Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TECNOLOGÍA | 05 de Febrero de 2016

ThermoBall. Alternativa sintética a la pluma. ¿Lo mejor de ambos mundos?

The North Face
Las bolas de ThermoBall simulan la pluma, y conforman copos como ella

The North Face y Primaloft han presentado el Thermoball, una fibra sintética que imita las propiedades de la pluma, y que además elimina sus contrapartidas, principalmente referidas a sus bajas prestaciones en condiciones de humedad.

Pluma y fibra


Cualquier prenda de abrigo funciona de la misma manera: su material retiene el calor que nosotros producimos, evita que escape, y de esta manera nos mantiene calientes.

Las prendas de pluma y fibra son comprimibles. Sus ventajas son muchas: al poderse comprimir mucho cuando no se usan, necesitan menos material, pesan mucho menos, son más ágiles, ocupan muy poco espacio al transportarlas, y además son más caloríficas que las anteriores debido a que su expansión permite retener mucho calor.

Pluma, izquierda; Fibra, derecha

La fibra tiene una capacidad de expansión menor que la pluma. Más que crear una zona de 3 dimensiones en la que el calor queda atrapado, como hace la pluma, su composición es la de un material enrollable tipo fieltro, que funciona también por barrera. Esto, además de dar menos calor, hace que sea menos transpirable.

Hasta ahora, en cuanto a capacidad calorífica-peso, la pluma es imbatible. Más que formar una barrera, crea un espacio 3D de plumas separadas que conforman copos y forman burbujas de aire entre ellos y en su interior, (ver recuadro) que consiguen retener una cantidad enorme de calor con muy poco peso, pudiéndose comprimir mucho durante el transporte.

Pero tiene un problema: en condiciones de humedad, o mojada, pierde prácticamente todas sus propiedades.

La fibra empleada en montaña, por otro lado, más que crear un espacio 3D, es algo similar a una barrera de fieltro de filamento continuo, aunque de materiales suaves y dúctiles. Esto implica que, a igual peso, la capacidad de expansión, y por ende la capacidad calorífica, es menor.

Pero la fibra tiene una gran ventaja con respecto a la pluma: su resistencia a la humedad.

Para aquellos que quieran profundizar un poco más sobre este tema, os recomendamos que leáis este artículo donde explicamos a fondo todas las características de la fibra y la pluma.

ThermoBall. ¿Lo mejor de ambos mundos?

Esta fibra, desarrollada por The North Face y PrimaLoft, ofrece una alternativa sintética a la pluma, en un producto que ambas empresas califican de revolucionario.

A diferencia de la fibra tradicional, creada con un filamento continuo entrelazado, la fibra ThermoBall está compuesta de bolas que imitan a la pluma, y que forman “copos” sueltos arracimados, exactamente igual que la pluma. Por lo que su capacidad calorífica se consigue por burbujas de aire caliente que se crean entre estos copos, frente a la barrera plana horizontal que crea la fibra tradicional.

Podríamos decir que estamos ante una “pluma sintética”. Los estudios independientes que ha realizado la Universidad del Estado de Kansas demuestran que su comportamiento es muy similar a la pluma 600 cuin (gama media, media-alta, ver artículo sobre pluma y fibra). No iguala, por lo tanto, las prestaciones de la pluma de mayor calidad, pero supera las de la fibra a mismo peso, y lo más importante: funciona perfectamente en condiciones de humedad.

Bajo el agua: a la izquierda, ThermoBall; a la derecha, pluma natural

Se unen las prestaciones de la pluma en seco, sus ventajas en compresión y transporte, con la superioridad de la fibra en condiciones húmedas.

En uso

The North Face emplea principalmente este relleno en prendas polivalentes que pueden usarse como segunda capa, o como tercera capa en actividad. El equivalente a las chaquetas ligeras de pluma y fibra tan de moda actualmente. El diseño de las cámaras está especialmente estudiada para conseguir las máximas prestaciones del ThermoBall.

De momento no ha realizado con este material ninguna “gran prenda” tipo chaqueta de expedición, y es lógico: éstas suelen usarse durante el descanso, debido al gran volumen que adquieren y que perjudica su uso activo, y están rellenas de la pluma de mayor calidad.

The North Face
Chaqueta ThermoBall con capucha, The North Face

Sin embargo, como prenda ligera, que son las que más suelen verse y usarse hoy en día, nos ha parecido fabulosa en uso. Es muy cómoda, muy ligera, muy dúctil y suave, es tremendamente liviana, se comprime a la mínima expresión, y su capacidad calorífica con respecto a peso es muy importante. Podríamos decir que, en cuanto a capacidad calorífica, como decimos, funciona como la pluma 600 cuin, pero en cuando a suavidad, ligereza, ductilidad y suavidad se asemeja a la pluma de mejor calidad, ya que el Thermoball imita el tacto del plumón, evitando los cañamones y zonas duras de la pluma de calidad media, medio-alta.

The North Face
Chaqueta de la foto superior, escondida sobre su bolsillo. Mínimo peso, mínimo volumen

Una prenda todoterreno para uso en cualquier tipo de actividad, que también está empezando a verse en uso urbano, como la mayoría de las chaquetas de este tipo rellenas de pluma y fibra.

Y con respecto a la humedad, el resultado es excelente. Aprovechando este dulce invierno que sufrimos -y que estábamos ya muy cerca del coche-, estando a 3ºC decidimos meter en el río la chaqueta durante dos minutos, esperando a que empapara completamente. Nada más sacarla vimos con sorpresa como su peso no había aumentado como esperábamos. Nos la pusimos y, nuevamente con sorpresa constatamos que nada más ponérnosla y echar a andar, comenzamos a notar calor.

En un breve espacio de tiempo estaba prácticamente seca.

Conclusiones

Es una primera versión de la que podría considerarse “pluma artificial”, de momento con una capacidad 600 cuin. Su tacto, peso, capacidad calorífica y de compresión son prácticamente iguales a los de este tipo de pluma, pero con todas las ventajas frente a la humedad de la fibra.

De momento, las prendas realizadas con este material son muy activas, y es en movimiento y actividad en donde exprimiremos al máximo sus cualidades.

Altamente recomendable como sustituto de las modernas chaquetas de peso ligero-medio polivalentes como segunda capa, o capa exterior.

Es probable que en un futuro cercano veamos nuevas versiones del relleno que aumenten su “cuin”, y el Primaloft empiece a verse en productos como sacos de dormir de invierno, chaquetas gruesas caloríficas, etc.

Cerca de ser ya lo mejore de ambos mundos, y evitando además el uso de subproducto de procedencia animal para la fabricación de prendas de montaña.

Thermoball
Hoodie - EU

Comprar ahora

Thermoball
Hybrid Hoodie W

Comprar ahora



Thermoball
Full Zip Jacket

Comprar ahora

Thermoball
Jacket W

Comprar ahora


Tags: ThermoBall

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
1 comentario

1. vlady - 08 Feb 2016, 18:13
Muy interesante! No me importaría probarla a ve que tal funciona... Saludos!

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
974 215 497
o al 902 14 8000
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)