Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | TEST DE MATERIAL | 07 de Febrero de 2014

Testamos la nueva cuerda Gully doble y gemela de Beal. Tan sólo 7.3mm y 36g por metro; la cuerda doble más ligera del mercado

Una cuerda futurista para alpinismo, que cumple los estándares para uso en doble y gemela con tan solo 7.3mm de diámetro, y el nuevo estándar “Water Repellent” de la UIAA. Este invierno la hemos testado sobre el terreno.


Nuestro compañero de la tienda de Benasque Daniel Vega ha estado probando la nueva cuerda Gully de Beal durante unas semanas de este invierno. Es una cuerda verdaderamente revolucionaria debido a sus características y a que con tan solo 7.3mm de diámetro está homologada para uso en doble y gemela. Evidentemente, se trata de la cuerda para uso en doble más ligera del mercado.

En breve estará disponible para su compra en las tiendas Barrabes.

Según la marca, “su extremada ligereza y su baja fuerza de impacto hacen de la Gully 7.3 la cuerda ideal para escalada en hielo, alpinismo y uso en los terrenos más exigentes.”

Pero hay que tener en cuenta una cosa: son muchas sus virtudes, pero es una cuerda para expertos, ya que su escaso diámetro, si bien permite un aseguramiento más dinámico que se agradece en terreno alpino para aquellos con experiencia, puede crear dificultades a la hora de asegurar a aquellos no acostumbrados a estos diámetros. Así lo manifiesta igualmente la marca, con esta advertencia de seguridad:

“Atención: cuidado extremo es requerido tanto para asegurar como para rapelar. El diámetro tan fino requiere el uso de aparatos compatibles y limita su uso a aquellos expertos que estén familiarizados con cuerdas finas.”

En la ficha técnica pueden verse sus prestaciones, similares a las de cualquier otra doble de superior diámetro, y en el test podéis ver sus numerosas ventajas (siempre teniendo en cuenta, como en el caso del aseguramiento, que en caso de mal uso pueden convertirse algunas de ellas en inconvenientes), y sus desventajas. Es evidente que, tras la prueba, pensamos que las primeras superan en mucho a las segundas.

Sin embargo, como bien hace notar nuestro compañero Daniel, su precio, la lógica que lleva a pensar que las cuerdas de menor diámetro desgastan antes con el tiempo que las de mayor, y su uso limitado a expertos, nos hacen recomendar su empleo como cuerda secundaria para aquellos alpinistas con experiencia que, en las ocasiones adecuadas, puedan aprovecharse totalmente de sus ventajas referidas al mínimo peso y volumen, su facilidad de deslizamiento y mosquetoneo en vías alpinas en las cuales las cuerdas sufren numerosos cambios de sentido, su baja fuerza de impacto, etc.

Cabe destacar que la cuerda ha superado el nuevo estándar creado por la UIAA llamado “Water Repellent”. Las cuerdas se testan en laboratorios oficiales de la siguiente manera:

-La cuerda es sometida a un proceso externo de abrasión que equivale al sufrido tras unos días de uso
-Después, la cuerda es empapada siguiendo unos métodos específicos, durante 15 minutos.
-La cantidad de agua que la cuerda absorba no puede ser superior al 5% de su peso.
-La cuerda que cumpla estos requisitos, puede incorporar el label oficial “Water Repellent” UIAA

Esta cuerda absorbió tan solo el 2% de su peso en los test, superando sobradamente los criterios del label. A esto se debe el gran comportamiento que nuestro compañero ha constatado en este aspecto; un 2% es una cantidad realmente ínfima: según las nuevas pruebas UIAA, una cuerda sin tratamiento absorbe habitualmente casi un 50% de su peso, y la mayoría de denominaciones Dry clásicas absorben aproximadamente entre un 20% y un 30%.


GULLY 7.3MM
Cuerda doble futurista.

Daniel Vega Fernández.


“Hace más de una década que Tomás y yo nos tomábamos una rica cerveza en Finestrat tras una escalada en el Puig Campana. Tomás, además de buen escalador de roca, es químico, y me contaba cómo iba eso de las patentes de las moléculas y cómo él veía el futuro de las cuerdas cuando aparecieran las aramidas elásticas, con la cual llegaríamos a ver cuerdas la mitad de gruesas...

