Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €

Luces del Norte. Fotografiando Auroras Boreales. Consejos por Javier Camacho

El fotógrafo y alpinista Javier Camacho nos muestra sus fotos y nos da sus consejos.

Las auroras boreales pueden presentar caprichosas formas. Alta, Noruega. Foto: Javier Camacho
Las auroras boreales pueden presentar caprichosas formas. Alta, Noruega. Foto: Javier Camacho
Os presentamos un nuevo reportaje del fotógrafo y alpinista Javier Camacho. Y al igual que el último que publicamos, la palabra “Luces” no puede faltar en su título. De las Luces de Montaña a las Luces del Norte.

En Luces de Montaña, Pasión por la Fotografía. Guía y consejos para fotógrafos de montaña, Javier daba muchos consejos, mostraba sus excelentes imágenes, y explicaba su forma de trabajo.

En Luces del Norte también da muchos consejos, nos muestra sus excelentes imágenes, y nos explica su forma de trabajo...para conseguir las mejores fotos de Auroras Boreales.


Northern Ligths, por Javier Camacho

Las auroras boreales son un fantástico y misterioso fenómeno natural, sin duda uno de los más bellos que pueden verse en el planeta.

Hace 8 años que vi las luces del norte por primera vez, en Alta (Noruega), y desde entonces se han convertido en un motivo de peregrinaje para mí. Volví a verlas en Tromso, en las Lofoten, y este año viajé en su busca hasta Finlandia, a los Parques Nacionales de Riisintunturi y Oulanka.

¿Qué son las auroras boreales?

Las auroras boreales son un fenómeno natural, que se manifiesta en forma de brillo o luminiscencia y que puede observarse en el cielo nocturno. Normalmente ocurre en zonas polares, pero no es exclusivo de estas latitudes. En el hemisferio norte se denominan “auroras boreales”, y en el hemisferio sur “auroras australes”

Cuando una eyección de masa solar choca con los polos de la magnetósfera terrestre, produce una luz difusa que se proyecta en la ionósfera. Ocurre que los protones y electrones, guiados por el campo magnético terrestre hasta incidir en la atmósfera cerca de los polos, chocan con las moléculas de oxígeno y nitrógeno. Parte de la energía de la colisión energiza a esos átomos a tales niveles que acaban devolviendo parte de esa energía en forma de luz visible.

Aurora Boreal en Alta, Noruega. Foto: Javier Camacho
Aurora Boreal en Alta, Noruega. Foto: Javier Camacho

¿Cómo es una aurora boreal?

Las auroras boreales tienen formas, estructuras y colores muy diversos, que además cambian rápidamente en el tiempo durante una misma noche.

Comienzan como un arco muy aislado y alargado que se va extendiendo en el horizonte, generalmente en dirección este-oeste. Cerca de la medianoche, (entre las 23 y las 2am es el momento más propicio para poder verlas) el arco suele comenzar a incrementar su brillo, formándose ondas o rizos y también estructuras verticales que se parecen a rayos de luz muy alargados y delgados. De repente, en un momento mágico, la totalidad del cielo puede llenarse de bandas, espirales, y rayos de luz que tiemblan y se mueven rápidamente de horizonte a horizonte.

La actividad de una aurora boreal puede durar desde unos pocos minutos hasta horas. Cuando se aproxima el alba todo el proceso parece calmarse y tan sólo algunas pequeñas zonas del cielo aparecen brillantes, hasta que llega la mañana.

Esto es lo que puede ocurrir en una típica noche de auroras boreales, pero nos podemos encontrar múltiples variaciones sobre el mismo tema.

Colores de una aurora boreal

Los colores que vemos en las auroras dependen de la especie atómica o molecular que las partículas del viento solar energicen, y del nivel de energía que esos átomos o moléculas alcancen.

El oxígeno es responsable de los dos colores primarios de las auroras: el verde/amarillo y el rojizo. Normalmente son mucho más frecuentes las de color verde/amarillo.

Aurora Boreal acampados a la orilla de un lago, Lofoten. Foto: Javier Camacho
Aurora Boreal acampados a la orilla de un lago, Lofoten. Foto: Javier Camacho

¿Cuándo y cómo ver una aurora boreal?

Para ver (y fotografiar) auroras boreales hay que ir a los lugares más adecuados para ello: Canadá, Alaska, Groenlandia, Islandia, Finlandia, Noruega, o Rusia.

Suelen ser visibles de octubre a marzo, pero los mejores meses para verla son enero y febrero; las bajas temperaturas provocan unos cielos muy limpios y sin bruma.

Es conveniente ir unos cuántos días, cuantos más mejor. Puede ocurrir que estemos esperando una semana para ver una aurora boreal y esta no aparezca, o que el día que ocurra haga mal tiempo y las nubes frustren nuestras expectativas. Suele decirse que hay que evitar los días de luna llena, por exceso de luz en el cielo, pero el día que aparecieron este año había, y las vimos perfectamente.

