Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 16 de Junio de 2017

Mont Blanc, 4808m. 4 rutas hacia el techo de los Alpes. Guía de ascensiones

Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
Llegando a cumbre por Goûter. Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+

La montaña más elevada de Europa Occidental fue coronada por primera vez el 8 de agosto de 1786 por Michel Gabriel Paccard y Jacques Balmat. La ruta entonces seguida, el glaciar de Bossons más o menos hasta debajo del actual refugio Vallot, y un paso diagonal (el Ancient Passage) hasta las Rochers Rouges, en la zona final de la Travesía de los Cuatromiles, resulta hoy día impracticable en verano. En el siglo XXI no podemos ya siquiera ascender fácilmente el glaciar de Bossons, trazado ahora exclusivo de invierno y primavera; e incluso en verano de 2015 hubo de cerrarse la subida hasta la Aiguille de Goûter, donde hoy día se ubica el fascinante refugio que parece una nave de ciencia ficción. Los glaciares, en continuo agrietamiento y retroceso, aún protegen el acceso a esta montaña cercana a los 5000 metros en el corazón de Europa. ¿Sigue siendo atractiva la ascensión al Mont Blanc? ¿Resulta peligrosa? ¿Hay algún modo sencillo de evitar las multitudes?

A las 3 rutas más características de la montaña, hemos añadido una bellísima ruta, que enlaza a 4.300m con el Dôme de Goûter, por el refugio Durier. Aun siendo PD+, es una ruta alpina con mayúsculas, comprometida, larga y verdaderamente inolvidable.

Recomendamos encarecidamente, para la realización de cualquiera de estas rutas, la contratación de un guía UIAGM titulado. Es algo fundamental que nos hará disfrutar enormente de la experiencia, además de librarnos de los pesados trámites de reserva de refugios, (en el caso de Goûter, en muchas ocasiones no puede reservarse si no es a través de Guía)


Texto: David Atela
Fotos: David Atela, Jonás Cruces, Todovertical V+

Mont Blanc, 4808m


POR LA ARISTA Y REFUGIO DE GOÛTER

  • Época recomendada: Todo el verano. En primavera y otoño suelen enterrarse los cables en la subida a Goûter y entonces se escala la arista Payot (II, mixto y 45º, margen derecha del Grand Couloir).
  • Dificultad: PD inf (II-; 35º y expuesto en la arista cimera). Riesgo de caída de piedras en la subida a Goûter, sobre todo con calor. Zona glaciar en el Dome de Goûter. La arista somera se vuelve estrecha y delicada tras días de nevada.
  • Acceso al refugio Goûter (4h.30’; 1470 md). Ascensión a la cumbre (3h.40’; 1060 md). Puede descenderse directamente el mismo día o hacer noche en Goûter o la Tete Rousse.
  • Puntos a favor: Comodidad en los accesos y buena ubicación del refugio de Goûter. Escasa exposición glaciar. Descenso cómodo.
  • Puntos en contra: Mucha gente. Caída de piedras en el acceso a Goûter. Arista cimera delicada si hay tiempo inestable o la huella está poco abierta.
  • Alojamiento: Refuge de Goûter (3815 m; FFCAM, abierto y comidas de junio a septiembre, 120 plazas, 20 en refugio de invierno tel. 0450544093; reserva obligatoria. En muchas ocasiones no podrá reservarse sin guía). Refuge Tete Rousse (+33 4 50 58 24 97 )
  • David Atela
    Ruta de Goûter. La arista y la bolera, nevadas. Foto: David Atela

    Ascensión

    En la esquina occidental del mar de hielo que cae por la cara Norte del Mont Blanc hacia Chamonix, hay un hombro nevado, la Aiguille de Goûter, que en 1859 (ruta más directa) y 1861 (L. Stephen, F. Tuckett, M. Anderegg, J. Bennen y P. Perren) fue alcanzado de un modo sencillo por su vertiginosa vertiente Oeste desde los dominios de Sant Gervais. De este modo se conseguía alcanzar la cabecera de los glaciares sin necesidad de atravesar sus descarnadas y agrietadas lenguas inferiores, sobre una trepada de roca mediocre que últimamente se ha demostrado peligrosa al deshelarse el agua que la embebe durante las fuertes canículas veraniegas (caída de piedras).

