Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

Cómo elegir tu casco de esquí de travesía

Los cascos para esquí de montaña son elementos indispensables de nuestra seguridad, y cuentan con doble homologación para escalada y esquí alpino. Aquí te contamos como elegirlos.

Camp Speed Comp, casco ultraligero para esquí de travesía de doble homologación. Foto: Camp
Camp Speed Comp, casco ultraligero para esquí de travesía de doble homologación. Foto: Camp

La historia de los cascos para esquí de travesía cambió en 2017, cuando la ISMF (Federación Internacional de Esquí de Montaña) obligó a portarlos a todas y todos los competidores en pruebas bajo su auspicio, y además anunció que éstos deberían cumplir una doble homologación, para esquí y para alpinismo/escalada.

Inmediatamente, las marcas debieron reaccionar diseñando cascos acordes a esta norma ISMF. Lo cual, como veremos, provocó a su vez que la mayoría de practicantes de skimo, hoy en día, hayan tomado la saludable decisión de portar casco en sus salidas.

El esquí de montaña es un deporte aeróbico. Hasta la creación de este tipo de cascos, poca gente usaba este elemento de seguridad, porque un casco de esquí alpino no es operativo para esta actividad rápida (era popular el dicho "llevar un casco de alpino para esquí de travesía sería como llevar un casco de moto para ir en bicicleta"), y un casco de escalada, como veremos, no protege en caída en descenso.

Pero, ¿por qué esta doble homologación?

Camp Speed Comp. Casco de doble homologación para esquí de travesía

La doble homologación de los cascos de esquí de travesía

  • Un casco de escalada está diseñado para proteger de impactos superiores que podrían fracturarnos huesos (caída de piedra, hielo, material, etc), pero no para amortiguar impactos en caída a velocidad de esquí, que supondrían un movimiento del cerebro que le provocaría daños. Su protección frontal, lateral y trasera es limitada.
  • Un casco de esquí alpino está diseñado para amortiguar en golpe contra suelo, etc, provocado por caída, evitando que el cerebro se mueva y reciba daños internos, con golpe normalmente frontal, lateral y trasero, y para evitar penetración frontal, lateral y trasera, pero no tanto para proteger de impactos superiores, como caída de piedras, etc.

La ISMF consideró que, puesto que el esquí de montaña es un deporte que une el alpinismo con el esquí, un casco adecuado para esta actividad debía:

  • Proteger de impacto superior, como uno de alpinismo
  • Y a su vez amortiguar un golpe en movimiento, frontal, lateral o trasero, como uno de esquí.

Es decir: debía cumplir ambas homologaciones:

  • EN 12492, para cascos de escalada y alpinismo
  • EN 1077, para cascos de esquí tipo B (no integral, orejas que pueden descubrirse)

De esta manera, estamos protegidos tanto en caso de caída de piedras o hielo durante el ascenso, como de impactos por golpe o penetración en caída durante el descenso.

Evidentemente, esto es más fácil de decir que de hacer. Principalmente porque la seguridad es solo una parte de la ecuación: para un deporte aeróbico, la ligereza y, sobre todo, la ventilación, son fundamentales.

Ventilación y diseño de los cascos de esquí de travesía

    Hubo varios problemas que resolver. Si pensamos que unos están diseñados para prevenir daños ante caída de elementos y los otros para amortiguar golpes en caída, es fácil de imaginar que:

    • Los cascos de esquí alpino suelen tener ventilaciones en la parte superior
    • Los cascos de escalada suelen tener ventilaciones en los laterales

    Como puede verse, la solución general ha sido sustituir las aberturas laterales y traseras por rejillas de material que no afectan a la resistencia, permitiendo cumplir la homologación del casco de esquí, y eliminar o desplazar las directamente situadas en la zona superior del casco, para cumplir con la homologación de un casco de escalada.

