Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 31 de Julio de 2003

Escalada práctica: recomendaciones y trucos

Por   | 
- Página 1 de 3 -

En ocasiones, la diferencia entre disfrutar de una vía de escalada, o pasar un mal rato depende de pequeños detalles, que pueden facilitarnos las cosas y evitarnos problemas, pero que conviene aprender y recordar antes de subirnos a la pared. He aquí una serie de buenos consejos extraídos de la experiencia.

En esto de la escalada, a veces ocurren cosas... que no desearíamos que ocurriesen. Pequeños (o no tan pequeños) problemas como pérdida de material, travesías mal chapadas, cuerdas que se enganchan, etc. A veces, la causa es la falta de atención o un exceso de confianza por nuestra parte; otras veces ocurren porque, simplemente, desconocemos ciertos trucos que nos harían la actividad más fácil y segura, sobre todo cuando hablamos de escaladas de más de un largo, pero también validos para la puramente deportiva. A lo largo de este artículo, trataremos de explicar ciertos trucos o técnicas para salir airosos de algunos problemas que nos pueden surgir.

 

Comprobando el material: En primer lugar, antes de acometer una vía, comprobaremos que llevamos el material perfectamente ordenado, es decir, con las cintas express igualadas en número a un lado y otro del arnés, y no poner por medio el ocho u otro aparato que no vamos a necesitar mientras escalamos: Si no, podemos encontrarnos en la incómoda tesitura de que, en un chapaje comprometido, con los nervios del momento, cojamos el mosquetón de seguridad o el descensor, cuando lo que necesitábamos con urgencia era nuestra recién y flamante express para salvarnos del no deseado vuelo.

Lo mismo ocurre si en la vía vamos a usar friends o/y empotradores, los llevaremos ordenados por números y en un lugar cómodo para cogerlos en el momento oportuno. En este sentido, una cinta portamaterial de pecho supone una opción muy buena para escaladas no equipadas. Los cordinos y cintas de reuniones las llevaremos también bien recogidas en la parte trasera del arnés: hay ocasiones en que por no tener paciencia de anudarlas bien a un mosquetón, acaban colgando demasiado y nos entorpecen la escalada enganchándose en nuestros pies.

Es aconsejable, sobre todo en vías de más de un largo, llevar con nosotros un par de maillones; no cuestan mucho y nos pueden ayudar de una manera importante en caso de retirada. En escalada deportiva, portar uno tampoco es una tontería, porque a veces el grado nos supera y para descolgarnos de un parabolt es más fácil usar uno de estos eslabones con rosca, que no andar poniendo cordinos y rapelando.

 

Metidos en faena: Ya metidos en faena, es decir escalando, a veces nos topamos con travesías largas y en las cuales el siguiente seguro está algo lejos. Para estos casos, además de chapar el mosquetón al lado contrario del que vamos, si es posible, pondremos una express con mosquetón de seguridad. De la misma manera, si los al llegar a los seguros alejados no disponemos de cintas con mosquetones de seguridad, pondremos dos cintas con los mosquetones contrapeados –con la apertura de uno al contrario del otro-, De esta manera, en caso de largo vuelo, aseguraremos un poco más el que no se salga la cuerda de las cintas. Para chapar primeros seguros que el equipador “a tenido a bien” ponerlos algo lejos del suelo, nos podemos fabricar ( aunque ya las venden ) un artilugio con una rama, antena de radio o similar, un poco de cinta adhesiva y un pequeño palito, Con ayuda del citado ‘dispositivo’ chaparemos el primero y, desde ahí, a subir con tranquilidad. Si hemos de escalar en itinerarios que se necesite llevar macuto, porque son muy largos o necesitemos portear agua etc, procuraremos tener una mochila específica para estos menesteres, con las siguientes características: que se nos ajuste muy bien al cuerpo, que no sea muy grande y siempre preparada con un mosquetón para colgarla en las reuniones y descansar.

 

La ropa que nos pongamos para escalar, además de escogerla cómoda, en el caso de camisetas o sudaderas nos la tenemos que poner de manera que no nos estorbe para coger las cintas y que no se nos enganchen los mosquetones a ella. Parece una tontería pero, por propia experiencia, os aseguro que cuando esto ocurre, resulta muy desagradable.

Hay un elemento al que ya he hecho mención en otros artículos, pero parece ser que su uso no esta muy extendido, por lo que veo en las escuelas o en paredes. Me refiero a los guantes de piel, tanto para asegurar como para rapelar. Cuestan baratos y, cortando los dedos y haciendo un apaño en forma de agujero con pequeño cordino para llevarlos en el arnés, dan mucho, pero que mucho juego, tanto a la hora de bajar en rápel como a la de asegurar a un compañero o descolgarle de la reunión. Nuestras manos lo agradecerán y en el caso de ciertos vuelos, con ciertos aseguradores, puede que el compañero ‘volador’ nos lo agradezca aún más. Dicho de otra forma, no le soltaremos cuando la cuerda nos queme las manos. Otro elemento indispensable y con mil usos útiles en vías largas es una navaja.

También es necesario, en vías de varios largos, llevar una daisy chain o una cinta con nudo de alondra en el arnés. Así evitaremos, al llegar a la reunión, tener que anclarnos con las cintas express, que no son nada seguras debido a su fácil apertura. Con la Daisy o la driza nos aseguraremos nada más llegar a la reunión, para así poder descansar; seguidamente, eso sí, procedemos a auto-asegurarnos con la propia cuerda ( por lo menos de un seguro ). Además, a la hora de rapelar, llevar esta cinta es lo idóneo para asegurarnos. Mi opción personal, si los rápeles son complicados por la situación de las reuniones, incluso utilizo dos.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International