    Hasta Goûter

    Desde les Houches por el teleférico de Bellevue o bien tomando ya el tren en Sant Gervais (precios similares), enlazamos siempre con el tren cremallera durante el último tramo que nos sube al inicio de la caminata en el Nid d’Aigle (2372 m. 0h; 3h.30’ a pie desde Bionnassay por el Chalet de l’Are).

    Un camino evidente remonta (ENE) un desierto de piedras hasta el pie de la arista des Rognes (cabaña) y luego gira a la derecha sin trasponerla (SE) hasta fundirse en el contrafuerte rocoso (cómoda senda, zócalos de roca) que baja desde el Plateau donde se asienta el refuge de la Tête Rousse (3165 m. 2h; separado 10’ a la derecha de la ruta que sigue a Goûter).

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    La bolera, desde Tète Rouse. Arriba, el viejo refugio de Goûter. Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+

    Se remonta la vaguada glaciar (ESE, plano nevado) y al extinguirse en la pared cruzamos a la derecha sobre unas terrazas (SE, senda más ténue, atender al inicio de la ruta; 3270 m. 2h.20’) para abordar ese contrafuerte de la derecha en la base de la arista Payot. Sin embargo, muy en breve volvemos a desviarnos en horizontal a nuestra derecha para cruzar un impresionante corredor (le Grand Couloir, cable de apoyo, avalanchas de nieve y rocas) y remontar el contrafuerte mucho menos destacado (y menos protegido) que en ese otro lado cae directamente de la montaña (E, pasos I, cable de apoyo). Luego hay un tramo sin cable (senda en revueltas, zócalos breves, I) y en toda la mitad superior ya vuelve a acompañarnos la línea de vida (I, zonas mixtas tras nevadas estivales). Con todo, volverá a incrementarse la inclinación (II-, crampones con nieve reciente, pasos clave con frecuentes atascos) en el tramo final que precede al rellano somital donde, algo a la derecha, se asienta el refugio nuevo de Goûter (3815 m. 4h.30’).

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Subiendo al Refugio de Goûter. Abajo, Téte Rouse. Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+

    A cima

    Las 3am es buena hora para partir desde el refugio (3815 m. 0h) sobre la loma nevada de la Aiguille de Goûter (SSE, arista ancha al inicio), y luego ya directamente en la amplia pendiente (SE, 25-30º, algunas grietas transversales) que va a elevarnos hasta la cima aplanada del Dome de Goûter (4304 m. 1h.30’).

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Alpinistas en la ruta de Goûter, hacia cima. Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+

    En la vertiente opuesta descendemos (ESE, mucha precaución con visibilidad reducida si se pierde la traza) hasta el amplio Col du Dome (4255 m. 1h.40’) y remontamos la rampa que lo sucede enfrente (ESE) para alcanzar, sobre un saliente rocoso a nuestra izquierda, el observatorio y el refugio vivac Vallot (4362 m. 2h.). Continuamos sobre la parte alta de esa rampa nevada (SE), que se estrecha y lleva a una arista nevada, roma pero pronunciada, donde destacan los pináculos nevados de les Bosses (ESE, se rodean por la izquierda).

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Alpinistas descendiendo de cima. Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+

    Una breve parada en el rellano entre ambos (4490 m. 2h.30’), nos prepara a remontar la pendiente del Petite Bosse, a la que sucede el comienzo del filo nevado (ESE, comienzo poco inclinado, luego más pendiente, SE y vertiginoso hacia ambos lados, mínima repisa en el lado Sur) que va a llevarnos al contrafuerte de la Tournette (4675 m. 3h.20’). El filo gira a la izquierda y pierde inclinación, a la vez que a ese lado se suaviza el terreno en la amplia cima del Mont Blanc (4808 m. 3h.40’).

