no ha mejorado y no nos permite coger ritmo. A pesar de los relevos, solamente conseguimos superar unos 100 metros de desnivel cada hora. En muchos tramos nos hundimos hasta las rodillas.

Unas seis horas más tarde llegamos a una grieta que nos obligará a bordearla. Al hacerlo, Tomeu incluso se hunde en otra grieta oculta, perpendicular a esta. Por suerte no es muy ancha y se queda en un susto. No sin esfuerzo conseguimos superarlas. ¡Pero las grietas no acaban aquí! Unos 150 metros más arriba, encontramos una grieta mucho más ancha que más bien parece una rimaya. Valoramos la posibilidad de intentar franquearla pero creemos que es demasiado arriesgado. Nos llevamos una gran decepción ya que en ningún momento hemos visto indicios de que pudiera haber un obstáculo como este.

Así, emprendemos un largo descenso. No sabemos si podremos llegar al campo I antes del anochecer, pero lo vamos a intentar. Si no lo conseguimos, ya improvisaremos otro vivac, pero queremos perder el máximo de altura, no nos apetece otra noche como la última. Durante la bajada, donde combinamos rapeles con destrepes, las nubes van apareciendo, alternándose en diferentes puntos y elevaciones del cielo, cubriendo y descubriendo nuestro camino de regreso. Finalmente, vemos nuestra tienda en el campo I. Parece que vamos a llegar….justo antes del anochecer. “Birthday Present” tendría que haber sido el nombre de la ruta, por ser hoy el cumpleaños de Cati. Al no hacer cumbre tendremos que añadir “Incomplete”.

Dar marcha atrás con un día espléndido y estando a sólo 150m de cumbre con una sensación algo amarga


La otra cara de la moneda

A pesar de no haber hecho cumbre, estamos satisfechos con nuestra expedición. La meteo no ha sido ideal pero nos ha permitido movernos y hacer un buen intento a cumbre. ¡Ya nos hubiese gustado disponer de más tiempo para hacer otro intento, pero nos conformamos! La otra cara de la moneda nos espera al final del viaje. Aunque a nivel personal no nos afecta, ya que nosotros ni lo notamos (vamos en un todoterreno que se mueve mucho), el terremoto del 25 de abril es una tragedia para Nepal. Animamos a todo el mundo para que visite algún día este magnífico país, ayudando así a su recuperación (y que si uno puede, colabore con alguna de las ONGs que ahora trabajan allí).

Gracias a todos los que nos han ayudado a que este proyecto se haya hecho realidad: Millet Expedition Project, Federación Balear de Montañismo y Escalada, Ayuntamiento de Porreres, ACIE Bomberos de Palma y Bestard Mountain Boots.

La cima...cerca, pero lejos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
1 comentario

1. 7peakwolf - 04 Sep 2015, 08:18
Geniales y envidiables como siempre!! Enhorabuena y felicidades atrasadas !!

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International