Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA Y PRÁCTICA | 23 de Agosto de 2004

La fotografía digital en la naturaleza: trabajo sobre el terreno

Por   | 
- Página 1 de 4 -

Después de mucho pensar, por fin hemos comprado una flamante y moderna cámara digital. Ahora sólo queda sacarle partido. Como además de hacerle fotos a nuestro gracioso bebé y enviarlas a todos nuestros conocidos por e-mail, queremos tomar imágenes en la naturaleza, tendremos que tener en cuenta algunos aspectos.

Haciendo fotos

Las cámaras digitales cambian el material sensible de la cámara pero los principios básicos son los mismos: para conseguir una foto correcta es necesario acertar con el enfoque y con la cantidad de luz que llega al sensor, o sea, elegir correctamente la combinación entre velocidad y apertura de diafragma. Para conseguir una foto “buena”, además de lo anterior tendremos que tener el gusto de encontrar un buen encuadre y un buen sujeto.

Esto último no depende de la cámara pero la medición de la luz y el enfoque sí. Según el modelo de cámara las posibilidades de control sobre la exposición y el enfoque variarán. En las compactas normalmente no podremos ajustar la exposición, mientras que el enfoque será siempre automático.

Para conseguir una buena exposición hay que entender la forma en que nuestra cámara mide la luz. Normalmente casi todas las cámaras digitales miden la luz de forma matricial, haciendo una media de la luz que tiene la escena. Estos sistemas no son infalibles e incluso en las mejores cámaras hay que aplicar algunos trucos para acertar.

Es importante destacar que las cámaras responden a la luz como las diapositivas, tienen unos cinco diafragmas de latitud de exposición y soportan muy mal las sobre exposiciones, por lo que siempre hay que medir la luz en las zonas más iluminadas de la imagen. En el ordenador podremos recuperar información en una zona de sombras que nos ha salido un poco oscura, pero nunca podremos recuperar una zona que esta totalmente “quemada”.

Por ello, en la naturaleza es fácil equivocarse. Una foto con un cielo lleno de nubes blancas y un sujeto oscuro puede ser una trampa para el fotómetro y fácilmente tendremos una zona bien expuesta pero con el cielo lleno de nubes “demasiado” blancas. Para evitar esto hay que medir la luz en la zona de mayor iluminación y, bloqueando la exposición, cambiar el encuadre para hacer la foto, o trabajar con exposición manual.

Afortunadamente las cámaras digitales tienen una posibilidad excelente para saber in situ si hemos acertado, el histograma. El histograma es un gráfico que nos muestra la cámara (no recomiendo comprar una aparato que no muestre el histograma) y que nos da información sobre la imagen. Es la mayor utilidad que tiene la pequeña pantalla LCD que tienen las cámaras digitales, dado que la calidad y claridad de las imágenes no es muy buena.

 

Para comprender el histograma pensemos que en una foto digital guardada en 8 bits hay 256 niveles diferentes de luminosidad entre el negro y el blanco. El histograma es una representación de la cantidad de pixels que hay en cada nivel de luminosidad, por lo que muestra si una imagen es muy clara o muy oscura o si está “quemada”.

Una cosa muy importante es que los fotómetros de las cámaras están calibrados para la escena que medimos sea gris neutro (parte central del gráfico). Este es el motivo por el que cuando medimos la luz en la nieve salen las fotos grises…

Veamos algunos ejemplos prácticos:

 

Este es un caso típico de foto en invierno, en estos casos es complicado acertar pero siempre es mejor que la nieve salga un poco gris que que salga totalmente quemada.

Se ve en el histograma que no hay ninguna zona demasiado blanca, aunque podríamos haber sobreexpuesto un poco más ya que vemos que en la zona más a la derecha, que corresponde a los tonos claros, no hay información. Sin embargo, como es de sobra conocido, la nieve es blanca, así la imagen está un poco subexpuesta porque no hay ningún pixel blanco, ni siquiera "casi blanco". En cualquier caso, una subexposición como ésta puede ser fácilmente corregida en el proceso de la imagen con el ordenador.

 


Página 1 de 4  -   1 |  2 | 3 | 4 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International