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Llegando a cima. Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+

    POR LA VAL VENY Y EL REFUGIO GONELLA. LA VÍA DEL PAPA

  • Época recomendada: Junio y julio. A fin de verano existe un delicado itinerario que evita el glaciar, abierto e impracticable, por el contrafuerte de las Aiguilles Grises.
  • Dificultad: PD (I ; 40º). Terreno glaciar complejo en la zona intermedia del glaciar de Dome. Secciones estrechas de roca y nieve en la zona del Pitón des Italiens y en la arista somital (ruta de Goûter). Prolongada travesía sobre aristas nevadas en altura (atención a cambios de tiempo o a extenuación).
  • Acceso al refugio Gonella (6h; 1500 md). Ascensión a la cumbre (7h.30’; 1830 md). Descenso largo y a una hora peligrosa sobre el glaciar (noche en el refugio Gonella). Es frecuente regresar por la ruta de los Cuatromiles hasta el col du Midi y alcanzar luego el refugio Torino (descenso en teleférico a Courmayeur).
  • Puntos a favor: Itinerario muy elegante, técnicamente sencillo (en ausencia de grietas) y poco frecuentado.
  • Puntos en contra: Aproximación larga y áspera en la zona inicial sobre el glaciar de Miage. Lejanía a cumbre desde el refugio Gonella. Tramos agrietados en el glaciar de Dome. Traza poco marcada hasta el entronque con la ruta de Goûter.
  • Alojamiento: Refugio Gonella (3072 m; CAI Torino, abierto y comidas de mediados junio a agosto, 42 plazas, 25 en refugio de invierno tel. 390165885101).
  • Foto: David Atela
    Ruta por La vía del Papa, Italia. Foto: David Atela

    Ascensión

    Las escaramuzas por la vertiente Sudoeste del Mont Blanc dibujan una primera ruta (1868, F. A. Yeats-brown y J. Grange) desde las Aiguilles Grises que cruza bajo la pared Sur del Dome de Goûter camino de la montaña. En 1872 (T. S. Kennedy, J. Fischer y J. A. Carrel) se accede al Mont Blanc por la siguiente cuenca hacia el Este (el glaciar de Monte Bianco), alcanzando la divisoria con el glaciar del Dome (donde años después se emplazará el refugio Quintino Sella) y todo el contrafuerte del Rocher du Mont Blanc que enlaza con la arista de les Bosses. Será en 1890 cuando los hermanos Bonin, L. Graselli, J. Gradin, A. Proment y Achille Ratti, quien 32 años después sería nombrado papa Pio XI, se deciden a descender por esta ruta que hoy consideramos vía normal italiana, tras haber pernoctado en la cabaña Vallot, entonces en construcción.

    Hasta Gonella

    La Val Veny se recorre en vehículo o en bus de línea desde Courmayeur hasta la Visaille (1660 m. 0h), donde hay una zona de aparcamiento anárquico en coincidencia con una prohibición de paso. Una antigua pista sube hasta la apertura del valle en el rellano del lago di Combal (1950 m. 1h.) y ya sin llegar a él avanzamos a la derecha junto a una majada a la que sucede un sendero que se acerca al escondido lago di Miage y asciende (N, parece no va a ninguna parte) sobre la morrena derecha del glaciar de Miage. Descendemos al fondo del incómodo glaciar rocoso (se puede también seguir algo la morrena derecha, sobre un sendero aéreo, y luego bajar) y avanzamos próximos a esta margen siguiendo balizas y mojones (NNO, luego NO, rocas con hielo debajo) hacia la cabecera de este valle de dimensiones himaláyicas. El contrafuerte de las Aiguilles Grises marca el punto donde el valle empieza a inclinarse, con un rellano en su base (2460 m. 4h.15’).

