Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €
  • Ayuda
  • Mi Cuenta
      Antes de continuar:
      Debes aceptar las cookies básicas, necesarias para comprar o acceder a tu cuenta.
      Aceptar

Como elegir tu ARVA o DVA para avalanchas

Elemento fundamental para nuestra seguridad en nieve.

Mammut Barryvox S, uno de los más completos y mejores DVAs del mercado. Foto: Mammut
Mammut Barryvox S, uno de los más completos y mejores DVAs del mercado. Foto: Mammut

La seguridad invernal en la montaña pasa, fundamentalmente, por el conocimiento del medio nivoso y su comportamiento.

Como decimos en este artículo sobre nivología que recientemente hemos publicado, primero de una serie dedicada al tema, lo fundamental es formarse adecuadamente para poder adentrarse con seguridad en la montaña invernal, tanto seamos esquíadores de travesía, alpinistas, montañeros o aficionados a las raquetas de nieve: el 90 por ciento de los accidentes por avalanchas son provocados por el esquiador, grupo o montañero, y con las decisiones correctas fruto del conocimiento, son evitables.

Sin embargo, si finalmente acontece un accidente en alud, debemos estar preparados para solventarlo con el material adecuado. Un material que se puede concretar en:

  • Sonda
  • Pala
  • Mochila Airbag
  • ARVA, o DVA (Detector de Víctimas de Avalanchas)

En este artículo vamos a hablar sobre los DVAs, o dispositivos electrónicos de búsqueda; ya dedicamos un artículo a las sondas, palas y mochilas Airbag, que os invitamos a leer.

Hablaremos de sus características y funciones clave, de las tecnologías actuales, y remarcaremos los factores importantes en los que debemos fijarnos a la hora de comprar esta pieza crucial del equipo básico de seguridad para la montaña invernal.

Este artículo no sustituye a un curso práctico, algo fundamental. Nuestra seguridad es fundamental, y la formación adecuada para afrontar con garantías la montaña invernal es básica.

Nos lo explica José Antonio Canela, Técnico especialista nivel 2 en nieve y avalanchas por la Canadian Avalanche Association (CAA), e instructor-proveedor de cursos de rescate (CRS) y Seguridad en terreno de Aludes (AST1) por Avalanche Canada y MountainSafety.info. Podéis contactar con él en www.aboutsnow.org.

Sobre el nombre

De forma prácticamente unánime, a este tipo de dispositivos se les denomina ARVA, acrónimo francés de Appareil du Recherche de Victime de Avalanche (Aparato de Búsqueda de Víctimas de Avalancha).

Sin embargo, es un nombre registrado por una marca. En castellano el nombre correcto es DVA, Dispositivo de Búsqueda de Avalanchas.

¿Qué son los ARVAs o DVAs?

Los ARVAS o DVAs son unos dispositivos que pueden hacer fundamentalmente dos cosas:

  • Emitir una señal de radio pulsada
  • Recibir una señal de radio pulsada

Es decir: si alguien queda enterrado bajo la nieve por una avalancha y lleva un ARVA conectado, podremos localizarlo con un ARVA en modo receptor al seguir una de las líneas de flujo de la onda de radio que emite. Por esto es fundamental que todos los miembros del grupo porten el aparato.

Linea de flujo de la señal emitida por un DVA. Fuente: Mammut
Linea de flujo de la señal emitida por un DVA. Fuente: Mammut

Por tanto, estos dispositivos son muy importantes para la búsqueda de víctimas de avalanchas enterradas bajo la nieve. Además de localizar al accidentado, ayudan a realizar las diferentes fases de búsqueda de manera eficiente, y así ahorrar un tiempo valioso para las fases de sondeo y paleo.

¿Cómo funciona un ARVA?

Mientras se esquía, todo el grupo lo lleva en modo emisor. Si se produce una avalancha con personas atrapadas, quienes están fuera lo ponen en modo búsqueda. A partir de ahí, y una vez captada la señal, el dispositivo nos indica la localización de la víctima mediante una flecha direccional, y un número que indica la distancia a la que se encuentra. Además, emiten un tono o pitido que se va haciendo más fuerte y rápido a medida que va aumentando la intensidad de la señal.

La flecha de dirección nos ayuda a que nos mantengamos en el camino de la línea de flujo hasta que ya no podamos reducir más la distancia (números de la pantalla). En este momento, comienza la fase de búsqueda fina. Una vez localizado, si dispone de función de marcaje, marcaremos a la víctima (nunca antes de haberla desenterrado).

PAS (Pala, ARVA, Sonda)

Portar únicamente un DVA sin llevar la pala ni la sonda no sirve para nada. El DVA nos acerca lo máximo posible, la sonda señala a la víctima y la pala los extrae.

Es imposible realizar un rescate solo portando el ARVA, o la pala y la sonda. Los 3 elementos del equipo básico de seguridad son totalmente dependientes para llevar a cabo un rescate en el menor tiempo posible.

Mammut Pack Barryvox Light Europe, pack de Pala, Sonda y ARVA

¿Existen problemas de compatibilidad entre ARVAS de distintas marcas y modelos?