    Dynafit ST Helmet, casco para esquí de montaña

    Por otro lado, para conseguir la homologación europea de los cascos de esquí alpino, los laterales y zona de nuca tienen que estar protegidos, cosa que no suele ocurrir con los cascos de escalada. El casco es más bajo en esas zonas.

    Además:

    • Un casco para esquí de travesía no puede tener la capacidad calorífica de uno de alpino
    • Y necesita la ligereza de uno de escalada
    • Con todos estos parámetros, y a pesar de la dificultad de combinarlos, se crearon los cascos de skimo. Y los resultados son excelentes: cascos ligeros, ventilados, que nos protegen en todas las situaciones.

      Por eso su uso se está extendiendo de forma masiva: por fin existen cascos que, además de aportarnos la seguridad necesaria, tienen un diseño acorde al deporte aeróbico que es el esquí de travesía. Cascos que pueden llevarse en la cabeza durante toda la jornada.

      Salomon MTN LAB  Black

      ¿Entonces, un casco de esquí de montaña homologado me sirve también como casco de escalada, alpinismo y esquí alpino?

      Efectivamente, cumple estas 3 funciones.

      Sin embargo, como todo término medio, tiene sus hándicaps:

      • Pesan algo más y dan más calor que los modelos específicos de escalada
      • Al ser más ligeros que los de esquí alpino, suelen ser menos duraderos que estos

      Por eso, sobre todo para escalar, la mayoría preferirá un casco específico para la actividad. Pero en cuanto a seguridad, los cascos de skimo con doble homologación pueden emplearse para todas estas actividades de montaña con las mismas garantías de protección que los homologados para cada una de ellas.

      Nota importante sobre seguridad

      En realidad, hoy en día hay pocos motivos para no llevar en todo momento casco durante la práctica del esquí de travesía. Pero, si alguien decide no llevarlo, debe tener en cuenta una situación en la que es imprescindible su uso: uso de correas de seguridad en lugar de frenos.

      Para evitar perder las tablas de esquí en caso de que se suelten durante una caída, tenemos dos opciones:

      • Emplear frenos en la fijación. Es la más adecuada, pero aumenta el peso, no es infalible en terreno muy escarpado, en el que perder una tabla no es una opción, y por ello hay quien prefiere...
      • Emplear correas de sujeción, que se enganchan de la fijación a la bota.

      Correa de sujeción de fijación a bota de esquí de travesía
      Correa de sujeción de fijación a bota de esquí de travesía

      En el caso de elegir las correas, y como puede intuirse viendo la foto, si en una caída aparatosa las tablas se sueltan, se quedarán colgando de nuestras botas, con gran posibilidad de que en sus giros y movimientos impacten contra nuestra cabeza de forma violenta.

      Con correas, el uso de casco es prácticamente obligatorio.

      Otras cosas

      • Los cascos de esquí de montaña llevan incorporado un sistema de sujeción para linterna frontal y para máscaras de esquí.
      • Normalmente las orejas pueden cubrirse, con un sistema de quita y pon, pero excepto en días de mucho frío, suelen llevarse descubiertas.
      • Como ocurre con los cascos de escalada, los más ultraligeros, para competición, pueden ser menos duraderos, más sensibles a traslados, porteo dentro de mochila, etc.
      • Excepto en competición, en donde no está permitido, puede haber quien decida emplear su casco de esquí alpino, si principalmente se dedica al freeride, o de escalada, si principalmente asciende, para sus actividades de esquí de montaña. Es una elección personal, pero debe saber, como hemos explicado en este artículo, que la protección no será completa.
      • Algún modelo, como el Movement 3Tech Alpi W, Movement 3Tech Alpi, triplica la homologación: esquí alpino, escalada, ciclismo.

        Movement 3Tech Alpi W, casco triple homologación: esquí, escalada, ciclismo
        Movement 3Tech Alpi W, casco triple homologación: esquí, escalada, ciclismo

      Tienda web: www.barrabes.com
      Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.