    Desde este punto apreciamos una zona agrietada en el ramal (N) que baja del Dome de Goûter; y una pendiente asequible al comienzo en el ramal (NO) que procede de Bionnassay, más arriba transformada en inhóspita pendiente de rocalla y nieve bajo el collado Durier. Entraremos sobre este último ramal, en un arco progresivo de izquierda a derecha (menos grietas) que así escapa finalmente hacia las paredes de la margen de las Aiguilles Grises (NE, alguna grieta en la salida del glaciar) en un punto bien balizado con pintura donde se inicia la senda del Gonella (2600 m. 4h.50’).

    Foto: David Atela
    Larga aproximación a través de las morrenas glaciares. Foto: David Atela

    El camino aborda la roca y cruza en horizontal a nuestra derecha (E) para entrar en el valle contiguo. Sin embargo, al emplazarse en el contrafuerte entre ambos valles (Aiguilles Grises), decidirá ganar metros entre las repisas terrosas y con ayuda de cadenas en los resaltes (NE, bien equipado) para sólo asomarse en un punto a la pendiente nevada y luego retornar a un mundo de espolones y roca rota (N, más cadenas) por el que alcanza el elegante refugio Gonella (3072 m. 6h.).

    A cima

    Levantada a medianoche en el refugio Gonella (3072 m. 0h.). Una senda horizontal y sobre laderas pronunciadas nos lleva a un hombro y una pendiente lateral por la que entramos sin más demora posible sobre el Glaciar del Dome.

    Subimos un tramo cómodo en la margen derecha (N) y en diagonal cruzamos hacia el centro del glaciar en una zona más plana. Aquí suelen aparecer grietas más complicadas, que debemos salvar a derecha e izquierda con la referencia tomada (N) en dos contrafuertes relativamente parecidos que se desprenden de izquierda a derecha y dividen el glaciar en tres ramas, de las cuales las dos más a nuestra derecha bajan directamente de la zona somital del Dome de Goûter (el contrafuerte de la izquierda nace en la torre más alta de las Aiguilles Grises, aún no en la divisoria principal). Entraremos sobre el ramal de glaciar que se abre paso entre ambos contrafuertes, de aspecto muy pronunciado en su parte alta pero asequible en su comienzo. Un rellano intermedio vendrá a mostrarnos a la izquierda (NO, algunas grietas transversales) una salida bastante cómoda sobre la zona de tierra y nieve que aparece por encima de esa Torre superior de las Aiguilles Grises. Alcanzaremos esa divisoria en el punto más evidente y al pie de un tramo superior que ya se aprecia practicable, culminando un pequeño collado (col des Aiguilles Grises, 3810 m. 2h.50’) desde el que hay trazas de senda bastante cómodas (NNE, algún muro I, roca rota, también secciones nevadas) que remontan la loma hasta coronar la reducida cota rocosa conocida como Piton des Italiens (4002 m. 3h.20’; hito).

    Avanzamos a la derecha sobre una divisoria que pronto ofrece una visera hacia el Norte y dos secciones inclinadas y estrechas en ascenso (ENE), para coronar una primera cota nevada donde se tuerce un poco a la izquierda y sobre una pendiente glaciar ya más amplia corona (NE, dos tramos) el Dome de Goûter (4304 m. 4h.20’).

    Enlace con la ruta de Goûter al. Mont Blanc (4808 m. 6h.30’).

