Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 06 de Mayo de 2016

Valle de Benasque-Alpinismo en las Maladetas, 5 corredores imprescindibles

El macizo de las Maladetas, presidido por el Aneto, es uno de los mejores terrenos de juego del alpinismo del país, marcado además por la altura de sus vías. Además de numerosas vías de mixto y roca, en él podemos encontrar un buen número de corredores.

Daniel Vega ha seleccionado 5 de ellos, clásicos de variada dificultad, conocidos en mayor o menor medida, pero de igual belleza e interés. No están todos los que son, pero si son todos los que están.

Textos y Fotos: Daniel Vega
Fotos corredor Estasen: Jorge García-Dihinx

EL CORREDOR, FIGURA FUNDAMENTAL DEL ALPINISMO IBÉRICO

Me gusta definir el alpinismo como el montañismo de compromiso creciente. Si bien el Montañismo consiste en ir a la montaña por placer, independientemente de si se sube a la cumbre o no y de la dificultad que se afronta; el alpinismo consiste en otra cosa: subir montañas por rutas de dificultad creciente, guiados por la estética más que por su cumbre. Subir una montaña por su vía normal, puede considerarse alpinismo para quien dicha vía suponga un reto.

Pero quien colecciona normales que no le suponen una progresión en la dificultad, o repite la misma ascensión sistemáticamente, no será un alpinista sino un montañero (y bien respetable que es ser montañero, me parece motivo de admiración ser un amante de la montaña se haga lo que se haga en ella). Otra cosa es que estemos practicando, o lo que sea, pero seamos honestos: la divisoria entre el montañismo y el alpinismo es una intención personal que no consiste en subir montañas sino en cómo subirlas.

En estos nuestros Pirineos las buenas condiciones para el alpinismo técnico invernal son tan efímeras que la roca o los corredores a menudo son lo único medianamente transitable. Por otra parte, nuestra escuela alpinística, cuyo nivel de base anda algo anémico, parece centrarse en la figura del corredor, un acceso fácil, rápido y bonito a vertientes de montañas que por otras vías podrían ser temibles. Esto, dicho de otro modo más amable significa que los corredores nos permiten ir a sitios guapos y serios más fácilmente. También es cierto que en otros países con mayor trayectoria en escalada invernal también son los corredores las vías más frecuentadas.

Ruego al lector que se conciencie de que las cinco actividades propuestas abarcan desde algo muy fácil que suele hacerse con un sólo piolet, que puede ser un buen objetivo para un alpinista novel, a corredores en los que escalas mixto y hielo “con cuerda y eso”, al alcance de una minoría de alpinistas, los que llegan al nivel medio que supone una vía de MD. De igual manera, como todos sabemos, una escalada fácil con malas condiciones puede ser más difícil que otra mucho más difícil pero en buen estado.

De cualquier modo, aunque no en el mismo periodo, todos estos corredores han estado en nuestra lista de pendientes, y hacerlos de otra manera los hace volver a figurar ahí. En este Macizo de las Maladetas, lugar de ineludible trasiego para todo alpinista en nuestro país; destacan estas cinco actividades, todas de cinco estrellas en su nivel; y en las que una estrategia acertada, sobre todo con respecto a la interpretación de las condiciones y los horarios totales (aproximación, escalada y descenso) será la clave.

ANETO (3404m). Cara SW. Canal Estasen (PD, 50º máx. 200m)

¿Cómo describiros mis sentimientos el día que llegué por vez primera a la cumbre del Aneto, un fin de año de 1990? Un chico de Murcia, que apenas se había puesto los crampones tres veces… Y de repente, veo gente venir por la arista que tengo delante… ¡habían subido por el Estasen! Llegaron a la cumbre con normalidad y vigilados en todo momento por ese murcianillo…

Hoy en día me parece una moñada pero no olvido la sensación de necesidad irremediable que sentí aquella vez, como tantas otras veces. Hoy en día, para aquel que ya ha tenido contacto con la montaña invernal y quiera empezar con la aventura del alpinismo, por ejemplo quien ya haya subido al Aneto por su vía normal, el Corredor Estasen es una actividad excelente y obvia.

Ascendiendo el corredor Estasen con excelentes condiciones.

