Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 04 de Junio de 2004

Cómo asegurar desde el suelo

Por   | 
- Página 1 de 2 -

Asegurar al compañero que está escalando es posiblemente una de las maniobras de cuerda más importantes de las que componen la siempre nombrada cadena de seguridad. Aunque aún se esté en el suelo, también hay que prestarle la máxima atención.

Si esto es así, ¿por qué se producen tantos accidentes debidos en gran medida a una falta de atención de la persona que asegura? ¿Por qué un gran número de esos accidentes se producen a una distancia corta del suelo? En este artículo intentaremos aclarar algunas de estas dudas.

Conceptos Básicos

Cuando nos referimos a accidentes ocurridos a poca distancia del suelo y en los cuales el escalador por desgracia aterriza en él, lo haremos basándonos en dos puntos de seguridad vitales:

1.Emplazamiento de seguros intermedios. Los tres o cuatro primeros seguros de una vía de escalada son los más importantes de todo el recorrido. La distancia comprendida entre los seguros ha de respetarse meticulosamente con el fin de evitar que podamos llegar al suelo si nos caemos cuando estamos a punto de pasar la cuerda por el mosquetón. Así lo ideal sería instalar el primer seguro a unos tres metros del suelo, el segundo seguro a 1 ó 1,5 metros del primero, el tercer seguro a unos 2 metros del segundo y el cuarto y restantes seguros separados por unos 2 metros aproximadamente entre ellos. Si el primer seguro lo instalamos mas cerca del suelo que los ideales tres metros, deberemos de reducir la distancia comprendida entre los restantes seguros. Tal sistema lo emplearemos tanto en vias equipadas como en vias desequipadas y siempre hemos de tener en cuenta que cuando nos encontramos cerca del suelo es cuando más cuidado hemos de tener con la cuerda. Hemos de observar que la cuerda desplegada entre el último seguro mosquetoneado y el escalador no excede la distancia que nos separa hasta el suelo, con el fin de no llegar a él en el supuesto de una caída.

 
Foto 1 

2.Aseguramiento del compañero. Es de vital importancia. Debe de existir una perfecta atención por parte del asegurador al escalador y una constante comunicación entre ambos. Una caída originada durante los primeros metros de una vía y que en buenas condiciones de aseguramiento debería de ser de, por ejemplo, un metro puede llegar a complicarse y llevar al escalador hasta el suelo si la persona que asegura no presta la debida atención. Normalmente tales accidentes suelen causar roturas y torceduras de tobillos o lesiones en las caderas y espaldas. Suelen ser caídas de poca distancia, pero en definitiva, son las peores. Estudiemos para ello los dos siguientes ejemplos ayudados de las fotografias.

Posición correcta de aseguramiento

La posición correcta a la hora de asegurar puede basarse en los siguientes puntos:

1.Hemos de elegir una superficie lo mas plana y estable posible con el fin de conseguir una buena base de equilibrio.

 
Foto 2 

2.Una vez que el escalador haya mosquetoneado la primera pieza de seguro nos mantendremos alejados de la pared aproximadamente uno o dos metros. Con tal motivo dispondremos de una distancia de seguridad que nos permita reaccionar en caso de caída del escalador, asi como evitar el que nos podamos golpear contra la pared en caso de una caída brusca con tirón. Al mismo tiempo podremos observar los movimientos del compañero y mantener un contacto visual con él. No es conveniente separarnos excesivamente de la pared para asegurar, a no ser que nos autoaseguremos a una reunión, árbol o bloque.

3.Mantendremos una posición de piernas lo más estable posible. Para ello adelantaremos uno de los pies manteniendo un ángulo de unos 90 grados con respecto al pie trasero (parecido a una posición de karate) con el propósito de no perder equilibrio en caso de tirón.

4.En lo posible siempre mantendremos el dispositivo de freno bloqueado, de tal manera evitaremos que el compañero se nos caiga más de lo debido. La cuerda ha de permanecer relativamente tensa. Hemos de recordar que escalando de primero colocamos los seguros de acuerdo con nuestras perspectivas ante una posible caída, mantenernos alejados de caídas en repisas o zonas peligrosas de rampa. Siempre confiamos en que el asegurador no nos deje demasiado bucle de cuerda y caigamos más distancia de la esperada.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International