Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TÉCNICA | 21 de Junio de 2010

Aseguramiento en fisuras

El objetivo de cualquier escalada es el de pasárnoslos bien y disfrutar de la naturaleza y de los regalos que ésta nos brinda. Y si después de la escalada llegamos a nuestra casa sin lesiones, mucho mejor.

No cabe duda que durante la escalada de cualquier pared nos hallamos a merced del riesgo, a pesar de las todas la precauciones que tomemos. La escalada en pared requiere de unos conocimientos técnicos que nos posibiliten la ascensión sin ponernos en ello la piel, y al mismo tiempo también requiere de unos conocimientos en técnicas de seguridad que nos permitan realizar tal ascensión de manera correcta.

En vías de escalada en terrenos equipados la seguridad es visible. Solo nos basta colocar la cinta exprés y la cuerda de manera correcta a través de la chapa de los seguros. Lógicamente hemos de prestar atención a esos primeros seguros cerca del suelo, y también a aquellos cerca de repisas, pues si no aseguramos adecuadamente podemos hacernos daño. Recordemos que la mayor parte de los accidentes de montaña en vías equipadas ocurren en esos primeros metros y cerca del suelo. Unas veces debido al incorrecto distanciamiento entre los seguros fijos y otras veces debido a la mala técnica y atención del compañero que nos asegura (foto 1, escalando en vías equipadas).

En vías de escalada en fisura sin equipar la seguridad es un tanto más limitada. Además de disponer de una buena técnica de escalada en fisuras hemos de disponer de también una buena técnica durante el proceso de colocación de seguros en la fisura. De tal manera evitaremos que durante una caída del primero de cuerda ese seguro aguante el impacto y no se salga. Es preciso que los escaladores dispongan de un buen conocimiento del material, cómo y cuándo colocarlo, así como reconocer también los diferentes tipos de roca.

Los elementos de seguro podemos emplearlos indistintamente como medios de protección o como medios de progresión. Si escalamos una fisura en libre colocaremos los seguros con el fin de retener una posible caída. Esto es protección. Si escalamos la misma fisura en artificial y colocamos una pieza de seguro a la cual no agarramos o de la cual nos superamos mediante el empleo de estribos, hablaremos de progresión. Si durante tal progresión empleamos el seguro con el fin de retener también una caída pasando por él la cuerda, hablaremos de elementos de progresión y protección. En ambos, la técnica para colocar el seguro no cambia.

Elementos de seguro

Los elementos de seguro los podemos clasificar en activos y pasivos. Los elementos activos son aquellos que precisan de un sistema de levas y muelles para anclarse a la fisura. Cada vez que apliquemos tracción al vástago las levas se apretaran mas contra los bordes de la fisura. Los solemos denominar como friends, y bajo tal nombre agrupamos cualquier sistema de expansión por levas, bien sean Camelots, Aliens, Metolius, etc. Los elementos pasivos son aquellos elementos de protección que precisan se empotrados en la fisura con el fin de aguantar una caída. Tienen forma de cuña y cuanto más nos carguemos en ellos mas se empotrarán dentro de la fisura. Los solemos conocer con el nombre de fisureros o empotradores, al margen de su forma y diseño.

Friends

En el año 1976, Ray Jardine inventó los populares friends. Utilizando como taller móvil una camioneta aparcada en el valle de Yosemite, este estudiante de ingeniería se dedicó a manufacturar friends a sus amigos por encargo. Su aparición supuso un tremendo avance en la escalada en fisuras, originando el proceso y evolución de la escalada en libre. A partir de entonces los escaladores del valle empezaron a forzar en libre aquellas vías de artificial, hasta entonces aseguradas con clavos o tascones y fisureros excéntricos. Durante los años 80 tal mentalidad de escalada en libre se traslado a Europa, despuntando tal proceso de escalada en libre. De ahí la importancia de la aparición del friend.

