Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 23 de Octubre de 2001

Montaje de reuniones con la propia cuerda

Por José Carlos Iglesias  | 

En ciertas ocasiones será precisa la utilización de la propia cuerda de escalada para el montaje de la reunión: una, porque ya no disponemos de cintas de reunión, u otra, porque la queremos montar de una forma rápida y sencilla.

Foto: José Carlos Iglesias 

Un poco acerca de las reuniones

Las reuniones son el pan nuestro de cada dia en la vida del escalador. Largo tras largo nos vemos obligados a montarlas para poder asegurar a nuestro compañero/a y poder proseguir asi la escalada. Una veces las reuniones están ya premontadas a base de parabolts, buriles, clavos y cadenas. Otras veces será necesario partir de cero y recurrir a nuestra experiencia y conocimientos para poder montarla de una forma segura y efectiva.

Las reuniones han de disponer de un mínimo de dos puntos de seguro, siendo de tres puntos mucho mas aconsejables. Estos puntos de reunión han de ser fiables, resistentes y "a prueba de bombas". Hemos de tener la idea clara de que la reunión ha de ser capaz de aguantar la caida mas fuerte o caídas inesperadas. Puede darse el caso de que durante una caida del primero éste haga saltar alguno de los seguros que hemos puesto, pero lo que si que no podemos permitirnos es que la reunión nos falle y los dos o tres miembros de la cordada se precipiten al vacio.

Las reuniones son sagradas, y requieren estudio y muchísima práctica.

Basicamente existen dos maneras de unir los diferentes puntos de seguro que configuran una reuníon:

1. Mediante la utilización de cintas y/o cordinos de reunión.
2. Utilizando la propia cuerda.

El primer apartado es quizás el mas habitual. Consiste simplemente en unir los diferentes puntos de la reunión mediante el uso de cintas o cordinos para poder confeccionar los triángulos de fuerza necesarios. Su uso y manejo requieren practica debido a las numerosas posibilidades de montaje de reuniones (foto 1).

El segundo apartado no es tan habitual como el uso de cintas pero puede ser muy interesante. Su uso consiste en la utilización de la propia cuerda de escalada para confeccionar el triangulo de fuerzas necesario (foto 2).

 
Foto 1 

 
Foto 2 

 
Foto 3 

 
Foto 4 

 
Foto 5 

 
Foto 6 

 
Foto 7 

 
Foto 8 

 
Foto 9 

La utilización de la cuerda de escalada para el montaje de reuniones

Veamos el siguiente ejemplo de cordada:
El primero de cuerda llega al punto de reunión. Decide confeccionar la reunión con la propia cuerda de escalada debido a que carece de cintas de reunión. A continuación, y unido a la cuerda, empieza a asegurar al segundo de cordada. El segundo de cordada llega a la reunión y empieza a escalar de primero el siguiente largo. Si por el motivo que sea éste escalador no decide escalar de primero de cuerda éste largo, será preciso cambiar en la reunión el sistema de montaje o bien alternarse los extremos de la cuerda, para poder proseguir el largo. Esta maniobra o proceso de aseguramiento no es muy recomendable, pues puede dar lugar a equívocos de graves consecuencias.

Si utizamos pués, la cuerda para el montaje de reuniones, deberemos de ir intercalando tiradas de primero durante los diferentes largos.

Cada vez que utilizamos la cuerda de escalada para confeccionar una reunión debemos de tener en cuenta algunos aspectos:

  • Es importante que el siguiente largo lo escale de primero el escalador que ha llegado a la reunión de segundo, pues de tál manera no será necesario el tener que hacer cambios de cuerda no recomendables.
  • Es importante dejar un buen sobrante de cuerda entre el arnés y la reunión (aproximadamente unos dos metros), de tal manera tendremos cuerda suficiente para poder atarnos a la reunión con flexibilidad.
  • Utilizando éste sistema de montaje de reuniones reducimos la longitud de la cuerda a emplear en el largo.
  • El trozo de cuerda que empleamos para confeccionar dicho sistema de reuniones puede sufrir mas desgaste del habitual en el caso de repetidas caídas del primero de cuerda.

Una vez aclarados estos conceptos veamos algunos ejemplos de montaje de reuniones con la cuerda de escalada.

1. SISTEMA DE ANILLO O GAZA (foto 3). Como podemos apreciar en la imagen se trata de configurar un triángulo de fuerzas mediante la realización de una gaza hecha con la misma cuerda. A unos dos metros aproximadamente de nuestro arnés confeccionamos una gaza o anillo mediante un nudo de ocho (foto 4). Una vez realizado el anillo lo introduciremos en los mosquetones de la reunión para poder configurar el triángulo de fuerzas siguiendo la misma técnica que utilizaríamos si esto lo hiciéramos con una cinta de reunión. Para terminar nos ataremos al centro del triángulo de fuerzas mediante un nudo ballestrinque y utilizando un mosquetón de seguro. El nudo ballestrinque nos permitirá el acercarnos o alejarnos de la reunión a conveniencia del escalador. En éste caso no será necesario la realización de un nudo de refuerzo puesto que éste ya lo pusimos en el sistema cuando confeccionamos la gaza de la reunión.