Podemos encontrar ayuda sobre los probabilidades de que las auroras hagan acto de presencia en lugares como www.gedds.alaska.edu/AuroraForecast/, o la aplicación para Android My Aurora Forecast. Esta última es especialmente fiable, y a mi me ha ayudado mucho en mis dos últimas visitas.

La predicción meteorológica, también tan importante, podemos verla en esta web.

Aurora Boreal cerca de Tromso; convirtiendo las luces de la ciudad en aliadas. F: Javier Camacho
Aurora Boreal cerca de Tromso; convirtiendo las luces de la ciudad en aliadas. F: Javier Camacho

Es fundamental al menos desde mi punto de vista, tratar de dirigirse a alguna población pequeña y alojarse lo más lejos del núcleo urbano. Así evitaremos la contaminación lumínica. Además, no es lo mismo ver (y mucho menos fotografiar) una aurora boreal en un entorno natural tan mágico como son los bosques y montañas del gran norte que en un lugar habitado.

El alojamiento es importante. Mejor si está ya integrado en la naturaleza y no nos obliga a recorrer largas distancias hasta nuestro lugar elegido, porque las horas de espera pueden ser muchas, sin movimiento, y a -15ºC. Si sirve mi ejemplo, suelo montar guardia desde las 19:00 a las 4:00am. Eso son 9 horas al raso con esas condiciones, y tener el alojamiento al lado puede ir muy bien.

Lo que yo suelo hacer es viajar por la mañana con mi coche alquilado en busca de las mejores localizaciones, y conseguir la logística. En mis dos últimas visitas he dormido unos cuantos días en tienda de campaña, para poder estar en los lugares que consideraba mejores para mis fotos.

Durmiendo en tienda de campaña, en busca del mejor lugar. Foto: Javier Camacho
Durmiendo en tienda de campaña, en busca del mejor lugar. Foto: Javier Camacho

Equipo personal

Queda claro que, si vamos a estar 9 horas parados de noche y a -15ºC, y con posible viento del norte, necesitamos ropa de mucho abrigo. Y es que no es lo mismo salir a ver auroras boreales que ser un fotógrafo en busca de la mejor, en el lugar que como fotógrafo has considerado como más adecuado, por belleza o por composición.

En mi caso llevo prácticamente las mismas prendas de pluma que mi patrocinador, los británicos de Rab Equipment, me da para las expediciones al Himalaya.

Equipo fotográfico

Trípode

Es obvio que, por las condiciones de iluminación y largas exposiciones, hace falta un trípode. Como fotógrafo necesito algo muy estable, como fotógrafo de montaña también muy resistente...y compacto y ligero. En ocasiones pueden ser horas de carga. En mi caso llevo un Benro Angel Travel de carbono, que cumple todas estas condiciones. Es de un peso muy contenido para lo que ofrece.

Por supuesto, siempre empleo cable disparador.

Cámara

Hace tiempo que me pasé a Olympus. Me da una gran calidad, pero con un ahorro brutal de peso y espacio. No es solo por comodidad, es que puede llevar y usar las cámaras a lugares que otros sistemas no pueden llegar. Mis cámaras han estado en la cima del Lhotse o Everest, y creo que habría sido difícil de otra manera.

La Olympus OMD EM1 Mk II es ideal para este tipo de viajes, por su excepcional portabilidad dado su poco peso, por su buen comportamiento en fotografía nocturna y porque sellada contra la humedad y las temperaturas extremas, es muy buena para hacer fotos en las condiciones ambientales de la montaña y la naturaleza en invierno. Como digo,pude comprobar esto empleándolas sin problemas en la cima de la 1ª y la 4ª montaña más alta del mundo, y me dan mucha confianza en estas situaciones tan complicadas.

Además, las Olympus tienen dos funciones que no da ninguna otra marca, y que permiten una creatividad y comodidad excepcionales en la fotografía nocturna: Live Time y Live Composite.

Aurora Boreal en el P.N. Risitunturi de Finlandia. Foto: Javier Camacho
Aurora Boreal en el P.N. Risitunturi de Finlandia. Foto: Javier Camacho

El Live Time, con el que hice la mayoría de las fotos de auroras boreales este año, permite, en una larga exposición, ver en tiempo real cómo se va exponiendo la fotografía tanto en pantalla como en histograma. Cuando consideras que está correcta, terminas la foto, impidiendo que salga oscura o excesivamente quemada.

Tiene algo del encanto del revelado en laboratorio. Aquel momento en el que, días después de la toma, y tras el revelado del negativo y el cálculo del tiempo de exposición del positivo, introducías el papel en el revelador, y llegaba la magia mientras la imagen iba apareciendo poco a poco.

El Live Composite da un paso más que el Live Time. Explicado a grandes rasgos: vemos también a tiempo real como se conforma la imagen y el histograma, pero con una diferencia: cuando una zona de luz ya está bien expuesta, automáticamente la ignora, y solo añade las luces nuevas.