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    La Aiguille du Midi, y la arista de los cuatromiles hasta la cima del Mont Blanc. Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+

    POR LA RUTA DE LOS CUATROMILES

  • Época recomendada:
  • Junio y verano. Las vertientes del Mt Blanc de Tacul y Mont Maudit aparecen muy cargadas de nieve en primavera y demasiado agrietadas a fin de temporada.
  • Dificultad: PD (40º y hasta 55º). Frecuentes avalanchas en el Mt Blanc de Tacul a comienzos de temporada. Importantes grietas en la base de esta montaña y en la ruta al hombro de Mont Maudit (secciones cortas hasta 55º, incluso intransitables).
  • Acceso al refugio des Cosmiques (25’; 80 md). Ascensión a la cumbre (7h.20’; 1700 md). Descenso por el mismo itinerario o bien sobre la ruta de Goûter.
  • Puntos a favor: Aproximación mínima y buena ubicación del refugio des Cosmiques. Elegante ruta glaciar en altura que corona tres picos de cuatro mil metros. Tramo somital de escasa dificultad.
  • Puntos en contra: Aglomeraciones en los pasos clave del glaciar (grietas, rimaya), que además nunca presentan la misma complejidad. Travesía larga sobre áreas confusas en ausencia de visibilidad y muy expuestas a inclemencias meteorológicas. Tramos de subida obligada en el regreso. Al subir con medios mecánicos hasta la Aiguille du Midi, imposible de otro modo, no queda sensación de una ascensión completa.
  • Alojamiento: Refugio des Cosmiques (3613 m. Particular, abierto y comidas de fin febrero a septiembre, 148 plazas, tel. 33450544016). Vivac autorizado en el Col du Midi.

  • La espectacular alineación de montañas que alcanza el Mont Blanc por el NNE depara una de las líneas más sublimes en el alpinismo de dificultad moderada; y en episodios de calma atmosférica nos hace posible enlazar en el día las cumbres del Mont Blanc du Tacul, Mont Maudit y la máxima cumbre, eso sí con la ayuda del teleférico de l’Aiguille du Midi y una buena aclimatación previa. El primer recorrido completó corrió a cargo de R. Head, J. Grange, A. Orset y J. Perrod en 1863.

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Ruta de los cuatromiles. Foto: David Atela

    Ascensión

    Hasta Cosmiques

    En Chamonix se toman inexorablemente los dos tramos del teleférico de la Aiguille du Midi (3750 m. 0h) y salimos por el túnel que conduce al extremo superior del glaciar du Geant (arista nevada algo expuesta, cuerdas de protección) para luego bajar a la derecha (S, luego SSO) sobre una pendiente tranquila que alcanza la meseta nevada del col du Midi. Antes de llegar al collado y sobre un resalte a nuestra derecha encontramos el refugio des Cosmiques (3613 m. 25’).

    A cima

    En torno a la 1h.30’AM será ya momento de regresar al glaciar sobre la traza de acceso al refugio y luego bajar a la derecha hasta el gélido rellano del Col du Midi (3530 m. 10’). Debemos remontar la amplia vertiente glaciar que aparece a la derecha del contrafuerte rocoso, elevándonos (SSO) sobre un cono nevado para salvar la rimaya inicial en un punto próximo a ese contrafuerte rocoso o bien hacia la mitad de la ladera, dependiendo de las condiciones (en agosto muro a 55º, en ocasiones puente artificial y puede llegar a estar intransitable).

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Mirando hacia atrás en la arista, Aiguille du Midi

    Luego se remonta la prolongada rampa (N, 30-35º, avalanchas con nieve inestable, en ocasiones aparece otra grieta importante) en busca del hombro de más a la derecha en la zona somital (Espalda de Mont Blanc de Tacul), que luego se sigue sin complicaciones a nuestra izquierda (SE) hasta la cumbre oriental de la montaña (4428 m. 2h.45’). Retrocedemos hasta la mitad de esta espalda somital para bajar a la izquierda una pendiente cómoda (S, 25-30º, confuso con visibilidad reducida) sobre el Col Maudit (4035 m. 3h.15’).

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Col Maudit. Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Bajo el serac, alcanzando el Col Maudit. Jonás Cruces, Todovertical V+

    Ahora subimos en diagonal a la derecha (OSO) para enfilar la ladera glaciar que ocupa la vertiente N del Mont Maudit. La rimaya inicial no siempre se presenta, y debemos ganar altura sobre el centro de la cuenca (SSO, 35º) para luego ir cruzando a la derecha (OSO) sobre la zona menos pronunciada que permite acceder a la base de un hombro lateral nevado conocido como collado del Mont Maudit. La travesía final hacia la derecha, así como la rimaya y el muro que protege su acceso suelen ser zonas inclinadas (45º, estaca de rápel encima), aunque en general provistas de buena huella.

