Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 24 de Septiembre de 2001

Grandes paredes: descenso con petate

Por José Carlos Iglesias  | 

Después de tres días consumiendo adrenalina puedes acariciar la ultima reunión de esta emocionante vía. Una vez que has fijado la cuerda de tu compañero, tu siguiente paso será el de izar el “querido” petate.

Después de tres días consumiendo adrenalina puedes acariciar la ultima reunión de esta emocionante vía. Una vez que has fijado la cuerda de tu compañero, tu siguiente paso será el de izar el “querido” petate, junto con la hamaca y la letrina de pared. Un par de fotos, un trago de agua y un mordisco de queso, todo ello antes de comenzar el descenso hacia “terra firme”.

 
Foto:1 

Existen diferentes opciones a la hora de regresar a tu punto de origen o campo base:

1.- Descender caminando o destrepando hasta el campo base o pie de vía.
2.- Combinación de descenso caminando y rapelando.
3.- Rapelando siguiendo el trazado de ascenso u otro mas conveniente.
4.- Utilizar el helicóptero del grupo de rescate (quizás no sea una buena opción)

Si el descenso es caminando, la cosa esta clara: empaquetar todo en el petate (o los petates) y para abajo. Posiblemente ya empieces a oír tus rodillas quejarse.

Si por el contrario, el descenso implica la utilización del rapel, deberemos de estar familiarizados con la técnica adecuada. Estas técnicas pueden ser variadas. La que estudiamos a continuación es segura, sencilla y rápida de realizar, tres factores a tener siempre en cuenta a la hora de realizar maniobras en nuestro mundo de la escalada.

Descenso en rapel con el petate.

En este caso, el escalador que no tiene petate puede descender primero, para de esta forma guiar las cuerdas hasta la siguiente reunión de rapel y así dejarlas preparadas para el escalador con petate.

 
Foto:2 

La técnica a emplear para descender con el petate es la siguiente:

  • Colocaremos un mosquetón de seguro en la cintas de anclaje del petate. A éste mosquetón le uniremos el descensor en ocho (o plaqueta) por el cual previamente hemos pasado la cuerda de rapel (foto 1).
  • A nuestro arnés conectaremos una cinta o baga de anclaje mediante un nudo de alondra o bien un mosquetón de seguro (HMS mejor). En el otro extremo de esta baga de anclaje colocaremos un mosquetón de seguro el cual uniremos al mosquetón en el que se halla el descensor y el petate (foto 2). Esta cinta o baga de anclaje ha de ser lo suficientemente larga como para que cuando nos hallemos colgados del descensor el petate nos quede situado entre la piernas. Para ello también podemos utilizar el probador, pues es fácil de regular la distancia.
  • A continuación colocaremos un nudo autobloqueante en la cuerda, por debajo del descensor y unido al arnés mediante otro mosquetón de seguro. Debido a su efectividad podemos utilizar un nudo Machard con dos senos o bien un SHUNT (foto 3). De esta forma rapelaremos autoasegurados.
  •  

    Como cualquier otra maniobra a realizar, ésta requiere práctica y entrenamiento.

    Una vez lleguemos a la siguiente reunión de rapel tendremos varias opciones para colgar el petate en la reunión y todas ellas dependen de lo pesado que sea nuestro “amigo”:

    A.- Si en la reunión existe una repisa simplemente dejaremos el petate apoyado en ella y lo ataremos a la reunión con una cinta y mosquetón, para evitar una posible caída.

    B.- Si la reunión es colgada y el petate es pesado tenemos dos opciones: la primera consiste en atar el petate a la reunión mediante un nudo dinámico bloqueado con un nudo de fuga y confeccionado con un cordino auxiliar. De esta manera nos será fácil el soltar el petate cuando realicemos el siguiente rapel. La segunda opción consiste en enganchar el petate a la reunión mediante una “fifi” y reforzarlo con una cinta y mosquetón. Una vez que hallamos colocado el petate en la cuerda para realizar el siguiente rapel soltaremos la “fifi” y estaremos listos para continuar. Si el petate es mas pesado de lo que esperábamos y nos cuesta soltar la “fifi” podemos contrapesarlo con un cordino o cinta auxiliar utilizando el pie a modo de tracción.

    Izar y descender el petate suelen se maniobras poco atractivas, pero forman parte del juego. Cuando descendemos estamos cansados pero deseosos de llegar pronto al bar mas cercano para tomarnos un refresco o una cerveza a cuenta de la vía que acabamos de escalar. No obstante debemos de tener paciencia y precaución a la hora de descender. Revisar las maniobras dos veces y bajar autoasegurados evitará posibles contratiempos y nos proporcionará una mayor seguridad.


    Síguenos

    Buscar en el archivo

    Texto a buscar

    Por fecha

      

    Por categorías









    Artículos más recientes

    Suscríbete al Boletín
    Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
    Síguenos
    Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
    Tiendas Barrabes
    Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
    ¿Necesitas ayuda?
    Envíanos tu consulta
    ESCRÍBENOS
    o llama al
    902 14 8000
    o con tu tarifa plana al 974 215 497
    (Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
    España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International