La respuesta es NO.

Todos los dispositivos en el mercado utilizan la frecuencia internacional estándar de 457 kHz, sin importar la marca y modelo.

Todos son capaces de buscar y encontrar a la víctima enterrada en cualquier parte del mundo en la que nos encontremos.

Hasta hace unos 15 años había dos frecuencias distintas, una para América del Norte y otra para Europa, pero se acordó utilizar únicamente una frecuencia: 457 kHz.

Esto quiere decir que, sea cual sea la marca y modelo, podemos emplear nuestro aparato sin preocuparnos por la compatibilidad, tanto en nuestra zona como en cualquier otra parte del mundo.

Características debemos tener en cuenta a la hora de comprar nuestro DVA

1. Antenas

Independientemente de nuestro nivel de experiencia (algo sobre lo que hablaremos más adelante, y que es fundamental en nuestra elección), nuestro DVA deberá tener 3 antenas, ya que son las que nos van a proporcionar la información de distancia en 3 dimensiones.

Los modelos de 1 y 2 antenas ya no se fabrican, y quien aún tenga alguno, debería cambiarlo, porque su rendimiento es muy inferior a los actuales, y hacen perder un tiempo precioso y vital. Aproximadamente el 73 por ciento de las víctimas de avalanchas mueren por asfixia, y los modelos de 3 antenas han disminuido estas desgracias en un número notable.

En competición no se permiten DVAs de menos de 3 antenas.

  • La antena principal (Y) es la encargada de emitir la señal (en modo emisión), y en modo recepción es la antena con mayor alcance.
  • La segunda antena (X) es la encargada de orientar la señal dando la importante información sobre la dirección que debemos seguir
  • La tercera y última antena (Z) es la encargada de proporcionar la información de profundidad de enterramiento en la fase de búsqueda fina, para evitar el efecto de pico múltiple. Este se produce cuando el ARVA enterrado no se encuentra en la misma posición que el nuestro y los picos máximos de la señal no se encuentran justo encima de la víctima. Con las nuevas tecnologías implantadas en los ARVAS más modernos, y la incorporación de la tercera antena, ya no se produce.

Si combinamos las tres antenas tenemos una señal completa.

2. Facilidad de uso

Es lo más importante después de las antenas: el DVA tiene que ser acorde a nuestro nivel. Tenemos que practicar, y debemos ser muy eficaces con él.

En realidad, no se trata del dispositivo, se trata de nosotros. Todos los DVAs son sencillos de usar….si se conocen, si se han practicado todas sus funciones suficientemente, y si conocemos perfectamente los protocolos de un rescate. Si compramos uno con funciones complejas, como las que luego veremos, y estas están por encima de nuestros conocimientos y experiencia, nos ralentizaremos.

Tengamos el DVA que tengamos, tenemos que practicar hasta que sea totalmente intuitivo su empleo.

Más adelante hablaremos más a fondo sobre este tema, al clasificar los DVAs

3. Velocidad de procesamiento

Después de las antenas y la facilidad de uso que da el tener un dispositivo acorde a nuestra experiencia y práctica, el siguiente factor más importante a la hora de comprar un DVA es su velocidad de procesador.

Si el tiempo es oro en la búsqueda de una víctima de avalancha, la velocidad del procesador nos permitirá movernos rápidamente sin saturarlo y sin saltar líneas de flujo.

Hay modelos que necesitan parones en medio de la búsqueda porque saturan o colapsan al procesador. Con experiencia, y conociendo nuestro DVA (una vez más hay que decirlo), podremos evitarlos al no forzar el dispositivo.

4. Rango de alcance

Es importante, pero no tanto como las antenas, velocidad y facilidad de uso. Al haber distintas marcas y modelos existen diferentes rangos de alcance, entre unos 40-100m.

Cuanto mayor sea el rango de alcance del DVA que tengamos, mayor será el ancho de la banda de búsqueda, por lo que teóricamente podremos buscar un área más extensa en un tiempo menor. Sobre todo si tenemos suficiente experiencia en búsquedas; si no, en una zona tan amplia, puede ser complicado.

Siempre deberemos tomar como rango de alcance el que nos marque nuestro fabricante en el reverso de nuestro DVA. Ahí aparece la información básica de las principales fases de un protocolo de rescate, que tenemos que seguir siempre.

Hay casos en los que esta información no aparece en el reverso; si no sabemos cuál es, deberemos tomar como rango 40m.

Buscando con el DVA a una persona enterrada por una avalancha. Foto: Joanjo Frutos
Buscando con el DVA a una persona enterrada por una avalancha. Foto: Joanjo Frutos

Otras funciones de un DVA

1. Digital vs Analógico

Los DVAs digitales y analógicos varían en la forma en que nos permiten interpretar los datos transmitidos y recibidos.

Los DVAs digitales son la gran mayoría que encontraremos, por no decir que son todos los del mercado actual. Tienen estas ventajas:

  • Utilizan múltiples antenas y microprocesadores para traducir los datos de forma visual en una pantalla, además de sonora mediante pitidos.
  • Nos indican la distancia y dirección hacía la víctima
  • Se adaptan rápidamente a las múltiples señales
  • Traen incluidas más funciones adicionales (multivíctima, función marcaje, escáner, clinómetro, etc.).