Desde entonces y hasta nuestros días los friends han evolucionado en ligereza, seguridad y diseño. Los clásicos friends son aquellos formados por un vástago rígido y cuatro levas, inicialmente comercializados por la firma Wild Country. Hoy en dia disponemos de una gran variedad de artilugios de expansión por levas. Desde los mas pequeños microfriends para proteger fisuras de dedos hasta friends de grandes dimensiones para proteger fisuras anchas. Para tales fisuras tipo Offwidth también podemos echar mano de los Bigbro, que a pesar de no disponer de levas se adaptan muy bien a la fisura debido a un sistema original de tubo expansivo. En la foto 2 observamos diferentes tipos de elementos de expansión por levas: de izquierda a derecha arriba dos Camelots, un Wild Country de cable, un Trango y Metolius de tres levas y abajo observamos un fisurero Offsets de HB, un fisurero de cordino y un excéntrico de cable. A la derecha un gancho quitafisureros y un juego de Stoppers en un mosquetón ancho.

Los friends disponen de un sistema de cuatro o de tres levas. Y estas pueden ser lisas o con muescas. Asi mismo también pueden ser simétricas o asimétricas. Al margen de ello el correcto emplazamiento consiste en el empleo de todas la levas en contacto con la pared. En aparatos con cuatro levas podemos emplear solo tres de ellas en momentos de progresión de escalada en artificial, limitándonos la seguridad en caso de caída. Por tal motivo solo emplearemos tal técnica en aquellas situaciones críticas de ascenso en artificial. Recordemos que durante tal actividad normalmente empleamos sistemas de progresión y no protección, como puede ser el uso de uñas y ganchos o incluso plomos y coppers. El uso adecuado y recomendado a la hora de emplear el friend en escalada en libre es con todas las levas en contacto con la pared. En agujeros o fisuras romas el empleo de los friends de tres levas tipo Metolius es muy práctico. Así mismo, en agujeros y emplazamientos de antiguos clavos, tales aparatos funcionan muy bien pues el brazo de palanca es mucho menor que aquel compuesto de cuatro levas. Los Camalots son los aparatos mas resistentes del mercado, ello debido al empleo de dos ejes en lugar de uno. Tal sistema garantiza una cómoda apertura y manejo del aparato.

Los vástagos pueden ser rígidos o flexibles. Los clásicos friends de Wild Country disponen de vástago rígido. Son útiles y fáciles de colocar en la fisura. El inconveniente viene dado por la facilidad de que el friend “camine” dentro de la fisura sino alargamos la cuerda mediante una cinta larga, pues el simple movimiento de la cuerda puede mover el aparato. Otra desventaja es cuando colocamos en aparato en una fisura horizontal. Si el vástago sobresale de la fisura puede romperse o doblarse en caso de caída, debido al brazo de palanca. Este problema se puede arreglar colocando un cordino cerca de las levas y por él pasar el mosquetón con el fin de reducir el brazo de palanca. En la foto 3 podemos observar a la izquierda un friend de vástago rígido y a la derecha un friend de vástago flexible. Al friend de vástago rígido le hemos puesto un cordino cerca de las levas con el fin de reducir el brazo de palanca. El friend de cable de la derecha se haya perfecto, en caso de caída y tracción el cable se doblará, facilitando la tracción. El cable está diseñado para doblarse y aguantar una caída.

La resistencia del material está testada en laboratorios. No obstante, la resistencia a la extracción va a depender de la calidad de la roca. Así, en calizas blandas, areniscas y conglomerados la resistencia a la extracción va a ser menos que aquella que nos ofrece una roca granítica o basáltica. Así mismo la calidad del emplazamiento dependerá enormemente en la seguridad de aparato. Si las levas no se hallan en contacto con la pared, o si lo hacen de manera inestable el riesgo a la extracción va a ser mayor.

