Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 21 de Septiembre de 2001

Grandes paredes: Colocación y extracción de clavos

Por José Carlos Iglesias  | 
- Página 1 de 3 -

Siempre que no nos sea posible el emplazamiento de un mecanismo movil de proteccion (entiendase friends), fisureros o uñas, acudiremos a la utilizacion de elementos pasivos/semifijos, comunmente conocidos como clavos.

INTRODUCCIÓN

Cada vez que nos planteamos el escalar en una gran pared o en un terreno de aventura deberemos de recurrir a cantidad de utensilios de proteccion, en unos casos debido a la dificultad tecnica de la via y en otros, a la morfologia de la roca.

Siempre que no nos sea posible el emplazamiento de un mecanismo movil de proteccion (entiendase friends), fisureros o uñas, acudiremos a la utilizacion de elementos pasivos/semifijos, comunmente conocidos como clavos.

 
Foto 1 

Hoy en dia los avances de la tecnica han originado la aparicion en el mercado de cantidad de nuevos sistemas de proteccion para la denominada escalada limpia, es decir, sin la utilizacion del martillo. Artilugios como los microfriends, bien sean Aliens, BallNutz, Metolius de tres levas, etc., o microfisureros, como los Trango Brassies o los HB Offsets, ofrecen al escalador la ventaja de colocarlos en las antiguas cicatrizes originadas por los clavos en la roca.

¿Qué significado puede tener esto para el escalador de pared? Muy sencillo. Por un lado, cuanto menos rompamos la roca mucho mejor. Y la verdad es que colocando y sacando clavos, la roca se deteriora demasiado. Ejemplos claros los podemos observar en cantidad de paredes de vias clasicas: Roca Regina, El Naranjo, El Capitan, Zion, etc. por citar algunos, y en los que estas cicatrizes en la roca saltan a la vista.

Por otro lado, la utilizacion de estos sistemas de proteccion moviles evitan el que tengamos que transportar el martillo y los clavos, con la consiguiente ventaja que ganamos en peso y rapidez.

De todas formas no siempre es posible el recurrir a estos sistemas de proteccion de escalada limpia. La existencia de fisuras finas, estrechas, ciegas o agujeros, obligan a que tengamos que echar mano de nuestros queridos clavos, bien sea por un motivo u otro.

CLAVOS. Particularidades

Algunas de estas fisuras pueden ser perfectamente protegidas mediante microfisureros o friends, en las que no, deberemos de clavar. La secuencia es fácil: visualizar la fisura, buscar el clavo adecuado en nuestro arnes e introducirlo a base de martillazos, así de sencillo.

¿Qué clavo elegir?

No cabe duda que la practica y la experiencia van a ser primordiales a la hora de elegir el clavo o el emplazamiento de este.

Los clavos están construidos de acero, algunos de acero dulce o blando y otros de acero duro o cromomolibdeno. Los clavos de acero duro son los mas resistentes, y por lo tanto, los mas seguros. Se pueden utilizar indistintamente en rocas duras (granito, gneis) o en rocas blandas (caliza, arenisca), si bien en las rocas duras trabajaran mucho mejor. Su adaptación a la roca es por penetración, es decir, destruyen todo a su paso hasta que ya no van mas, así de claro. Los clavos de acero blando, al contrario de los de acero duro, se adaptan a la a la fisonomía de la fisura en todo su interior, retorciéndose y doblándose. Por este motivo, los clavos blandos serán un poco mas complicados de extraer de la fisura.

En los Estados Unidos solo se fabrican clavos de acero duro 4130 cromomolibdeno empleados tanto en la arenisca blanda (o tierra dura) de las Fisher Towers como en el granito cristalino de El Capitán, reservándose para Europa la confección de clavos de acero blando.

 
Foto 2 

En la foto 2 podemos observar algunos de los clavos mas utilizados. De izquierda a derecha y de arriba a abajo:

  • Dos ejemplos de Lost Arrows.
  • Dos ejemplos de clavo angulado tipo V. Ejemplo de clavo en V recortado para facilitar un mejor emplazamiento en fisuras poco profundas o agujeros.
  • Clavo Plano o Mixto, útil para fisuras verticales.
  • Clavo Universal. La cabeza esta girada 45 grados con respecto al vástago para poder ser utilizado en cualquier posición.
  • Ejemplo de Knifeblades o cuchillas. Clavos finos para fisuras delgadas. El Bugaboos es prácticamente lo mismo pero un poco mas largo. RURP (Realized Ultimate Reality Piton), imprescindible para la escalada de microfisuras. Clavo Leeper Z-ton o clavos en Zeta, muy útiles a la hora de confeccionar flores de clavos.
  • Clavo en U.
  • Dos ejemplos de Bongs. Estos clavos son realmente útiles en rocas muy blandas (o tierra muy dura) como areniscas del desierto americano o las Fisher Towers, pues se adaptan muy bien a antiguos agujeros de clavos erosionados por el tiempo y el uso. En rocas duras se han dejado de usar debido a que son perfectamente reemplazables por cualquier sistema de expansión por levas.

 
Foto 3 

Un pequeño surtido de clavos puede constar de los siguientes: 3 clavos Universales de diferentes medidas, 4 o 5 Knifeblades, 6 Lost Arrows, 3 clavos en V pequeños, 3 clavos en V grandes, 2 clavos en V recortados. Si en la via vamos a encontrarnos con microfisuras sera conveniente añadir al equipo un surtido de RUPS y pequeñas cuchillas o Bugaboos (ver foto 3).

La disposicion de los clavos en el portamaterial varia según preferencias personales. Por un lado no conviene colocar mas de cuatro clavos por mosquetón y este ha de ser un mosquetón grande, de pera si es posible y sin seguro.

¿Colocaremos todos los clavos de la misma familia juntos o separados? Buena pregunta. Por un lado es cómodo el disponer en un mosquetón de los clavos de la misma familia pues es mas fácil y rápido el identificar el que mas nos interesa. El problema surge si por el motivo que sea se nos cae este mosquetón, perdiendo todos los clavos que teníamos del mismo grupo. La otra opción seria el colocar en un mismo mosquetón clavos de diferentes familias, de esta manera nos resultaría un poco mas latosa y lenta la elección del clavo en cuestión, pero no nos dolería tanto si perdiéramos este mosquetón.

Conclusión:

Cuando escalamos en pared nunca se nos debe caer nada, y si es así, colleja, que todavía nos quedan muchos largos y no andamos "sobrados".

Otros complementos imprescindibles que debemos añadir a nuestro portamaterial son un buen surtido de cordinos y cintas de diferentes anchos y longitudes. Estos los utilizaremos para atar y estrangular los clavos, como veremos posteriormente.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International