Aún no han aparecido aquellas aramidas y Beal nos vuelve a sorprender: una cuerda para gemela ¡y doble! de tan sólo 7.3 mm de grosor, con 36 gramos por metro y un tamaño de la madeja que parece de ciencia ficción. Por supuesto con Golden Dry, es decir su famoso tratamiento hidrófugo aplicado a todos los hilos del alma y la funda ¡y con unicore! Esta novedosa tecnología consiste en adherir alma y funda para obtener una cuerda más compacta y segura en situaciones de desgarro/deslizamiento de dicha funda, un sistema que ya hemos testado con anterioridad.

Aunque ya existían cuerdas gemelas muy finas, hay que remarcar la importancia de poder usarla en doble, sistema mucho más operativo por aquello del roce en largos zigzagueantes... Parece que con una selecta poliamida o quizás gracias a un exclusivo trenzado no ha hecho falta esperar la llegada de un nuevo material para que veamos una cuerda casi un milímetro más fina que la famosa "ice line", que ya parecía insuperable en ligereza... ¿llegaremos a ver cuerdas de cinco milímetros?

Me he encontrado con la ocasión de testarla: un verdadero premio para un friki del material de escalada como yo. A continuación os describo unas primeras impresiones tras unas semanas de uso...

Al verla por primera vez llaman poderosamente la atención tres aspectos: lo poco que abulta y pesa, lo compacta que es y las cifras de su ficha técnica. La madeja de fábrica es minúscula y liviana; y lo sigue siendo una vez desliada y plegada. Pese a parecer visualmente un cordino, al tocarla te das cuenta de que estás ante otra cosa: la pinzas con los dedos y es dura, compactísima.

Y al mirar la ficha técnica ves que sus cifras no son tan ajustadas como cabría esperarse de una cuerda tan fina, corresponden a las de una cuerda doble normal de 8.5 mm... 6 caídas UIAA en doble y 12 en gemela. Indagando un poco más descubrimos que Beal tampoco ha conseguido este grosor a base de reducir el espesor de la funda, ya que su proporción es similar a la de otras cuerdas respetables.


Como niños con un juguete nuevo nos fuimos a Ardonés a probarla. La desembalamos, la desliamos y la plegamos. La echamos al suelo y nos atamos. No apreciamos especialmente el sistema Unicore al hacernos el nudo, porque verdaderamente, es un mininudo...¡desde luego no molesta!. Empezamos a escalar y se nota... bueno, ¡más bien no se nota!: no pesa, desliza que no veas y no se enreda nada de nada. Lo que sí que se nota es la altísima gama a la que esta cuerda pertenece: se mosquetonea bien, no roza nada en las travesías, ni en los descuelgues raros, top ropes y demás perrerías que le hicimos.

Quizás desliza un poco más en la cesta de lo que estemos acostumbrados, pero esto no es sino una ventaja a la hora de dinamizar el frenado en una caída si eres un experto alpinista, con seguros clásicos y dudosos...pero hay que tener buena experiencia en aseguramiento, especialmente dinámico, como corresponde a las actividades para las que está destinada esta cuerda, antes de pensar en usarla.

Al ser tan compacta, parece más difícil de enganchar con nuestros piolets o crampones de lo habitual. Sobre todo si pensamos en lo que nos había pasado la semana anterior con la Booster, que quedó “floreada”.

El primer día de prueba estuvo toda la mañana cayendo aguanieve y el hielo chorreaba por algunas partes, pero la cuerda se mantuvo seca y no se "hinchó" absolutamente nada; en esto aspecto la sensación que da es de estar "plastificada". La nieve se acumulaba en el mantelillo pero las cuerdas seguían luciendo sus estridentes colores. Las metimos por el barro en una jabalinada extra y apenas se ensuciaron. En realidad, lo poco que se ensuciaron no caló, y luego con la nieve se limpió el barro que habían cogido. Finalizamos la jornada y nos fuimos a casa con todo empapado excepto las cuerdas, y con una pregunta en la mente: ¿mantendrá con el tiempo sus excelentes cualidades?


Por supuesto, también hemos rapelado con ella. Nuevamente se comportó de maravilla: un machard con cordino de poliamida de 7 mm con seis vueltas es suficiente. Luego he vuelto a rapelar con ella con cordino de kevlar de 6 y de 5 mm, siendo esta última opción la que más me gusta. No chiclea más que cualquier otra cuerda doble.



Con Machard de poliamida


Con machard de aramida

Otro día escalamos con viento y nieve polvo cubriéndolo todo incesantemente. Las cuerdas quedaron completamente enterradas pero iban saliendo perfectamente limpias. Da la impresión de que el Golden Dry funciona mejor aún con el Unicore que sin él.