  • 1ª Ascensión: Lluis Estasen y Josep Rovira el 16/VII/1930.
  • Mejor época: En primavera, hasta entrado el verano; salvo que haya nevado hace pocos días o no haya rehielo, encontraremos la nieve dura por la mañana; y normalmente una verdadera escalera ya tallada que facilitará la ascensión. Si hay buena huella podemos subir incluso con nieve reciente o blanda. Otras opciones pueden ser buscar esa calidad de nieve antes de que sea tan tarde al final de un largo periodo anticiclónico, o a principios de temporada, cuando aún no se mantienen tan bajas las temperaturas (la nieve se transforma antes) y las nevadas vienen más espaciadas: De este modo podemos encontrarlo en hielo. Obviamente, otra opción es ir con esquís.
  • Material: Un piolet y crampones debe bastar.
  • Aproximación: Desde el Puente de Coronas, evidente por los Ibones de Coronas, unas tres horas.
  • Itinerario: Amplio y homogéneo en los 45 grados, sólo suele llegar a los 50 en la salida, donde incluso puede presentar una cornisa. Magnífico para un nivel de iniciación o para descenderlo con esquís. En la bifurcación, tomar el ramal de la izquierda. Luego arista fácil hasta la cumbre. 1h 30min.
  • Descenso: Desde la cumbre del Aneto por el Puente de Mahoma y el Collado de Coronas, o por el Portillón Superior y la Renclusa hasta el Hospital de Benasque, tres o cuatro horas.

Situación habitual, delicada e irremediable en el corredor Estasen: gente esquiando mientras otros aún suben.



RUSSELL (3207m). Cara SW. Corredor SSW (D inf, 250m)

Este precioso corredor es erróneamente conocido como Jordi Solé, y con tal nombre ha sido publicado varias veces. La realidad es que, antes que Solé, lo ascendió David Atela, y no lo bautizó de esta forma. La 1ª escalada la realizaron el propio David y Raul Alonso, el 23 junio 1988 y así quedó publicado en el boletín del club de montaña Aldatz Gora de Bilbao, como puede verse en el croquis extraído del mismo que adjuntamos, por gentileza de David Atela.

Corredor SSW.

Se trata de un corredor encajonado con una pendiente máxima de 65 grados y, habitualmente, dos resaltes rocosos; con suerte en hielo. Es curioso que, al hacer el corredor, las descripciones detalladas me parecieron erróneas, esto es comprensible pues se trata de una ascensión que cambia mucho según el espesor de nieve que encontremos.

Yo tuve el placer de subirlo ya a mediados de junio y disfrutar de una preciosa ascensión por terreno mixto, con hasta reminiscencias de hielo en el verano pirenaico. Aunque hacerlo cuando ya aflora mucho la roca le da algo más de dificultad, no es un terreno temible sino disfrutón. Claro que de esta manera usamos cuerda y algunos friends, mientras que de haberlo subido estando bien cubierto, no hubiera llevado nada más que un par de piolets. De cualquier modo, si es la primera vez que subimos este pico, será prudente llevar una pequeña cuerda, pues el descenso no es evidente; y hay bastantes cordadas que efectúan algún rápel.

El primer tramo del corredor.

  • 1ª Ascensión: David Atela, Raúl Alonso, 23 de junio de 1988.
  • Mejor época: Primavera, hasta junio. Al tener que hacerse la aproximación y el retorno por vertiente Sur, Se suele esperar a que el manto nivoso se retraiga hasta el Ibón de Llosas o incluso más arriba. Antes de esto, requiere nieve dura en caras Sur (ojo: acumulación frecuente en la zona de los ibones) o aproximar con esquís.
  • Material: uno o dos piolets, crampones, cuerda simple de 30-40 metros, algún friend pequeño, algún tornillo, algún clavo opcional.
  • Aproximación: Desde el Puente de Coronas, seguimos el evidente camino del GR11, Hacia el Ibón de Llosas. Cuando llegamos al ibón, cogemos el pequeño valle que nos queda a la derecha, hacia el ibón chico. El sendero empieza junto al cauce, a su derecha, para salvar el pequeño encajonamiento y en seguida cruzar el rio y subir unos metros para ganar un terreno más cómodo y flanquear horizontalmente hasta el fondo del valle. Cuando ya no podemos seguir llaneando, subimos con tendencia a la derecha por el sendero que va al Collado de los Ibones. Antes de llegar, hacia los 2600 metros, desviarse a la izquierda para encarar la pared rocosa sobre las últimas morrenas frontales de este extinto glaciar. Unas 4 horas.
  • Itinerario: Evidente, seguir el corredor encajonado (hay algún clavo en la derecha) hasta un primer resalte en hielo o roca, luego un tramo similar hasta un segundo resalte, a partir del cual la dificultad decrece hasta el plató inclinado cimero. Unas 3 horas.
  • Descenso: Desde la salida del corredor hay que dirigirse hacia la brecha de Llosas, bien visible (ENE). llegaremos a lo alto de un corredor evidente que hemos de bajar o rodear por la derecha. Este corredor nos lleva a otro parecido, que ya nos deposita en la vira inclinada de la vía normal. Delicado si no se conoce, es normal no destrepar estos corredores sino flanquear hasta el último de los que se ven y bajar por ahí hasta la vira (eventual rápel). Si no se conoce, es práctico llevar una foto de la vía normal. 3-4 horas.

