Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TEST DE MATERIAL | 05 de Febrero de 2009

Test de tablas: 7 Summits, Dragon y Gasherbrum II

Tres modelos de esquí de travesía, tres conceptos totalmente diferentes. Aunque nacidos para un mismo mundo, el público al que van destinados es bastante distinto, lo que nos lleva a pensar en la especialización y diversidad de gustos que existen en este momento en el esquí de montaña. Uno versátil al máximo, otro divertido en los giros y un tercero fuerte y reactivo. Éstas son las características principales de cada una de estas tablas.

Sin llegar a ser modelos muy anchos para lo que se ve ahora, los patines de estos modelos corren entre 73 y 80 mm, medidas bastante intermedias si entendemos todo lo que baje de 70 como muy estrecho. Medidas que hacen que la tabla tenga una gran relación entre estabilidad y facilidad de movimiento en todas las facetas.

Podríamos decir que estos esquís son la continuación moderna de las tablas de toda la vida con patines estrechos, ya sea para asegurar flanqueos, para favorecer los saltos de cola o el derrape. La progresión de las tablas en cuanto a la estabilidad y al peso hacen que los esquís se hagan más anchos de patín, sin perder ninguna prestación, sino sumando mejoras tanto a la hora de bajar como a la de subir. Por ejemplo, la madera empleada en los tres esquís mejora la durabilidad, la sensación y la elasticidad de las tablas en comparación con los canales de aire utilizados antes.

7 Summits de Dynafit

El Seven Summits nació como un proyecto en el que conseguir una tabla tan todo terreno, que pudiera enfrentarse a todos los ambientes posibles. Las siete cimas más altas de cada continente, siete tipos de nieve.

El resultado, una de las tablas más polivalentes y versátiles que jamás hayamos probado, lo que es un factor determinante en nuestras montañas, debido a que su latitud y clima transforman mucho la nieve. Útil tanto para travesías largas, de un día, ascensiones rápidas,.... La forma en que se adapta al terreno resulta sorprendente, no ya por que aguante estoicamente, sino por que te deja disfrutar.

Tabla bastante ligera, foquea sin dificultad, no se engancha y flanquea con comodidad haciendo muy cómodas las vueltas marías en terrenos no muy exigentes.

Construcción cap para ganar ligereza y docilidad, tiene núcleo de Paulonia/haya con inserciones de titanal y refuerzo cuadraxial para endurecer la tabla en los momentos más complicados, con lo que se consigue una tabla ligera, viva y en ocasiones bastante rígida.

Hemos de tener en cuenta que es una tabla que sirve para todo tipo de terreno, pero esto tiene contraprestaciones, no es una tabla dura ni muy rígida, con lo que en situaciones complicadas y cuando se le exige hay que llevarla muy controlada para evitar problemillas.

Debido a su flexibilidad es muy cómoda para entrar y salir del giro gracias a su espátula ancha y a su cola rebajada, siendo la parte del patín es la más rígida de todas para asegurar un mínimo de transmisión y potencia. Se amolda sin problema a los cambios de nieve si se lleva controlada y permite recuperar posición sin dificultad y sin cargar las piernas.

- Lo mejor: su extraordinaria movilidad y consistencia en casi todas las situaciones.
- Lo peor: se te puede olvidar fácilmente que no es una tabla para correr, ya que la puedes meter por todos sitios.

Ver el producto en Tienda »


Dragon de Hagan

Hagan ha encontrado en este esquí, llamado Dragon, una tabla resistente, divertida y ágil. Con un radio de giro mucho más corto de lo que estamos acostumbrados a ver en un esquí de travesía, su movilidad, rapidez en el cambio de canto y su facilidad para carvear le hacen ser un foco de diversión.

Construcción sándwich con núcleo de madera, es bastante duro de torsión para lo elástico y ligero que es. Recupera su forma con agilidad para que los cambios de posición en el final y comienzo de giro sean más permisivos.

Curvas redondas con giros conducidos, de uno a otro, son su objetivo. Tabla destinada a facilitar y divertir en las bajadas gracias a su línea de cotas, funciona en pista como si un all-mountain de gama media se tratara.

Buen agarre en nieve dura, facilidad en la entrada del giro y reactividad en la cola para acabar el giro carveado y propulsarte hacia el comienzo del siguiente. Debido a sus cotas favorece el giro conducido, incluso la entrada en un salto de colas, pero el tener el final del esquí tan amplio y reactivo hace la tabla más exigente en la salida del giro y en los derrapes.

Por otro lado, en subida, al ser más rígida, transmite la fuerza mejor y más rápido a la parte de delante y de atrás de la tabla, traccionando mejor. Pero su radio de giro, tan corto, dificulta los flanqueos a media ladera y las vueltas marías en terreno duro, al tener mucha curvatura en la zona del patín, más aún si se coge en talla corta.

- Lo mejor: la capacidad de agarre en el giro en las nieves mas duras y pisadas y su facilidad de empezar el giro.
- Lo peor: su exigencia a la hora de salir del giro y flanquear, y la posibilidad de enganche al foquear debido a la diferencia de dimensiones.

Ver el producto en Tienda »


Gasherbrum II de Dynafit

Por último, el Gasherbrurn II, esquí específico creado para los terrenos más duros y helados, con el que se bajó la montaña que lleva su nombre.

Tabla con aspecto de modelo antiguo, con poco carving y un radio de giro bastante amplio. Núcleo de paulonia/haya con inserciones de acero elástico y refuerzo , cuadriaxial, es bastante elástica al recuperar la forma, ganando un plus de rigidez y reactividad.

Concebido para los pasos más técnicos, glaciares, corredores,... es una tabla incapaz de engancharse, muy fácil de mover y con capacidad de corrección ya que no tiene que dejar margen al error.

Muy viva, cambia de canto con facilidad y gracias a su poco peso se mueve en los saltos de colas y en los giros cortados con total fluidez, además es lo suficientemente rígida para aguantar en los giros con la nieve más dura sin que rebote o vibre desmesuradamente, aportando bastante precisión al enganchar el canto.

Su extrema ligereza, poco más que una tabla de competición, y su largo radio de giro, que evita enganches a la hora de foquear, flanquear y hacer vueltas marías, lo hacen un esquí perfecto para cualquier subida.

Muy fácil de derrapar y cortar, no es una tabla fácil de carvear, tarda en entrar al giro si no le exiges y sale muy largo, además se lleva en talla pequeña con lo que el canto efectivo es pequeño para conducir con velocidad.

Un misil al subir con una precisión inigualable para descender por los lugares más técnicos.

- Lo mejor: la conjunción de ligereza, movilidad y rigidez.
- Lo peor: la poca posibilidad de conducción y su reactividad.

Ver el producto en Tienda »


Prueba de campo


Los tres modelos testados. De izquierda a derecha: 7 Summits, Dragon y Gasherbrum II

Prueba de campo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International