Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 25 de Septiembre de 2001

Equipo para el Polo

Por   | 

El Polo Norte es muy exigente. Esta es una explicación del material que utilizó "Al filo".

Su equipamiento consta de botas Sorel Mukluk previstas para -100º F que tienen varias capas de lana prensada formando un botín doble, recubierto por una capa de amianto. El exterior es de cordura de alta resistencia resinada con plástico de alta densidad. Hay que saber que en un lugar tan frío la temperatura es de unos 10º menos en el suelo que en la cabeza, aunque hay que tener en cuenta que el lugar de mayor perdida de calor, hasta el 40% es la cabeza. Los calcetines son Thorlo Tew Extreme en el exterior, de hollowfibre, porque además de ser la fibra con mayor rendimiento mantiene el calor incluso en mojado. En el Ártico planea siempre el fantasma del hielo frágil, por eso todo el equipamiento debería trabajar igual aunque esté empapado y no debe enfriarse. Como esto es imposible porque el agua del Ártico está a 1º, lo que procura esta fibra es tiempo. Dos o tres minutos para evitar una congelación al salir del agua y poder cambiarse, como le pasó a Benito. Es necesario llevar una muda de repuesto que, dado el caso, cambiaremos por el mojado. Para ello se puede plantar una tienda de montaje rápido Space Explorer de Vaude donde calentar al accidentado. Esto funciona, ya cuando Nil Bohigas intentó el Polo hace unos años y se quedó tan solo a 22 km, también cedió el hielo bajo sus pies y el equipo funcionó.

El calcetín interior es el Lw de Thorlo en Termax y es fundamental para un buen rendimiento; transpira a tope y mantiene el pie seco para que no se congele el sudor.

En el Polo Norte la temperatura es de -45º y tiene una humedad del 90% (no hay que olvidar que debajo del hielo hay un mar). La ropa es fundamental. Hay que vestirse a capas como una cebolla, con Capilene peso ligero sobre la piel, Duofold peso expedición encima, forro polar de capilene Patagonia alta densidad y un Polartec 100 The North Face en medio. Nunca se debe llevar pluma porque se queda como un papel de tabaco mojado desde el primer día. La chaqueta debe ser de fibra hueca como el pelo de los osos polares, así se consigue que absorba el aire, lo seque y el mismo cuerpo lo calienta y mantiene ese calor. Esto no quiere decir que no se pase frío, solo que uno no se congela.

La capa exterior no es muy importante en este caso porque la transpiración no es excesiva ya que se congela; la que llega se congela encima de la chaqueta o pantalón de Gore-Tex 3 capas. El pantalón más recomendable para el Polo es de Gore-Tex Jura, muy difícil de encontrar porque es la barrera más potente que existe, transpirable contra ese cuchillo que es el viento frío del Polo.

 
De izquierda a derecha Javier Barba, Curro Soria , Curro Gan y Benito Molina encima del Polo Norte. Una de las mayores aventuras posibles hecha realidad. 

Las extremidades superiores son fundamentales. Es necesario un guante interior pero ojo, ni elástico ni con forma de trenzado porque, el frío, provoca un efecto de contracción y se clavan los guantes en las manos hasta el punto que no se pueden sacar. Tampoco es conveniente la seda porque provoca un sudor frío que se congela dentro de la manopla. Lo mejor es algo como el guante interior de tnf. La manopla Isard cota 8000 con dos capas de fibra hueca una lamina de Gore-tex y una capa doble de polartec 100. Refuerzos de neopreno en las zonas de contacto, cordura resinada, cierre arriba y, lo más importante, cabe un guante Laponia de Isard dentro de Windstopper.

Las gafas tienen que ser dos: una de mascara con cristal rojo, que de relieve y permita andar con ventisca, pero que respire frontalmente para que se empañe poco, como la Briko; la otra debe ser de glaciar de cristal orgánico, muy grande para ver y con cuero natural a los lados como la Cébé.

 

La cabeza debiera ir cubierta con un balaclava-pasamontañas fino, uno más gordo y unas orejeras. Un gorro con wind stopper en las orejas y una máscara de neopreno, además de un salva cuellos. La consigna es blindarse pero de varias maneras. Es un buen ejercicio mental ir cambiándose las cosas de la cabeza. Así se rompe con la monotonía de tirar de la pulka. El trineo, o pulka, es una Fjellpulken. En un ataque en grupo se dividen en dos grandes y dos pequeñas, pero para el polo norte siempre son grandes porque si no se enganchan en los montones de hielo. Aunque los canadienses no piensen así y prefieran llevarlas pequeñas, a la larga son un problema porque se dan la vuelta todo el rato. Los campos de hielo roto son habituales y cruzarlos es una odisea; incluso para travesías árticas mucha gente utiliza madera si va con perros, porque a veces caen los trineos con mucho peso sobre trozos de hielo y es lo único que no lo rompe.

Los esquís son de back country, es decir de fondo, un poco mas anchos y con escamas, a menudo los Rossignol o los E99 de Fischer. A veces se llevan sin escamas y se utiliza piel de foca. Las fijaciones son Pika para bota ártica y son articuladas, como nadie se fía se le hace un poco de bricolaje y se le pone una placa de fijación de travesía atornillada para darle rigidez.

Quizá lo mas espectacular es lo de los sacos. Para dormir con esa humedad y temperatura se utilizan 4 sacos superpuestos con el fin de que el hielo se forme entre el tercero y el cuarto. El primero, donde se duerme vestido, es de forro polar; el segundo es de fibra y fino; el tercero es el calente Ajungilak y, el cuarto, se utiliza a modo de funda y suele ser uno de los que hay por casa.

La capa de hielo que se forma hace que solo haya que calentar de 0º para arriba.

Una capucha con pelo en el borde - de lobo o zorro - para que no se pegue la nieve y una buena ración de comida. En concreto fruta liofilizada y Pemmican, reno liofilizado, (sin duda lo más energético que existe). Se utiliza como base y cada día se mezcla con algo distinto como arroz, pasta... Además un buen termo Coleman es calidad de vida.

Con todo esto y con una fuerza interior de marca "tú mismo", al Polo.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International