El friend ha de colocarse en la fisura orientado a la dirección de una posible caída, con todas las levas en contacto con la pared y el vástago orientado hacia abajo. Las levas no han de apoyarse en cristales de cuarzo, pequeñas rugosidades, fisurillas, musgo, o tierra existente dentro de la fisura. Por el contrario, buscaremos la parte más lisa y paralela de la fisura. También vigilaremos que las levas no se apoyen en oquedades existentes dentro de la fisura y que sean difíciles de observar. Igual nos creemos que las levas están bien apoyadas y no es así. Elegiremos el aparato mas adecuado para de acuerdo con las dimensiones de la fisura. Las levas no las coloraremos demasiado apretadas ni demasiado abiertas, sino de acuerdo con el tamaño adecuado. En la foto 4 observamos el friend de arriba bien puesto, el del centro muy apretado y el de abajo demasiado abierto. A cada friend le colocaremos su propio mosquetón por el cual pasaremos la cuerda. En ocasiones puede ser necesario añadir una cinta larga con el fin de evitar que el aparato pueda “caminar” dentro de la fisura, sobre todo debajo de los techos y en líneas de fisura que no sean muy directas. Una vez colocado el friend no le daremos tirones. Con la practica aprenderemos a colocar el friend y simplemente con la vista saber si está bien o mal puesto. El proceso de colocar un friend es el siguiente:

Con una mano realizamos un buen y seguro empotre o cerrojo del cual nos podamos quedar colgados por unos instantes. Los pies los mantendremos también en la pared o en la fisura con el fin de mantenernos estables.

Visualizamos el lugar de la fisura en el cual vamos a instalar la pieza de seguro, de acuerdo con las posibilidades del material existente.

Con la mano libre retiramos la pieza de seguro del arnés, le damos un giro la agarramos por el vástago (foto 5, retirando la pieza del arnes)

Colocamos la pieza de seguro en el lugar elegido (foto 6, colocando la pieza en la fisura). Si la pieza no es la adecuada tendremos que ponerla de nuevo en el arnés y buscar otra mas apropiada.

El material lo ordenaremos en el arnés de acuerdo con el tamaño de la fisura. Dispondremos a mano de los que colocaremos mas próximos y dejaremos atrás los menos usados. Según vamos escalando podemos pararnos en un punto de descanso y cambiar los friends de adelante hacia atrás y viceversa en el arnés, de acuerdo con nuestras predicciones. No hay situación peor que aquellas en la que nos encontramos en el paso clave y no encontramos la pieza de seguro en el arnés. Es muy importante ser muy ordenados y saber donde tenemos el material en el arnés. Durante la escalada de vías deportivas es fácil, pues lo único que tenemos son cintas exprés y son todas iguales. Durante la escalada en fisuras hemos de ordenar el material de acuerdo con los tamaños de las piezas. Es también útil la colocación de cintas de colores de acuerdo con los números de los friends, con el fin de identificar las piezas.

Durante la escalada en libre de fisuras la colocación de material en el arnés es mas cómoda que en las cintas de pecho. En escalada artificial, y debido al gran número de material acarreado, será preciso disponer de esa cinta portamaterial. Es un poco una cuestión de gustos y de comodidad.

Fisureros

Dentro de este apartado incluimos todos aquellos elementos de protección que precisan de ser empotrados en la fisura con el fin de aguantar una posible caída. Los fisureros no han evolucionado de manera tan drástica como la efectuada por los friends. En un principio disponíamos de solo dos tipos de empotradores: tascones excéntricos y fisureros de caras paralelas (no contamos aquellos confeccionados con tuercas). Hoy en día los mas empleados son sin lugar a duda los de diseño curvo, vulgarmente denominados Stoppers(diseño fabricado por la casa Black Diamond). Una cara es plana y la otra curva, permitiendo una mayor adaptación a la fisura. Ello permite colocarlos en la fisura en plano o de lado. En la foto 7 podemos ver un par de fisureros colocados en la pared.

Dentro de los microfisureros hemos de destacar los Micro Stoppers de Black Diamond fabricados en cobre, los Brassies de Trango y, como no, el arma secreta del escalador en libre y artificial: los Offsets de HB. Si la mayoría de los fisureros están confeccionados en aluminio, los Offsets son de bronce. Esto, unido a su diseño asimétrico, los convierte en los mejores candidatos para reemplazar clavos en vías clásicas, asi como para instalarlos en antiguos agujeros de clavos. Una de las ventajas de utilizar fisureros es su ligereza con respecto a los friends, ya que en vías largas de pared podemos ahorrar mucho peso. En la foto 2 podemos observar algunos ejemplos de fisureros y microfisureros.