2. SISTEMA DE OCHO DOBLE O DE DOS SENOS (foto 5). Como podemos observar en la imagen se trata simplemente de realizar un nudo en ocho de doble seno. Para ello será necesario elegir la distancia de cuerda adecuada que nos permita confeccionar el nudo en la longitud deseada. Una vez que hallamos atado el nudo a la reunión mediante los mosquetones de seguridad resultará dificil el ajustar la distancia a nuestro cuerpo. Este es un sistema de anclaje muy versátil que lo único que requiere es práctica a la hora de ajustar la distancia adecuada al nudo.

3. SISTEMA DE ANCLAJE EN "Z" CON NUDOS (foto 6). Como podemos observar en la fotografia se trata de un sistema perfectamente ajustable. Para su confección deberemos de dejar la suficiente cuerda que nos permita ajustar el anclaje. Primeramente haremos un nudo ballestrinque al primer mosquetón de seguridad de la reunión, partiendo de la cuerda de nuestro arnés. A continuación traerémos ésta cuerda a nuestro arnés en donde confeccionarémos un nudo en ocho que atarémos a los anillos ventrales del arnés utilizando un mosquetón de seguro. Seguidamente llevaremos la cuerda al segundo mosquetón de seguridad de la reunión atándola mediante otro nudo ballestrinque. Las cuerdas ha de quedár perfectamente tensas y direccionadas para lograr una buena efectividad en el sistema de reunión. Ver la fotografia para un mejor detalle.

4. SISTEMA COMBINADO PARA REUNIONES EN LINEA (foto 7). Como se puede apreciar en la imagen se trata de un sistema en el que combinamos la utilización del nudo ballestrinque con la de un anillo o gaza de cuerda. Primeramente atamos la cuerda al seguro de arriba de la reunión mediante un nudo ballestrinque y mosquetón de seguro. A continuación, y a la altura del seguro de de abajo, confeccionarémos un anillo o gaza con la propia cuerda. Este anillo lo pasaremos por el segundo mosquetón y construirémos un triángulo de fuerzas entre éste seguro y el del ballestrinque. Al centro del triángulo de fuerzas es donde nos atarémos utilizando otro nudo ballestrinque o un nudo de ocho. Como podemos ver en la fotografia se trata de un sistema también muy práctico y efectivo que nos permite un buen reparto de cargas en los seguros.

5. SISTEMA DE REUNION EN LINEA EXTENDIDA (fotos 8 y 9). El obetivo de tal montaje de reunión es el de permitirnos acercarnos al vacio para poder observar al segundo de cordada, cuando la reunión se halla alejada. Aqui podemos elegir diferentes tipos de montaje de reunión. En las fotografias podemos ver un ejemplo de reunión cofeccionada mediante la utilización del nudo ballestrinque, nudo en ocho y gaza o anillo de cuerda. Primeramente atarémos la cuerda al seguro de arriba de la reunión mediante la utilización de un nudo en ocho y mosquetón de seguro. A continuación, y manteniendo la cuerda tensa, haremos un nudo ballestrinque en el seguro de abajo de la reunión. Este nudo lo atarémos mediante la utilización de un mosquetón de seguro. Posteriormente podemos confeccionar un anillo de cuerda en la distancia que creamos conveniente. A éste anillo nos atarémos la cuerda de seguro que procede de nuestro arnés mediante la utilización de un nudo ballestrinque y mosquetón de seguridad. A éste mismo anillo de cuerda también podemos hacer un reenvio para poder asegurar al segundo de cordada. Ver las fotografias para un mejor detallle.

NOTA. En los ejemplos anteriormente descritos se han utilizado reuniones de dos puntos de seguro. Todos éstos sistemas de montaje de reunión con la propia cuerda se pueden confeccionar en reuniones de dos o mas puntos de seguro, simplemente deberemos de emplear un poco mas de cuerda, ganando en seguridad. El montaje de reuniones requiere de mucho conocimiento y práctica. Hemos de pensar que la vida de los miembros de la cordada depende de una buena reunión. Una reunión segura y efectiva que nos permita detener y aguantar caídas imprevisibles.Ante la menor duda acerca del montaje de reuniones y escalada de primero de cuerda es buena idea acudir a los profesionales de la montaña, bien sean profesores o técnicos titulados de la EEAM o bién guias titulados de montaña. Escalada y seguridad son un matrimonio perfecto e inseparable.

Suerte y buenas escaladas.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International