Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TEST DE MATERIAL | 17 de Diciembre de 2013

Test de material: Crampones Blade Runner de Camp. Alta polivalencia y tecnicidad en un diseño innovador

Testamos en hielo, mixto, dry y alpinismo el nuevo e innovador modelo de crampones de Camp.


Texto: Equipo Barrabes/Cuadernos Técnicos. Testador en las fotos: Álvaro Lafuente.

Los crampones Blade Runner son la última apuesta de Camp, (marca que, por cierto, en breve cumplirá ¡¡125 años!! fabricando material de montaña en Premana, en los Alpes italianos. Aquí tenéis su historia, muy interesante).

Estos crampones tienen unas cuantas innovaciones en cuanto al diseño que los diferencian de los demás, y dos características fundamentales que a simple vista pueden parecer contrapuestas: su tecnicidad y su polivalencia.

La tecnicidad es evidente nada más verlos: puntas y diseño muy agresivo, especialmente preparado para el hielo y el mixto. Sin embargo, su alta capacidad de personalización de puntas les permite ser eficaces en otros usos, especialmente en alpinismo.

Los crampones se venden en dos modelos diferentes, “Blade Runner” (con puntas de hielo, para un uso más técnico) o “Blade Runner Alpine, (más para alpinismo). Las otras puntas pueden comprarse por separado para personalizar el crampón totalmente según la necesidad.

Las de hielo pueden ser usadas en monopunta y bipunta, además de permitir su colocación de forma centrada o asimétrica en ambos casos. Las de nieve son más adecuadas para corredores, alpinismo, etc. Nunca serán unos crampones de paseo, pero con las modificaciones que fácilmente pueden hacerse en ellos abarcan el amplio espectro que engloba desde el hielo y mixto extremo hasta el alpinismo.


Con puntas Alpine

También puede personalizarse el sistema de fijación, y al abrir la caja encontraremos los elementos necesarios para convertirlos fácilmente y sin herramientas en un crampón con fijación automática o semiautomática.

Diseño y materiales

Hay una innovación principal: la incorporación de un resalte en la talonera. Está pensado para que al golpear contra el hielo el pie no se mueva hacia adelante. Es decir: hasta ahora, en un crampón la puntera era la que sujetaba el pie. En el Blade Runner está función se divide entre la puntera y el resalte de la talonera. Algo pensado específicamente tanto para evitar golpes como para una mejor sujeción general entre la bota y el crampón, al tener un punto más de apoyo.


Resalte de la talonera

Según la marca, “esto permite al Blade Runner ofrecer lo mejor de ambos mundos, ofreciendo la potencia y la estabilidad de los crampones de caja vertical con la precisión y facilidad de ajuste de los de caja horizontal.”

Hay una contrapartida: el crampón inevitablemente tiene que venderse en 2 tallas, con una talonera diferente cada una. De otra manera, en los números más bajos de pie la bota no llegaría al final del crampón por la parte trasera, y en los más altos la bota sobresaldría del crampón. Sin embargo, las dos tallas se solapan ampliamente, así que no hay problema de elección ( talla 1: 37-46; talla 2: 40-49).

También puede verse originalidad en el diseño de las puntas fijas del crampón, especialmente en las frontales inferiores que sirven de apoyo, con dos direcciones: una delantera para apoyar en la pared, una trasera a contracorriente que tiene buena pinta para su uso en mixto. Aunque algo similar ya ha podido verse en algún crampón ultratécnico de otras marcas, en éste encontramos esa punta “de dos caras” diseñada de forma diferente, más compacta. Luego hablaremos sobre su funcionamiento.


El crampón es ligero, se ve nada más tenerlo en las manos. Según Camp, buena parte de la ligereza se consigue en la construcción de la talonera, fabricada con Sandvik Nanoflex, un acero inoxidable muy resistente que permite reducir el grosor del material de 2.75mm (acero inoxidable normal) a 1.8mm, aumentando además la resistencia del crampón, y permitiendo una pequeña flexión longitudinal del material que hace que adapte a la perfección al diseño con rocker (curvatura) de las botas modernas.


Uso en Drytooling

EN USO

Colocación y personalización

Una cosa importante es que no es necesario quitar el antibott para cambiar de monopunta a bipunta, o de descentrado a centrado, o de puntas de hielo a alpinas. Cambiar las puntas es muy rápido y cómodo. Lleva tornillo, así que quizás no sea lo más apropiado ir haciéndolo en el monte, pero se hace con bastante facilidad. No parece que vaya a dar pereza emplear las ventajas que ofrecen las varias posibilidades de montaje según la actividad que realicemos en cada momento, como alguna vez ocurría con otros modelos.

El crampón es bastante ligero, aunque da una gran sensación de resistencia, y algo importante a la hora de ponérselo, ajusta muy rápido, muy bien, y sin esfuerzo. Lo mismo para quitarlos: la hebilla de la correa lleva una tira que permite que el crampón se afloje rápidamente, con un solo tirón. Además la correa pasa por la puntera, no sólo engancha el tobillo (en automático), dando una mejor sujeción.

La talla se gradua sin herramientas, de forma muy sencilla.

Tenemos que decir que ajusta perfectamente en botas con rocker, tan y como explica la marca, gracias a su ligera flexión del material de la talonera.


Terreno mixto


Uso en hielo, mixto y dry

Con respecto al resalte de la talonera, es bastante eficaz. El crampón se fija muy bien a la bota, y evita en parte el daño que a veces puede hacer uno al golpear. Pero no del todo, ya que parte de ese problema proviene del ajuste entre el pie y la bota: si se mueve, aunque la puntera no repercutirá contra la fijación ni el hielo, los dedos seguirán golpeando dentro de la bota. Pero nos ha parecido un avance muy interesante, sobre todo para jornadas muy largas de golpeo. Principalmente porque, evite en mayor o menor medida esos golpes, se nota una mejora en la sujeción, como ya hemos dicho.

