Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TEST DE MATERIAL | 26 de Junio de 2009

Cuerda Aqua’Tech 9 mm de Beal

Como es lógico, la evolución de los materiales y la tecnología nos ha proporcionado unas ventajas sobre nuestros predecesores que no podrían haber ni imaginado, cuando realizaban sus primeros descensos con rudimentarias cuerdas.

Cuerdas de fibra preparadas para la espeleología o la escalada, que, en ninguno de los dos casos cubrían las necesidades que requiere el descenso de un barranco, trabajar tanto en seco como en mojado, roces y fuertes tracciones, en el caso de los rapeles guiados y las tirolinas, cuando no hablar de la temperatura que alcanzan los aparatos de descenso (ocho, pirana). Quien no se ha quemado, entre las risas de sus compañeros, al quitarse el descensor después de una gran vertical.
La tecnología nos ofreció unos materiales para la confección de cuerdas, qué destinadas específicamente para el descenso de barrancos, cumplieron con creces las expectativas con las que soñaron nuestros ancestros, durabilidad, resistencia a la abrasión y una alta temperatura de fusión.

La flotabilidad del polipropileno, al principio una novedad, se ha ido desechando por diversas razones, su tendencia a liarse en el agua, su temperatura de fusión más baja que la de la poliamida, qué además tiene mayor resistencia y durabilidad y el que, hoy en día hay toda una gama destinada al descenso de cañones en todas las marcas punteras del mercado con este material.

Habitualmente las cuerdas empleadas en el barranquismo y la espeleología son cuerdas semi-estáticas, y estas a su vez se dividen en cuerdas tipo A o B y L dependiendo del uso y de los usuarios, elegiremos una u otra.

Las cuerdas del tipo A están pensadas para ofrecernos unos muy amplios márgenes de seguridad con respecto a su peso y diámetro, y su uso está destinado tanto a profesionales , trabajos verticales, grupos de rescate y guías de empresas de aventura, como a grupos de barranqueros o salidas de clubs.

Por otro lado las cuerdas del tipo B son las que podríamos definir como "Técnicas" ya que su menor diámetro y su peso más reducido reducen su campo de acción a cuerdas de socorro, exploraciones, aperturistas y grupos reducidos con experiencia, para minimizar al máximo todos los posibles roces y tracciones no deseados.

Desde hace mas de 30 años BEAL fabrica sus innovadoras cuerdas de seguridad en continuo cambio, como las disciplinas a las que suministra sus productos.

BEAL ha sido el precursor en fabricar cuerdas con fuerza de choque baja , en respuesta a las necesidades de la escalada moderna, o la y maleabilidad que requieren los descensos de barrancos y el dinamismo de las cuerdas en las grandes verticales que requieren las condiciones especificas de la espeleología. En definitiva la AQUA’TECH es una cuerda, semi-estática de tipo B, muy ligera, diseñada para barrancos técnicos, con marcaje indeleble en su mitad, en la que la longitud de la cuerda se garantiza incluso después de varios usos, ya que al estar calculado el porcentaje de encogimiento, se te garantiza que al final tendrás los metros que compraste, te dan lo que encoge… ¿bien no? Vale ya de comprar un 60 para quedarte al final con un casi 50 (solo falta el detalle de una bolsita para guardarla, en lugar del blíster de plástico).

El banco de pruebas que elegimos en primer lugar fue la Sierra de Guara, con sus roces en conglomerados y barrancos con nada o poco caudal de agua, el resultado fue inmejorable, el pequeño diámetro de la cuerda y su maleabilidad nos hacían pensar que el descenso seria de todo menos lento… cuál fue nuestra sorpresa al darnos cuenta que en realidad, la cuerda deslizaba perfectamente y con un ritmo controlable a la perfección.

Las pruebas en verticales del Pirineo Aragonés y Picos de Europa no nos defraudaron en ningún momento ya que el chicleo fue bastante menos de lo esperado, tanto en descenso como en ascenso, probando su durabilidad en esas aristas tan temidas cuando bajas una vertical en simple y se hace evidente ese “pequeño“ roce en el que no habías reparado antes y pones toda tu confianza en ese ínfimo vinculo con la seguridad que es tu cuerda. Es en esos momentos cuando te das cuenta de lo necesario de disponer un buen material y la AQUA’TECH de Beal lo es.

Los grupos que se han formado para probar esta cuerda han oscilado entre cuatro y ocho personas, desde los 65Kg a los 92 kilos de peso y de diversa constitución física.

Los equipos que han testado el material están formados por experimentados barranquistas, lo cual influye directamente en el desgaste de la cuerda, ya que la habilidad y la experiencia al minimizar los roces y evitar desgastes innecesarios solo se consigue trabajando de forma conjunta y en un grupo que se conoce a la perfección y se complementa en un descenso.

La cuerda testada ha sido probada en un uso intensivo, sobre diferentes tipos de rocas, se ha rapelado en simple y en doble indistintamente, se han usado diferentes descensores, (ocho, pirana, reverso), y se ha remontado por ella con diferentes aparatos (tiblock, croll, shunt) y nudos autoblocantes (prusik, baldostano, etc.)

También se ha usado para montar tirolinas, polipastos, y desviadores dándonos un excelente resultado en todas las facetas en la que la hemos probado, pese a tener una pequeña tendencia a liarse si no eres cuidadoso al guardarla.

Para maximizar los roces, primero hemos optado por bajar una persona sola, en simple, después con saca, para acabar bajando dos personas con sus respectivas sacas en tándem, no os negare que se te pone un ”nudito” en la garganta, pero aun así lo único que hemos conseguido es quitarle brillo a la camisa, (¡menos mal!).

Por otro lado, a fin de probar la ductilidad de la cuerda, se sometió a los nudos (de tracción, ocho, nueve, as de guía y de empalme: vaca o gaza, ocho trenzado, pescador doble) a tracciones mediante polipastos para, al aflojarlos, comprobar su maleabilidad y el resultado incluso en el empalme de cuerdas usando el doble pescador, contrariamente a lo que se presupone por su diámetro reducido, no supuso ningún sobre esfuerzo el deshacerlos.

En la ascensión se buscaron verticales tanto en seco como en mojado, y el chicleo en ambos casos fue casi inapreciable, usamos para ello diversos ascensores: ocho a la italiana, croll y puño, protraxion, tiblock; y una serie de nudos autoblocantes: corazón, prusik, baldostano. No fue ningún problema ascender por la cuerda con ninguno de ellos.
La respuesta de la cuerda en todas las situaciones a la que la hemos sometido ha sido impresionante, ya que la cuerda continua siendo dúctil y maleable, conservando su flexibilidad, color y funda en unas condiciones optimas (aparte arañazos de progresión), para la práctica de nuestro deporte favorito.
Que la disfrutéis, nos vemos en la cabecera.

CARACTERISTICAS TECNICAS DE LA AQUA’TECH

Tipo: EN 1891 B
Carga de rotura: 1900 daN(kg)
Numero de caídas factor 1: 8 (80 kg)
Alargamiento 50/150 kg: 3,6%
Peso por metro: 51 g
Porcentaje de funda: 43%

Ver el producto en Tienda »










Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International