esta disponga de un estrechamiento. Elegimos el número adecuado y a continuación lo introducimos en la fisura. Seguidamente lo adaptamos y empotramos en ella, con la debida precaución de que ambas caras permanezcan en contacto con la pared. El siguiente paso consiste en aplicar un pequeño tirón sobre el fisurero con el fin de fijarlo en la grieta y evitar que se pueda mover o salir debido al movimiento de la cuera. Llevaremos varios fisureros en un mosquetón ancho. Los microfisureros podemos llevarlos aparte. Una técnica cómoda de colocación es dejar todo el manojo de fisureros en el mosquetón, colocar el adecuado y ponerle la cinta exprés antes de retirar el manojo. De tal manera siempre los tendremos de mano si nos equivocamos de número. Al mismo tiempo, también tenemos pasada la cuerda antes de quitar el manojo de fisureros. En la foto 7 vemos la colocación del fisurero y en la foto 8 observamos el pase de la cinta exprés.

El emplazamiento de fisureros es una tarea un poco mas lenta que aquella que realizamos cuando empleamos los friends. No obstante con un poco de practica podemos hacernos con ella. Los fisureros son ligeros y muy resistentes. En situaciones mas avanzadas podemos incluso oponer fisureros con el fin de empotrarlos mas en la fisura. Para ello los colocaremos de manera opuesta en la fisura como vemos en la foto 9. Los atamos mediante el empleo de un cordino o cinta realizando un nudo ballestrinque en el fisurero superior. Los fisureros se oponen y una vez que carguemos fuerza en el cordino éstos dos se atascarán mas en la fisura. En ocasiones podemos emplear esta técnica para reforzar reuniones o incluso como seguros intermedios. Tal técnica evitará que el seguro de arriba se pueda salir si éste recibe un gran impacto hacia arriba.

Los friends los retiraremos de la fisura siguiendo el mismo recorrido empleado durante su emplazamiento. Si alguna de la levas se atasca, intentaremos mover el friend lentamente y sin darle tirones. Podemos también ayudarnos del gancho quitafisureros para mover esas levas atascadas e intentar extraerlo. Es una cuestión de delicadeza. El fisurero lo moveremos hacia arriba con delicadeza intentando buscar una línea lógica de extracción. Si a pesar de ello el fisurero no se rinde haremos uso del gancho quitafisureros. Colocaremos la punta del gancho en la parte inferior de la cabeza de la pieza y empujaremos hacia arriba. Si es necesario podemos golpear el gancho con un objeto sólido (ojo, no emplear los friends a modo de martillo).

Hay que recordar que los friends y los fisureros son elementos que salvan nuestras vidas. Así de sencillo. Debemos de cuidarlos. Nunca los arrojaremos al suelo o a las piedras. Nunca los dejaremos mojados dentro de la mochila durante una semana. La arena y el polvo lo podemos limpiar con aire a presión, el mismo de hinchar las ruedas del coche. O también limpiarlos con agua caliente y secarlos bien. Si les aplicamos aceite hemos de secarlos bien con el fin de que al aceite no se le pegue mas polvo y arena. Los fisureros los mantendremos en lugares en los cuales el peso no doble los cables.

La técnica de colocar material es complicada, pero se puede aprender con un poco de práctica. Una manera sencilla de practicar a colocar material y confiar en él es encontrar una fisura y subirla en artificial, colgándonos de todas las piezas. Poner muchas y de diversos tamaños con el fin de familiarizarnos. Todavía recuerdo cuando practicaba escalada artificial con fisureros y friends en la cara oeste del Primer Risco, en Budiño, en Vigo. Gracias a ello la experiencia dio su fruto y a partir de ahí, a mas. En principio una vía de fisura en artificial y que hoy en día podemos hacer en libre.

La escalada en fisuras nos puede abrir caminos de aventura insospechados. Simplemente eres tú y unos pequeños “amigos” o friends, que te harán compañía.



Foto 1

Foto 2

Foto 3

Foto 4

Foto 5

Foto 6

Foto 7

Foto 8

Foto 9

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International