Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 24 de Septiembre de 2001

Uso y manejo del Soloist

Por   | 
- Página 1 de 2 -

El Soloist está diseñado para proporcionar, junto al nudo de seguridad un autoseguro para el escalador en solitario.

 

El SOLOIST está diseñado para proporcionar, junto al nudo de seguridad un autoseguro para el escalador en solitario. La cuerda se desliza por el SOLOIST automáticamente, conforme el escalador avanza por la pared. Resistirá una caída muy fuerte, y es fácil de desbloquear.

Al usarlo, el SOLOIST permanece atado al escalador, y mientras éste sube, la leva corre libre sobre la cuerda, el extremo de la cuál ha sido fijado a la reunión al comienzo de la vía. El escalador introduce el extremo fijo de la cuerda en el SOLOIST y avanza. Si el escalador cae (en una posición relativamente normal) el tirón de la cuerda se produce desde una posición alta, lo que hará que la leva gira, bloqueando la cuerda, y parando la caída.
El sistema se cierra haciendo un nudo en el extremo libre de la cuerda. El nudo puede atarse a tu arnés o simplemente dejarlo colgando (pero siempre estando seguro de que no puede desatarse).

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Rotura aprox.:

2.270 Kg.

Peso:

285 gramos

Diám. cuerda:

10 - 11 mm. (Aceptará cuerdas más pequeñas para otros propósitos, como el Top Rope. ¡Probar primero!).

Construcción:

Aluminio 6061-T6 y 7075-T6, que producen aleaciones uy fuertes. Todos los componentes están hechos con piezas sólidas. No se utiliza aluminio reciclado.


SUJECIÓN DEL SOLOIST AL ESCALADOR

 
Figura 1 

 
Figura 2 

El SOLOIST se ata al arnés de cintura del escalador con un aro de cordino de 8 o 9 mm. (atado con un nudo doble de pescador), y se coloca en posición recta hacia arriba con un arnés de pecho, que puede ser tan sólo un trozo de cinta (ver figura 1). La parte abierta del SOLOIST se coloca delante (ver figura 2).

El SOLOIST debe ser colocado a la altura correcta dependiendo del cuerpo del escalador, lo cual es importante para mantenerse derecho tras una caída. Si te das la vuelta tras una caída, el SOLOIST probablemente se soltará. La mayoría de escaladores se lo ponen de forma que la base del SOLOIST esté un poco por encima del centro de gravedad del cuerpo. Tras una caída debes poder cogerte de él totalmente relajado, en una posición estable, y no correr el peligro de darte la vuelta. Evita llevarlo muy bajo y/o muy tirante ya que incrementaría la probabilidad de que la parte alta de tu cuerpo de la vuelta.

FUNCIONAMIENTO

¡ ATENCIÓN !

El SOLOIST debe ser utilizado exclusivamente por escaladores expertos. Será responsabilidad exclusiva del escalador, el comprender las instrucciones y escalar con seguridad.

Utilizar el SOLOIST no es, necesariamente, escalar en solitario de manera segura. El último seguro es el nudo de final de cuerda, que debe ser colocado para prevenir daños serios en caso de que caigas en una posición no prevista por el SOLOIST. El SOLOIST está concebido como un seguro intermedio que acortará tu caída, si caes relativamente "bien", y si la cuerda está libre par deslizarse y bloquear la leva.

Caer mientras escalas en solitario es extremadamente peligroso. Cualquier seguro en solitario debe considerarse con el último recurso que puede permitirte sobrevivir a una caída, pero ningún sistema, incluido el SOLOIST, puede garantizarte una seguridad total ante una caída. tu primera regla al escalar en solitario debe ser NO CAERTE.

El SOLOIST debe ser colocado correctamente (ver figura 3). Así, el extremo fijo de la cuerda viene de la base del SOLOIST (pero no debes ponerlo en la abertura de rápel). El extremo libre de la cuerda viene de la parte superior del SOLOIST y, pasando por el interior, sale por la parte inferior. Antes de escalar, comprueba dos veces tirando hacia arriba del extremo fijo de la cuerda para asegurarte de que lo has fijado correctamente a la reunión.

 
FIGURA 3 

El SOLOIST bloquea en la dirección de la cuerda. Tira para bloquearlo. El ángulo crítico para escalar con el SOLOIST es aquel en que la cuerda sale del SOLOIST, deslizándose libremente por la leva. El SOLOIST no bloqueará si caes con la cabeza hacia abajo.

 
FIGURA 3 

En una caída libre bajo el seguro (ver figura 4), incluso si te has estado apoyando muy hacia atrás, el SOLOIST debería bloquear, pero si tu último seguro y la perpendicular a la pared de tu centro de gravedad forman un ángulo demasiado agudo (ver figura 5) y caes inclinándote muy hacia atrás, el SOLOIST no bloqueará la cuerda. Por eso no debes inclinarte hacia atrás en una caída, escalando una vía de poca verticalidad.

 
FIGURA 5 

Tu mosquetón de pecho, a través del agujero superior evita que el pasador se salga. Utiliza un mosquetón grande y no uno mini que no tendrá suficiente diámetro para bloquear el pasador, asegúrate de que usas un mosquetón suficientemente grande. Si cae hielo o piedras en el SOLOIST mientras escalas, comprueba que no queden escombros en el SOLOIST que puedan obturar la leva.

REDUCIR LA RÉMORA

A menudo, escalando largo tramos, puede haber suficiente cuerda entre ti e y el anclaje de pie de vía de forma que le peso de la cuerda provoque rémora a través del SOLOIST. Este peso en el extremo fijo de la cuerda puede tirar del extremo libre hasta del nudo de seguridad de final de cuerda durante la última parte del largo que estás escalando. Esto se puede evitar si eliminamos peso del anclaje de pie de vía mientras avanzamos, normalmente 1 o 2 veces por largo (ver figura 6).

NOTA: Puedes olvidarte de aligerar el peso del extremo fijo si no te importa escalar con algo de rémora, pero hacerlo es simple y rápido, permitiéndote escalar cualquier vía en solitario sin rémora sobre el SOLOIST.

 
FIGURA 6 

 
FIGURA 6 

El peso puede aligerarse de dos formas (ver figura 6). La primera de ellas consiste en hacer un nudo de ocho y llevar el bucle al seguro intermedio, cuando el peso llega a ser un problema. El segundo, consiste en llevar un trozo de cordino pequeño (de unos 3 mm.), hacer un prusik y llevarlo al seguro intermedio dejando el extremo fijo de la cuerda suficientemente tirante, ade4más debes dejar una distancia prudencial (suficientemente larga) entre el nudo prusik y el anclaje que disminuya de la carga de rotura sobre el cordino, sin que incremente el factor de caída. Naturalmente, en cada seguro intermedio habrás tenido que escoger la pieza adecuada, usando cualquiera de los dos métodos, para que trabaje lo mejor posible teniendo en cuenta que la tensión se va a producir hacia arriba en caso de caída.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International