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Alpinistas en la arista de los cuatromiles. Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+

    Desde el reducido collado del Mont Maudit (4345 m. 4h.50’) cruzamos hacia detrás (SSE) la vertiente Oeste de la montaña hasta su contrafuerte meridional; y allí sí será posible retroceder a nuestra izquierda sobre una rampa nevada que luego pasa a ser arista (35º, algo expuesto y con cornisas al Este) sobre la estrecha cima del Mont Maudit (4465 m. 5h.15’).

    Regresamos un trecho por la misma ruta y luego torcemos la cresta a la izquierda para evitar un par de cotas por la derecha (SSE, media ladera inclinada) y descender finalmente a ese lado sobre el confortable collado de la Brenva (4300 m. 5h.45’). Una rampa a la derecha (SO) nos aproxima al resalte nevado conocido como Mur de la Cote (en general resalte a 35-40º, si aparece rimaya puede complicarse mucho).

    Foto: Jonás Cruces, Todovertical V+
    Última subida hasta cima del Mont Blanc

    Ya sólo resta una interminable pendiente nevada (S, 300 metros de desnivel a una gran altura) que culminará en la cima del Mont Blanc (4808 m. 7h.20’).

    Foto: David Atela
    Aiguille de Bionnassay desde el glaciar del Petit Mont Blanc. Foto: David Atela

    POR LA AIGUILLE DE BIONNASSAY

  • Época recomendada: Verano hasta mitad de agosto. Las secciones rocosas de la normal de Bionnassay deben estar libres de nieve, pero la cresta nevada somital no ha de aparecer en hielo vivo. El glaciar de Miage puede ofrecer alguna grieta traidora a final de verano.
  • Dificultad: PD sup. (III+; arista nevada, secciones a 40º). Roca rota y trazado confuso en la subida al refugio Durier. La “normal” de Bionnassay tiene fama de ser difícil y larga, luego hay que continuar sobre arista nevada en descenso hasta el collado de su mismo nombre. Puede realizarse también desde el refugio des Conscrits por las Dômes de Miage (PD, glaciar-vía col des Dômes o arista de nieve-vía Bérangère, complejas a fin de temporada; luego arista mixta con breve rápel instalado).
  • Acceso al refugio Durier (7h; 2300 md). Ascensión a la cumbre (8h; 1770 md). Descenso sobre la ruta de Goûter.
  • Puntos a favor: Elegante arista bien hollada en la roca, muy elegante en la nieve y con base óptima en el refugio Durier. Puede regresarse desde el Dôme de Goûter sin continuar a cima del Mont Blanc si andamos tarde.
  • Puntos en contra: Larga aproximación por terreno de aventura hasta el refugio Durier. El espolón SSO de Bionnassay exige estar habituados a aventuras alpinas y presenta dos largos de escalada a proteger. Arriba hay tramos mixtos (II) y de nieve (40º) hasta cumbre. La impresionante arista nevada de Bionnassay, de dificultad moderada en buenas condiciones, se complica en hielo vivo, con nieve fresca o en climatología adversa (protección difícil).
  • Alojamiento: Refugio Durier (3355 m. CAF Saint Gervais, abierto todo el año y con guarda ocasional de mitad de junio a mitad de septiembre; 14 plazas; tel 0689532510; literas con colchonetas y mantas; en verano suele haber agua a las tardes en un hueco al inicio del descenso hacia les Contamines).