Es excelente para, por ejemplo, una foto del cielo nocturno con una casa o iluminación en primer plano, ligthpainting, circumpolares, fuegos artificiales.

Vía Lactea en la cabaña en la que esperaba las auroras, PN Risitunturi. Foto: J. Camacho
Vía Lactea y estrellas fugaces en la cabaña en la que esperaba las auroras, PN Risitunturi. Foto: J. Camacho

Objetivos

Normalmente emplearemos un objetivo gran angular, puesto que en muchas ocasiones las auroras boreales ocupan el cielo de un extremo hasta el otro. Además, así se referencia junto a la tierra en la que te encuentras, y se añade algún elemento que la dimensione. En ocasiones también puede usarse un zoom medio. Intentaremos que el gran angular tenga la mayor abertura posible, para bajar la ISO todo lo que se pueda.

Yo llevaba dos grandes angulares muy luminosos y sellados contra el frío y la humedad: un Zuiko Fisheye 8 mm PRO f/1.8, muy útil para este tipo de fotografía, (equivalente a un 16 en 35 mm), y un Zuiko 7-14 f/2.8 PRO, imprescindible para fotografía de paisaje y foto nocturna, equivalente a un 14-28.

El gran angular nos permite componer y referenciar las Auroras Boreales. Foto: Javier Camacho
El gran angular nos permite componer y referenciar las Auroras Boreales. Foto: Javier Camacho

Además de los 2 objetivos anteriores, también llevaba un objetivo muy polivalente, el 12-100 f/4 PRO, equivalente a un 24-200 para el resto de fotos en el día a día en mis rutas por los Parques Nacionales de Finlandia.

Baterías

Como siempre que se fotografía con tanto frío, es bueno llevar empuñadura, para llevar conectadas baterías extras y que no se nos apague la cámara a mitad de una larga exposición. El frío es uno de los grandes enemigos de las baterías, se gastan mucho más rápidamente, así que además de la empuñadura hay que llevar repuestos y, muy importante, guardarlos con nosotros, lo más cerca posible del cuerpo, para evitar que se descarguen por la temperatura y nos llevemos un disgusto al ir a usarlas.

Filtros

Si vas a hacer fotos de amaneceres y atardeceres, espectaculares en estas fechas debido a la incidencia de la luz del sol, es imprescindible un portafiltros y un filtro degradado suave de 3 o 4 pasos, en mi caso yo los utilizo de la marca española Lucroit.

Atardecer en Lofoten. Foto: Javier Camacho
Atardecer en Lofoten. Foto: Javier Camacho

Elección de diafragma y profundidad de campo

Es importante tener en cuenta a la hora de elegir el diafragma con el que vamos a hacer la foto, la profundidad de campo, cuanto más abramos el diafragma menos profundidad de campo tendremos, aunque normalmente en este tipo de fotografía, salvo excepciones, (como por ejemplo que incluyamos en primer término una tienda de campaña), no va a ser necesaria mucha profundidad de campo, puesto que se va a enfocar a infinito de forma manual, ya que el objeto de interés está muy lejano.

Almacenamiento

Ya no llevo mi ordenador portátil para almacenar las fotos. Resulta muy engorroso y, por pequeño que sea, siempre ocupa y pesa más de los que uno quiere o está dispuesto a llevarse.

Lo soluciono de otra manera: llevo insertada en mi teléfono móvil una tarjeta micro sd Sandisk de gran capacidad, 200 GB, para hacer una copia de las fotos a través de un lector de tarjetas, y además hago una segunda copia de seguridad en un disco duro sólido Gdrive Mobile SSD de 2 TB que es asombrosamente pequeño y ligero. En este disco también llevo varias películas y música para hacer más llevaderos los tiempos de espera.

El casi sobrenatural espectáculo de las Luces del Norte. Foto: Javier Camacho
El casi sobrenatural espectáculo de las Luces del Norte. Foto: Javier Camacho

Últimos consejos

El principal: tener suerte, mucha suerte, para que la magia se produzca, mucha paciencia, para estar allí cuando se produzca, y mucha tenacidad, para que sea en el lugar adecuado para nuestras fotos a pesar de las duras condiciones.

Puede ser duro estar tantas noches árticas a la intemperie, pero el premio merece la pena. Y evidentemente, cuantas más aguantemos, más fácil será tener la suerte de nuestro lado. Aquí pasa como aquel famoso golfista que, consiguiendo un hoyo imposible, escuchó a alguien del público decir: “¡vaya suerte tienes”“sí, y es curioso: cuanto más entreno, más suerte tengo”.

Y un aviso: es un espectáculo casi sobrenatural, y como tal, engancha.

Por mi parte, ya estoy pensando la manera de volver en busca de las Luces del Norte.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Pagos online segurosPagos online seguros
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
Partner www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo