Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 25 de Septiembre de 2001

Glaciares y trineos: ¿Matrimonio perfecto?

Por José Carlos Iglesias  | 

Es hora de plantearnos nuestra expedición a "terra incognita", esto es, zonas remotas del planeta en las que factores dominantes como la aproximación, aislamiento o logística nos pondrán en bandeja el pastel que siempre deseamos: la aventura.

Y es que realizar una escalada o ascensión en regiones como Alaska, Groenlandia o la Antártica, requiere de una logística un tanto determinada.

Posiblemente alcanzar el campo base en cualquiera de estas regiones nos llevara varios días. Días y días atravesando glaciares, y como no, arrastrando nuestro material, el equipo y los alimentos que emplearemos durante todo el tiempo que durará la expedición.

Normalmente utilizaremos esquís y trineos para realizar nuestras aproximaciones, si bien en algunas zonas podemos sustituir los esquís por raquetas de nieve.

Esquiar es siempre divertido, sobre todo cuando es cuesta abajo. Pero cuando el esquiar conlleva el ir encordados y aún por encima, arrastrar o guiar un trineo, las cosas cambian.

  • Trineos. Características: En el mercado existen diferentes modelos de trineos. ¿Cuál elegir? Todo depende de tu bolsillo. Muchos de los alpinistas que cada año se plantean el subir al Denali (McKinley) se construyen sus propios trineos. Plástico polietileno es el material base a utilizar (resiste aproximadamente temperaturas de -70 grados) así como unos palos de PVC o de bambú, para fijar el trineo a nuestro arnés. La otra opción es utilizar cuerda en lugar de los palos.

    Si deseas comodidad y garantía es preferible el alquilar o comprarte un trineo. Cualquiera de los trineos que se comercializan vienen diseñados con cantos metálicos que evitan (o por lo menos lo intentan) que el trineo se vuelque durante travesías o pasos horizontales. Así mismo, algunos de ellos tienen instalado un sistema de freno que evita que el trineo se deslice cuando estas parado en cuesta o cada vez que mueves los esquís, personalmente creo que es una gran ventaja.

    Prácticamente todos ellos no sobrepasan el metro de largo (los puedes adquirir de mayores dimensiones, pero si no quieres tener problemas con la compañía aérea, quédate con el de un metro). Unos están diseñados con un sistema de cierre mediante cremallera, mientras que otros lo hacen utilizando un sistema de elásticos. Para reforzar este sistema de cierre es importante el utilizar alguna clase de cintas de compresión, pues así mantendremos el material compacto y seguro. Debemos evitar el hacer nudos para cerrar las cintas, pues estos se congelan y resulta difícil el deshacerlos.

     
    Dibujo nº1: Encordamiento de dos escaladores. 

  • Encordamiento glaciar con trineos: Para una cordada de dos escaladores utilizaremos el clásico sistema en N de encordamiento glaciar. A continuación nos engancharemos el trineo a la parte trasera del arnés o bien a la parte trasera de la mochila (es un tanto cuestión de preferencias). La distancia de la cuerda o de los palos del trineo ha de ser la suficiente que nos permita mover los esquís sin tocar el trineo. De la parte trasera del trineo extenderemos un cordino con un nudo autobloqueante (preferiblemente el Machard bidireccional) a la cuerda de seguro que nos une a nuestro compañero (ver dibujo número 1). De esta forma evitaremos que si el esquiador de cabeza se cae a una grieta el trineo no se le venga encima y posteriormente le cuelgue del arnés. Utilizando este sistema el trineo se quedará bloqueado en la cuerda de seguro por encima del esquiador (ver dibujo número 2).
  •  
    Dibujo nº2: Seguridad frente a posibles caídas. 

    Evidentemente el segundo esquiador de la cordada no necesitará utilizar el sistema del nudo autobloqueante, simplemente seguirá los pasos del esquiador de cabeza. Si se presenta alguna grieta dudosa será necesario pararse y asegurar.

  • Travesía glaciar con trineo: No cabe duda que una buena compenetración es imprescindible entre los dos esquiadores. Entrenamiento "a priori" con los esquís y el trineo es fundamental.

    En terreno relativamente llano podemos repartir la carga entre un 40% en la mochila y un 60% en el trineo. Cuando el terreno se pone más vertical un 50% de carga en la mochila y un 50% en el trineo puede ser razonable. Si es la hora de bajar conviene cargar el trineo un poco más que la mochila pues de esta forma tendremos más control del trineo, aproximadamente un 60% en éste y un 40% en la mochila.

  • La cuerda de encordamiento debe de estar lo mismo tensa que la cuerda del trineo. De esta forma, si nos caemos en una grieta quedaremos colgados de la cuerda de seguro, debido a su estiramiento, y no de la cuerda del trineo.

Durante la bajada podemos optar por dos opciones:

  1. Durante la bajada podemos optar por dos opciones:
  2. El esquiador con más experiencia se colocara detrás y mantendrá tensión en la cuerda de seguro, reteniendo y controlando el descenso del compañero y de los trineos.

En ambas situaciones deberemos de mantener seguridad en los esquís. Posiblemente bajaremos utilizando la técnica de la cuña, para realizar un mayor control. Si deseamos ralentizar la velocidad de los trineos podemos colocar una cuerda anudada debajo del trineo, de esta forma lograremos un mayor roce sobre la nieve.

En muchas ocasiones y durante la bajada de regreso no disponemos de tanta carga en los trineos y mochilas. Si este es el caso podremos colocar uno de los trineos en la espalda, junto con la mochila, o bien podremos poner un trineo encima del otro, disponiendo, de esta manera, de un mejor control.

Nunca dejes suelto el trineo en bajada. Éste se puede convertir en un torpedo y se puede estrellar contra otros alpinistas. De igual forma también lo puedes perder en una grieta.

Cualquiera de los macizos peninsulares ofrece buenas condiciones para la practica de esquís y trineos. Una buena practica de estas técnicas, así como las de encordamiento glaciar y rescate en grietas, te darán la seguridad y confianza que necesitarás para llevar a cabo tu aventura por "Terras Incognitas".

Suerte.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International