  • Ascender el Mont Blanc por toda su arista SO es una actividad sublime, comenzando en las Dômes de Miage o directamente en la arista de Bionnassay, como aquí proponemos para no alargar excesivamente la ruta. Ese espectacular filo nevado de Bionnassay constituirá por sí sólo un recuerdo imborrable en nuestro historial alpino. Haciendo un poco de historia, recordaremos que tras la espectacular primera ascensión de la Aiguille de Bionnassay por la cara Noroeste de la montaña (E Buxton, F Grove, R MacDonald, J Cachet y M Payot, 1865), la arista SSO fue escalada en 1885 por G Gruber, K Maurer y A Jaun. Un mes después, K Richardson, E Rey y J Bich culminaron toda la travesía hasta el Dôme de Goûter.

    Foto: David Atela
    Desde refugio Durier a Aiguille de Bionnassay. Foto: David Atela

    Ascensión

    Hasta el Refugio Durier

    Tres kilómetros antes de alcanzar el casco de Les Contamines Montjoie surge a la izquierda un estrecho ramal asfaltado que alcanza la aldea de la Gruvaz (1130 m. 0h.). Un camino lleva de inmediato al angosto curso del torrente de Miage y permite pasar a la margen izquierda. No debemos seguir los caminos de la garganta, si no elevarnos (S, derecha, luego izquierda) hasta la majada de le Chosal (1205 m. 15’), bien separada ya del torrente. Alli entroncamos con un ramal de pista que se sigue en ascenso (S) decidido por el bosque hasta la borda de Maison Neuve, y luego (izquierda, ENE) de nuevo a orillas del torrente de le Miage en los extensos prados que son hogar del Chalet de Miage (1560 m. 1h.10’; accesible en taxi desde Saint-Gervais). Nos separamos de la ruta de senderistas del col de Tricot y avanzamos decididamente entre los prados (derecha, SE, varios cursos de agua) buscando la cabecera del valle hasta percibir un tenue sendero que se marca entre los derrubios (E) y luego sube a la izquierda esquivando las dificultades sobre un contrafuerte (ENE) que se desprende de la punta Chapelland en la arista de Tricot. Ya bastante elevados sobre el valle encontramos una traza lateral y avanzamos en horizontal a la derecha (ESE) hasta alcanzar, al pie de un resalte rocoso, el refugio du Plan Glacier (2730 m. 4h; Privado, 20 plazas; comidas y guarda ocasional de mitad de junio a mitad de septiembre).

    Foto: David Atela
    Ruta hasta el refugio de Durier. Foto: David Atela

    Una traza continúa (SE) en mínimo descenso por la base del roquedo y hacia la cabecera del valle de Miage, salvando un primer contrafuerte lateral (balizas, pasos I, algún cable), y luego un nevero (E) al que sigue un nuevo espolón a salvar (SE, cable destartalado, hitos y luego descenso a plena cresta para encontrar unas rampas que bajan hacia el glaciar, S). Una vez acaban los cables hay que destrepar (II, tramos pulidos, cuerda útil) sobre un llano glaciar característico, que cruzaremos (SE, cota 2800. 4h.55’) más o menos hasta el pie del contrafuerte que protege el acceso al col de Miage. Entonces se abre a la derecha una canaleta rocosa que debemos reconocer (balizas rojas) y a la que debemos encaminarnos (S, en general se salvan bien las grietas hasta comienzos de agosto). Trepamos por ella (II-, roca rota) hasta coronar un contrafuerte lateral que luego seguimos a la izquierda sobre las zonas más cómodas (I+). La traza se marca evidente y en verano suele aparecer enteramente en roca (balizas, zonas pisadas, roca siempre pobre) en la interminable pared terrosa que va a llevarnos (E) sobre el collado Durier (3355 m. 7h.). A modo de espejismo, nada más coronar el paso atenderemos a un hueco que suele ofrecer agua y se abre una planicie donde a la izquierda aparece el confortable refugio Durier.

