Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 10 de Febrero de 2003

Aseguramiento en hielo: Reuniones

Por   | 
- Página 1 de 4 -

Cuando escalemos en hielo, tarde o temprano añoraremos aquellas reuniones en roca a base de químicos y parabolts, mientras nos asalta la duda del momento: ¿Aguantará la reunión si cae mi compañero? ¿Se mantendrán los tornillos en su sitio? En la respuesta influyen muchos factores, que analizamos en este artículo.

Los rayos del sol empiezan a calentar ese cuerpo entumecido y frío que se haya colgado en la reunión del segundo largo de una cascada de hielo bastante vertical. Han pasado ya unos cuarenta minutos desde que tu compañero empezó a escalar el largo y parece ser que todavía le quedan unos metros para terminarlo. El sol aprieta fuerte, se puede oír agua correr dentro de la cascada y el sol se refleja fuertemente en los dos tornillos de hielo que has colocado a modo de reunión. Por tu mente aparecen unos pensamientos extraños, unas dudas ... ¿Aguantaría esta reunión una posible caída de mi compañero? ¿Hasta que punto estos tornillos se mantendrán unidos al hielo, consistentes y seguros?

Preguntas y dudas a veces difíciles de aclarar, todas ellas motivadas por la inseguridad que provoca el escalar una cascada de agua helada. Y es que es cierto, en definitiva se trata de escalar algo tan sólido como es el agua, eso sí, helada.

No cabe duda que una reunión compuesta de un par de seguros químicos y reforzada con un parabolt de 12 mm. en una pared de granito es el equivalente a comerse una ensalada variada de mariscos en una tranquila terraza de las Rías Bajas. Pero no siempre es posible recurrir al marisco a modo de almuerzo, a veces hay que conformarse con un simple bocadillo de queso.

Escalar en hielo no significa que tengamos que rezar el rosario antes de comenzar a subirnos a una cascada helada. Simplemente deberemos de tener bien claras cuáles son nuestras posibilidades y conocimientos de la técnica a emplear así como el estudio del medio en el cual ejecutaremos la escalada, y que en este caso se trata del hielo de fusión.

 
Foto 1 

UN POCO ACERCA DEL HIELO

HIELO DE FUSION. (foto 1)
El proceso a seguir para transformar una cascada de agua en una de hielo podría ser el siguiente: el sol derrite la nieve transformándola en agua, que a su vez se desliza por la pared norte de la montaña. Las frías temperaturas de los días siguientes congelarán esa agua, dando como resultado final una cascada de hielo. La necesidad de una corriente continua de agua o, en su defecto, de la fusión de nieve a causa del calor, son necesarias para formar una cascada de hielo. Las bajas temperaturas mantendrán el hielo en condiciones óptimas mientras que las continuas nevadas irán aportando más agua y humedad en favor de la cascada. Es necesario que exista un perfecto equilibrio entre las temperaturas diurnas y nocturnas para conseguir un hielo de buena calidad.La temperatura idónea es la que se mantiene justo por debajo de la raya de los 0 grados centígrados. De ésta manera el agua se congelará de una forma lenta y homogénea con el resultado de un hielo de buena calidad. Si las temperaturas son demasiado frías, es decir, muy por debajo de los 0 grados, el hielo profundo será de buena calidad mientras que las primeras capas estarán formadas por un hielo laminado y quebradizo. En éste caso será necesario romper estas capas superficiales para poder alcanzar el hielo de buena calidad. Esta misma situación la podemos encontrar en zonas en las cuales se aporta agua durante la noche mediante la utilización de tuberías o sistemas de regadío (parques de hielo). Si este suministro de agua no se realiza de una manera controlada se puede llegar a formar ese hielo laminado y quebradizo. Las bajas temperaturas ayudarán a que las cascada de hielo se mantenga en pié. Si por el contrario, la cascada está orientada al sur y/o las temperaturas son altas, el hielo se puede llegar a fundir y por consiguiente perder consistencia. En éste caso estaremos hablando de un hielo blando en el cual pincharemos el pico del piolet hasta la cruz. El aseguramiento será mas difícil y menos resistente. Es el tipo de hielo que podemos encontrar en la primavera o también durante inviernos cálidos.


Página 1 de 4  -   1 |  2 | 3 | 4 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International