Las puntas clavan muy bien y no hay que golpear con fuerza con ella. Su gran capacidad de adaptación nos ha permitido disfrutar de los crampones con gran resultado tanto en hielo como en mixto y dry. Las puntas, una vez clavadas, sujetan muy bien la bota, dan buena estabilidad y una muy buena sensación de confianza y seguridad.


Buen agarre de las puntas en hielo

De hecho, el diseño de las puntas es uno de sus puntos fuertes. Podríamos explicarlo diciendo que las puntas fijas secundarias (no las de apoyo en ángulo, sino las dos pequeñas similares a las principales) “interactuan” con las grandes, como puede verse en las fotos. Quizás cuando más lo hemos notado ha sido al emplearlo en monopunta, porque las dos pequeñas puntas fijas frontales (color naranja) ayudan mucho en ese caso.


Las puntas secundarias superiores ayudan a la estabilidad, especialmente cuando se usa en monopunta

Pero las dos que más nos han gustado son las que antes comentábamos que salen hacia atrás de forma muy agresiva en la parte frontal. Son muy eficaces para hacer dry y mixto, ya que permiten colocar y enganchar el crampón en donde otros no lo hacen. También ayudan en otras condiciones, especialmente en alpinismo, a que el crampón no deslice hacia atrás.


Puntas "hacia atrás" que permiten enganches muy buenos en drytooling

Su sistema de enganche talonera-frontal, como puede verse en las fotos, es muy ancho, y da mucha rigidez al crampón. Perfecto para escalar. Pero tenemos que decir que la ligera flexión del material de la talonera ayuda en terrenos menos técnicos, sin molestar cuando hace falta rigidez, ya que no se produce en las zonas de tensión del centro y puntera del crampón. Es difícil de explicar el concepto, pero fácil de sentir al usar el crampón...

En general, en condiciones de hielo, mixto y dry, no defrauda para nada, estando a la altura o superando a los más técnicos que encontrábamos hasta el momento. Ágiles, buen agarre, seguros en roca y hielo, puntas que cumplen perfectamente su función. Muy recomendables.


Uso en nieve y zonas menos técnicas

Evidentemente, no estamos ante un crampón de marcha. Pero las puntas de nieve nos han gustado mucho. Son muy grandes, verdaderamente sobredimensionadas con respecto a otros crampones, por lo que agarran mucho. No evitaremos que las puntas fijas frontales se enganchen a la hora de andar si no somos cuidadosos, pero en corredores y hielo no de fusión han dado muy buen resultado y nos han gustado. A no ser que hablemos de WI de dificultad, no van nada mal para nieve helada y hielo, ni mucho menos.



Con las puntas Alpine

Desventajas

-La ruleta negra de regulación de altura de la fijación de la talonera es un poco débil, y se puede aflojar a veces. Hay que apretarla bien.

-El especial diseño del ángulo entre las punteras frontales principales y de apoyo hace que al principio, en contadas ocasiones, el pie pueda resbalar algo en el hielo, hasta que se pilla el ángulo. No pasa mucho, pero requieren pillarle el tacto.

Desgaste

Al tratarse de una primera prueba, no hemos podido forzar en profundidad los crampones como para conocer su durabilidad a medio y largo plazo. En un principio, tras varios días de uso, el desgaste que sufren las puntas entra dentro de lo normal, especialmente tras escalar en mixto y dry con ellos. No parece que este vaya a ser un problema, pero para saberlo con certeza habrá que emplearlos durante al menos una temporada completa. Se venden sueltas puntas de repuesto.


Desgaste normal

Conclusión

Es un crampón muy polivalente, quizás el más polivalente del mercado, ligero, cómodo, agresivo y práctico. Han conseguido un alto nivel de prestaciones en diferentes actividades, desde mixto, dry y hielo de alta dificultad hasta alpinismo. No hemos conseguido encontrarle grandes pegas, y nos han gustado sus innovaciones, especialmente el resalte de la talonera y su gran capacidad de personalización.

Crampones Blade Runner en Barrabes

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
5 comentarios

5. moscancia - 20 Dic 2013, 07:34
hola. me gustaria saber si serán muy incomodos para usar en zonas poco tecnicas, es que yo quiero estos para cosas tecnicas, perono quiero cmprar otros para cosas menos tecnicas, osea, que si sera problematico usarlos en cosas faciles. es que estoy empezando y no me meteré en cosas tecnicas aun.

Informar de comentario ofensivo
4. nicknick - 18 Dic 2013, 09:44
Por aclarar, creo que Camp compró Cassin y usa esa marca en algunos productos técnicos http://www.camp-usa.com/cassin.asp

Informar de comentario ofensivo
3. miferna - 18 Dic 2013, 08:56
Me parece que la redacción de Barrabes ha tenido un patinazo, porque el título del artículo reza "Crampones Blade Runner de Camp" cuando a tenor de lo escrito en el crampón (estampado en el antizueco y en el proipo metal), son del fabricante Cassin... Eso, o me estoy perdiendo algo.

Informar de comentario ofensivo
2. Alvaro Lafuente - 17 Dic 2013, 21:23
Un diez a este crampón!!! probado y comprobado!!!!!

Informar de comentario ofensivo
1. bridwell_ - 17 Dic 2013, 20:18
...me pongan 10

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International