Llegando al circo, el corredor se ve evidente.



ESPALDA DEL ANETO (3350m) Cara NE. Canal E (D+, 70º/IV, 400m)

Al fondo de uno de los valles más salvajes y bellos del pirineo, encontramos un circo espectacular, el Glaciar de Tempestades, soberbiamente resguardado por el cresterío más o menos llamado Salenques-Tempestades-Aneto. Entre la brecha de Tempestades y el Aneto se encuentra este pico, a modo de contrafuerte, casi arbotante, cuya vertiente NE cierra el circo y nos ofrece alguna de las mejores escaladas de la cordillera, como son la que aquí describo, el petit hipercouloir y la codiciada Gran Blau. En el mapa se puede comprobar como la pared, cóncava, tiene una orientación general hacia el Este, abarcando la parte del cordal principal que va deste la Brecha de Tempestades hasta la cumbre de la Espalda Del Aneto, con orientación NE; y la vertiente Este de la cresta que forma el contrafuerte.

En la unión de dichas dos crestas encontramos nuestro corredor, más bien al NE que al Este, pero bueno, este es su nombre. De la complejidad a la hora de describir las orientaciones del lugar se derivan incluso grandes errores en alguna famosa guía impresa. Aunque en el mapa parezca que el corredor más lejano es la canal N del Margalida, para este corredor debes contar con un poco más de tiempo, pues normalmente tendrás que llegar por el fondo del valle de Barrancs hasta la base del Margalida para girar a la derecha y flanquear hasta el comienzo, evidente pero sólo visible en el último momento.

El estrechamiento desde arriba.

Desde la salida del corredor el Aneto esta cerca.

  • 1ª Ascensión: J. Llanes y J. Soula el 13/VI/1993.
  • Mejor época: Primavera, a principios mejor para encontrar buen hielo. Salvo condiciones excepcionales o muy tempranas o tardías (habrá más mixto o roca) hacen falta los esquís. Evitar ir con riesgo de aludes, pues por este corredor caen a menudo y grandes.
  • Material: Esquís, 2 piolets, crampones, 4-5 tornillos, algún clavo, cuerda simple 60m.
  • Aproximación: Crucial. Nos encontramos ante una actividad tan mañanera, que es nocturna más bien. hay que tener en cuenta que para afrontar esta ruta con un mínimo de seguridad hemos de aproximar de noche para entrar al corredor al alba, ya que por su orientación, le dan los primeros rayos de Sol; y se trata de un lugar de habituales aludes grandes. Por supuesto hemos de procurar ir con la nieve estabilizada y el factor de riesgo de aludes al mínimo. Aconsejo salir del Hospital de Benasque a medianoche, para poder aproximar tranquilamente controlando la sudoración. Si te sobra tiempo, puedes desayunar ante un gran amanecer, mientras te preparas tranquilamente. Si te amanece aún cerca del Ibón de Barrancs, significa que a mediodía puede que no hayas salido aún del corredor; y esto es una situación de riesgo muy fácil de evitar madrugando más. Desde el Hospital de Benasque por Aigualluts y el fondo del Valle de Barrancs hasta pasado el ibón por su izquierda. Desde aquí hacia el collado de Salenques para desviarnos hacia la derecha buscando el terreno más practicable, 6 a 7 horas. Imprescindibles los esquís o nieve dura en todas las cotas.
  • Itinerario: La entrada al corredor es una preciosa cascada de hielo encajonada a unos 70º que nos lleva a un estrechamiento, pero no encajonado, también en hielo a unos 70º. Si la primera parte no está en buenas condiciones, podemos subir por la derecha en mixto fácil (M3) pero expuesto. del estrechamiento (precioso) salimos a una pendiente de nieve uniforme a unos 50º que, con preciosas vistas, en 300 metros nos lleva a un collado/arista. a la derecha está la cima. 2-3 horas.
  • Descenso: Como lo normal es que hayamos venido con esquís, lo normal será que los subamos para poder cruzar a la cumbre del Aneto por la arista evidente y bajar desde aquí esquiando. Si sacrificamos un poco el placer del descenso, trazando adecuadamente hacia el Portillón Superior y Paderna, estaremos en el coche de vuelta enseguida. El horario es, obviamente, muy variable según cómo se haga.