    Foto: David Atela
    Refugio de Durier y Aiguille de Bionnassay. Foto: David Atela

    Hacia cima

    Avanzamos sobre roca encima del refugio Durier (3355 m. 0h) y salvamos un primer resalte que conduce a una rampa vergente hacia el lado italiano donde se sube cómodamente entre derrubios y roca firme (NE, trazas de paso). Arriba remontamos la pendiente nevada que culmina una arista nevada horizontal (N, evitar las cornisas, 3600 m. 50’). Un tramo mixto nos hace buscar los mejores pasos (I+, interesante con luz del alba) y culmina una cota tras la que volvemos a la izquierda sobre el filo nevado que alcanza un collado agradable al pie del resalte clave de la montaña (3780 m. 1h.45’).

    Foto: David Atela
    Arista nevada antes del paso clave en la Arista de Bionnassay. Foto: David Atela

    El paso se emplaza ahora encima nuestro, si bien una traza a la derecha alcanza el pie del evidente diedro-chimenea por donde se desciende en rápel. Ambas rutas son posibles: si optamos por la arista, encontraremos un pequeño diedro con salida a la derecha (III) de donde se regresa a izquierda sobre el filo y a una repisa en la que se establece reunión; desde allí se abordan unas placas (III+) que culminan una terraza de donde se esquiva el filo y para finalizar sobre el diedro-chimenea del lado italiano. Escalar todo el diedro chimenea es posible, sobre las placas a la izquierda de la hendidura en un primer largo bastante cómodo (III, repisas, buena reunión con parabolts); y luego un tramo más vertical con presas invertidas (III+/IV) que culmina la brecha donde nace el diedro, alcanzando a la derecha una zona ya fácil (reunión con parabolt).

    Foto: David Atela
    Final del diedro chimenea (paso clave, vertiente Italiana) en la Arista SSO de Bionnassay. Foto: Dav

    El último tramo de la cresta ofrece varios resaltes mixtos que se salvan un poco a la derecha (II, algo expuesto) y alcanzan un filo nevado donde ascendemos a la izquierda (40º, bastante expuesto) el mogote somital de la Aiguille de Bionnassay (4052 m. 3h.30’).

    Foto: David Atela
    Llegando a a la cima de la Aiguille de Bionnassay. Foto: David Atela

    Descendemos ahora algo a la derecha del filo (NE, luego ENE, antecimas) sobre una cresta bastante cómoda pero que empieza a estrecharse y obliga a contornear una cornisa característica. Ya sobre el filo alcanzamos un ribete rocoso y perdemos inclinación decididamente hacia el collado de Bionnassay, sobre el tramo más fino de la arista de nieve (arista de nieve, 30º y bastante expuesto).

    Foto: David Atela
    David Atela en Bionnassay con la arista de Gouter y el Pitón des Italiens detrás. Se continúa al Coll de Bionnassay para enlazar con la ruta Goûter

    Podemos luego avanzar de nuevo en el lado italiano, sobre una pendiente cada vez más cómoda que alcanza el espectacular collado de Bionnassay (3888 m. 4h.25’). Ahora ganamos altura enfrente evitando algunas cornisas y sobre el filo de la arista nevada (E, luego ESE), arriba en terreno rocoso que ofrece trazas de paso relativamente cómodas algo a la derecha del filo (roca rota) para así culminar el Pitón des Italiens (4002 m. 4h.50’). Enlazamos aquí con el itinerario de Val Veny y el refugio Gonella, que corona el Dôme de Gouter (4304 m. 5h.50’; descenso posible al refugio de Goûter) y, ya sobre la ruta de Goûter, la cima de Mont Blanc (4808 m. 8h.).

    Buscar en el archivo

    Texto a buscar

    Por fecha

      

    Por categorías









    Síguenos
    Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.

    Artículos más recientes

    Comentarios

    Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
    No existen comentarios para este artículo.

    Suscríbete al Boletín
    Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
    Síguenos
    Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
    Tiendas Barrabes
    Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
    ¿Necesitas ayuda?
    Envíanos tu consulta
    ESCRÍBENOS
    o llama al
    974 215 497
    o al 902 14 8000
    (Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)