A la hora de llevarlas en la mochila, ¡qué os voy a contar que no imaginéis! Con su ligereza y el poco espacio que emplea es verdaderamente más cómodo acarrearla que cualquier cuerda de diámetro superior.

Con el tema de las caídas, es evidente que en estos casos, y ante la fuerte normativa imperante y la gran cantidad de pruebas que las cuerdas deben pasar por parte de laboratorios independientes antes de salir al mercado, lo único que podemos hacer es fiarnos de la etiqueta. Pero por mi parte decir que, ante las pequeñas caídas a las que la hemos sometido, no ha habido ningún problema, vuelve a comportarse de lujo...

Por último comparé su elongación con otras cuerdas, por aquello de que las dobles las testan con 50 kg y no con 80... La comparé con una Cobra II (doble, 8.6 mm), una Joker (triple homologación, 9.1 mm) y una Booster III (simple, 9.7 mm). Como he sometido a estas otras a un uso mayor en el tiempo que a la nueva Gully, los resultados hay que ponderarlos, claro...

Se les hicieron dos cargas consecutivas con 80 kg, en simple, sobre cuatro metros de cuerda, marcándose la elongación de ambas para cada modelo, como se aprecia en la foto. Obviamente sólo se puede concluir que es la más elástica; pues sobre todo en la recuperación tras la carga se notaba mucho la diferencia entre "cuerda nueva" y "cuerda usada"; pero quizás sirva la fotografía para hacernos una idea...


Test de elongación



Conclusiones:

Nos encontramos ante una cuerda verdaderamente futurista. Menor peso y diámetro, mejor deslizamiento, se enreda menos, totalmente hidrófuga, con mejoras notables en seguridad y doble homologación para poder usarla en gemela para aumentar su longevidad o reducir el chicleo.

Aunque habrá que verlo con el tiempo, puesto que se comporta como cualquier cuerda doble, los únicos inconvenientes que le podemos intuir son, por una parte, una corta vida útil, como ocurre con las cuerdas finas en general. Y por otra parte la cuerda no cuenta con el certificado de resistencia a caídas sobre aristas cortantes como otros modelos de mayor diámetro. Aún así mi sensación es que es al menos tan segura como cualquier cuerda normal de 8.5 mm.

Obviamente nos encontramos ante una cuerda para alpinismo técnico de la más alta gama, y podemos usarla como cualquier doble, pero nos saldrá cara. Quizás sea mejor guardarla para ser usada en aquellas ocasiones en las que el peso, el dinamismo, y las demás ventajas que la cuerda ofrece, sean muy importantes.

Ofrece prestaciones como ninguna otra, pero si queremos algo más de polivalencia, o un uso menos técnico, lo normal sería decantarnos por el modelo Ice Line de 8.1 mm, por la Cobra II (8.6 mm) si buscamos una polivalencia total; o incluso por la Joker (9.1 mm) si pensamos usarla en simple.

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
3 comentarios

3. vlady - 08 Feb 2014, 15:35
Hola, Sin duda una review muy esperada para los que nos gusta el tema del material y sus innovaciones. Enhorabuena! Estaría genial poder probarlas en terreno de roca y porqué no probarlas en tensión con una arista típica de caliza y/o de granito, siempre sin gente (ni animales) colgando al otro lado. ;) Bajo mi experiencia durante años con las ICE LINE de 8,1mm, decir que la gente con la que las he usado su duda siempre estaba relacionada con la delgadez de la misma… Así somos los humanos, si vemos grosor pensamos que es más seguro al igual que ha pasado con ciertos aparatos de aseguramientos que he probado, que al ver plástico en su composición, genera dudas de resistencia y por lo tanto seguridad. Resumiendo, la review genial, pero me gustaría llegar más allá para dar esa seguridad en la adquisición (deportivamente hablando ya que de manera profesional, como técnico deportivo de escalada que soy, ni me lo planteo) de este modelo futurista de cuerda. Salu2

Informar de comentario ofensivo
2. kike54 - 07 Feb 2014, 19:11
Kuraia, no creo que tu peso sea un problema para esa cuerda ni para ninguna otra. Excelente artículo Sres. de Barrabes, excepto cuando han hecho que me duelan los ojos con el continuo uso de la palabra testar y luego lo han rematado con la de "label", espero que no se les olvide el castellano.

Informar de comentario ofensivo
1. kuraia - 07 Feb 2014, 15:45
para una persona de 90 kg. (100-105 kg con ropa y equipo) ¿son recomendables?

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International