El corredor en óptimas condiciones.

Saliendo del hielo con los primeros rayos del sol.


MALDITO (3350m). Corredor Diagonal o Arlaud (D, 45º/IV+, 400m)

Solemos llamar Diagonal del Maldito a esta vía, y no Corredor Artaud, por verse tal diagonal de lejos desde innumerables sitios de nuestro valle. Luego al subirlo veremos que no es una diagonal tan exacta en un trazo como parecía sino que se trata de un efecto de la distancia, que nos hace pensar que es un sólo corredor cuando en realidad se trata de dos. Tan admirado y; al tiempo, tan olvidado, esta ascensión refleja el bajo nivel medio de nuestro alpinismo. Y esque no parece lógico que un corredor tan estético, divertido y variado, tan sólo se repita unas pocas veces al año, a final de temporada, ya hacia junio. Es cierto que en esta época es más rápido y fácil, pero en pleno invierno, cuando las condiciones son más duras y habremos de ir con los pichos puestos, cabría esperar que fuera repetido, al menos, tantas veces como la canal N del Margalida; y no es así. Ni la firma de Arlaud, ni su espectacular vista desde la estación de esquí de Cerler, han conseguido aún popularizar esta extraordinaria ascensión. Es de suponer que es precisamente su variedad (roca, nieve, mixto) y su complejidad lo que causa sus pocas repeticiones, pero como no hay mal que por bien no venga, y nunca mejor dicho, se nos presenta como una opción solitaria y alpina. Así como es normal que lo hagamos al final de la temporada si no conocemos previamente el Pico Maldito, también es de toda lógica volver a repetirlo después en pleno invierno.

Llegando a la última reunión de la pared, al pie del primer corredor.

Vista una vez superado el paso difícil.

  • 1ª Ascensión: Jean Arlaud, Albert Barrúe y Jean Escudier el 29/VII/1930.
  • Mejor época: Primavera hasta mediados de junio, o en un largo periodo anticiclónico (buscando nieve dura e inversión térmica). Riesgos objetivos por desprendimientos o aludes. Transitaremos vertientes Sur y Oeste. En condiciones plenamente invernales la dificultad técnica puede ser notablemente mayor.
  • Material: Uno o dos piolets, crampones, cuerda simple de 60 metros, friends pequeños y medianos, algún clavo o fisureros pequeños.
  • Aproximación: Desde el Puente de Coronas, por los Ibones de Coronas y el Collado de Cregüeña, luego flanquear horizontalmente hasta el inicio. 4-5 horas.
  • Itinerario: La canal de inicio es evidente desde el Collado de Cregüeña, bajo el corredor, que queda colgado a media pared. Subir recto hasta un bloque con un viejo lazo de cuerda (R1). En travesía a la izquierda cruzamos la escorrentía de la nieve del corredor (verglás con frío) para coger un diedro que sube con tendencia a la derecha, es decir que nos lleva de nuevo al torrente tras un paso aéreo (IV). En el canalizo que encontramos, junto a la escorrentía, hemos de montar otra reunión para afrontar el paso clave, aunque evidente, que consiste en salir del canalizo a la campa de nieve, normalmente empezamos por el diedro/canalizo para salir por el muro de la derecha (IV+, siempre mojado o helado). Si nuestra cuerda es larga llegaremos por la nieve a montar en roca una buena reunión. En caso contrario, habremos de hacer R3 en nieve. A la izquierda se abre un fácil corredor que nos lleva a una pequeña cresta, en la que todo pirineísta debería deleitarse, a mi gusto el mejor mirador del Valle de Benasque. A la derecha hay una pendiente de nieve que hemos de flanquear, incluso perdiendo algún metro de altura, para ganar otro corredor que tenemos enfrente, con algo más de pendiente o algo de mixto, que nos lleva a la cresta cimera. A nuestra derecha está la cumbre. Unas 4 horas.
  • Descenso: Desde la cumbre, continuar por la cresta que se dirige al ESE, directa hacia el aneto. Justo al pasar la Punta Astorg, a la derecha baja una canal con instalaciones de rápel (cordinos). también podemos destrepar una empinada cresta justo antes de la canal (hitos poco visibles) o bien terminar la cresta. una vez abajo, evidente por los Ibones de Coronas. 3-4 horas.

Primer corredor

Vista desde el segundo corredor.



MARGALIDA (3241m). Canal N (MD, 75º/V, 250m)

Este corredor se ha convertido en la escalada clásica invernal por excelencia del valle, con permiso de la fácil Canal Estasen, pienso que más por motivos mediáticos que por la belleza de la vía en si, que es bonita aunque las hay más bonitas y mucho menos repetidas. Recuerdo que, desde su apertura, se convirtió en referencia, y creo que por salir publicada en muchos sitios más que por otra cosa. Algún parabolt, en la chimenea y las instalaciones de rápel lo domesticaron y ahora es un corredor/goulotte muy frecuentemente transitado, incluso en malas condiciones porque es difícil que se forme bien; y después de la aproximación, ciertamente larga, nadie se quiere quedar con las ganas de hacerlo. De tal modo he visto cordadas entrar a mediodía a cinco grados sobre cero con otras cordadas delante, mientras se desprendían hielo y piedras imprevisiblemente por todas partes. Si bien no es fácil que se forme bien por no tener una cuenca de recepción que genere una buena escorrentía que se pueda congelar, si es bastante factible subir con otras condiciones más modestas, de modo que haremos una vía de nieve y roca helada. Pese a toda esta información negativa que estoy ofreciendo, se trata de una actividad muy bonita de dificultad media.

Vistas desde la cumbre.

En la brecha del Margalida

  • 1ª Ascensión: J. Grelier en agosto de 1935. Josep Lluís Sasot y Carles Vallés en febrero de 1989.
  • Mejor época: Variable, de diciembre a marzo. Hay años en los que se forma bien y otros en los que se queda seco. En condiciones veraniegas se trata de un pedregal.
  • Material: Esquís, 2 piolets, crampones, cuerda doble de 50 metros, 2-3 tornillos, friends pequeños y medianos, algún clavo o fisureros pequeños.
  • Aproximación: Como para la Espalda del Aneto, es clave. Desde el Hospital de Benasque por Aigualluts y el fondo del valle de Barrancs, hasta pasado el Ibón tras el cual nos iremos desviando a la derecha buscando el mejor terreno. Si hay traza, seguramente nos lleva allí. Imprescindible esquís o nieve dura en todas las cotas. 5-6 horas.
  • Itinerario: Pese a ser el corredor más difícil de los expuestos en el papel, su escalada es rápida y evidente. Si tienes nivel para superar los pasos más difíciles, puedes hacer tramos en ensamble. Cruzar la rimaya y ascender el cono de deyección (60º). Hacia la derecha, encontramos un canalizo-chimenea con un parabolt y una reunión al salir a la izquierda. Otro tramo de nieve a 60º nos conduce a un paso vertical con hielo o mixto. Seguir la goulotte evidente y más fácil hasta la brecha del Margalida, donde encontraremos la primera instalación de rápel. Unos metros a nuestra izquierda está la cumbre. 2-3 horas.
  • Descenso: Desde la cumbre, bajar a la brecha para rapelar por la derecha del corredor (en sentido de ascenso). Conviene no empalmar rápeles pues es tumbado y enganchoso. Normalmente no se suben los esquís debido a lo estrecho de la chimenea, pero subirlos para bajar esquiando por Llosas, o bien hacer el tramo de cresta hasta el Aneto y esquiar desde allí; sin duda es mucho más elegante y nos ahorra una gran distancia por terreno plano a la vuelta. En caso de volver por el mismo sítio, tardaremos poco menos que para llegar, como una hora menos.

Aproximando, al alba bien pasado el ibón de Barrancs

Inicio del corredor.

En la Goulotte de salida, con muy buenas condiciones.

La pendiente tras la chimenea.



Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International