Los DVAs analógicos fueron los primeros que se inventaron.

Nos indican las señales analógicas mediante pitidos audibles que van aumentando en frecuencia e intensidad a medida que nos acercamos a otro DVA o víctima. No tienen pantalla, ni indicaciones de dirección en ella. En general, estos dispositivos tienen un mayor alcance tanto de envío como de recepción de la señal, pero son mucho menos prácticos y requieren mayor conocimiento y experiencia para poder ser utilizados de manera correcta y efectiva, por lo que no se recomienda su uso salvo para rescatadores profesionales y usuarios muy expertos.

De hecho, quien tenga un DVA solo analógico, debería cambiarlo en cuanto pueda.

Sí que existen modelos, los más técnicos, que son digitales y analógicos. Los profesionales pueden emplear la señal analógica como ayuda adicional en la búsqueda de escenarios complejos donde la función multivíctima y/o marcaje no están disponibles. Algunos de estos modelos permiten utilizar ambas señales al mismo tiempo ayudando a resolver los problemas, como es el caso del Mammut Barryvox S.

2. Enterramientos múltiples

La mayoría de los dispositivos son fáciles de usar cuando se trata de buscar una sola víctima, pero ¿qué ocurre cuando hay más de una?

La función marcaje de un DVA nos va a permitir aislar la señal de una víctima que hemos encontrado, y así poder centrarnos en el próximo enterrado. No podemos marcar a una víctima hasta que le hayamos desenterrado las vías respiratorias y el tórax. Entonces, podremos marcar su señal.

La función marcaje en escenarios con enterramientos múltiples es importante al facilitar la búsqueda de las diferentes señales.

En ocasiones, estas funciones no están disponibles debido a la complejidad de la situación obligando a llevar a cabo otros métodos de búsqueda para enterramientos múltiples. Tenemos el método de las micro-bandas y el método de los tres círculos. Estos métodos tienen que ser familiares y practicadas, independientemente del modelo de DVA que tengamos.

3. Control de grupo

La función de control de grupo también es interesante, ya que nos permite asegurarnos de que todos los miembros del grupo portan encendido su DVA, y que éstos funciones correctamente, tanto en modo emisión como en modo recepción.

4. Autocontrol de dispositivo y de baterías

Actualmente, todos los modelos de ARVAS que podemos comprar tienen incluidas las funciones de autocontrol del dispositivo, que nos permite comprobar que no hay error, y de control de baterías.

La importancia de la elección del DVA y su correcto uso en un rescate de avalancha

Lo primero que hay que recalcar es que en la búsqueda de alcanzados por avalancha el tiempo es fundamental. Por lo tanto, cuanto más familiarizados estemos con nuestro DVA, cuanto más competentes seamos usándolo, más rápidos seremos.

Esto es más importante que el aparato que tengamos.

Ya hemos visto que existen diferencias en características, funciones, velocidades de procesamiento, rangos de alcance, etc, pero lo fundamental es ser competentes con nuestro ARVA. De nada sirve un modelo muy profesional si no somos ágiles en su uso. Tenemos que practicar lo máximo posible, es esencial y vital para sentirnos cómodos con nuestros dispositivos.

Además, debemos ser humildes y honestos con nosotros mismos a la hora de comprar uno. Si no vamos a poder practicar con él, si no tenemos experiencia, comprar un modelo más avanzado y complejo superará nuestro nivel, lo que puede ser contraproducente.

El mejor ARVA es aquel que se puede utilizar de manera competente y sin problemas en una situación de alto estrés, como son los rescates reales, porque se está completamente familiarizado con su funcionamientos y peculiaridades.

Comprar un DVA más caro y con más funciones que no estamos acostumbrados a manejar no ayudará a que encontremos una víctima enterrada más rápidamente...a no ser que tomemos el camino correcto, y practiquemos y nos formemos. Que se recomiende un DVA sencillo a quien empieza no es para que se estanque ahí: le ayudará al comienzo, y deberá ir avanzando y aprendiendo. Nuestra seguridad está en ello.

Por eso existen diferentes tipos de DVAs, con funciones según los usuarios.

Tipos de ARVAs según funciones y grupos de usuarios

Hoy en día todos los dispositivos son más intuitivos y rápidos de manejar que los de hace 15 años. ¿En dónde radica entonces su diferencia? En que ahora están diseñados para cada grupo de usuarios.

Esto nos permite elegir nuestro ARVA según nuestro nivel de experiencia y habilidades.

1. Usuario novel

Como decimos, si eres un usuario novel que solo sale unas cuantas veces cada temporada, y no tienes mucha soltura con este tipo de aparatos, no es muy recomendable comprar un ARVA con muchas funciones, pensados para usuarios más experimentados y con un nivel de habilidades y conocimientos más avanzados.

Es probable que no aproveches las características más avanzadas, y puede que estas te lleven a confusiones y pérdidas de tiempo en la búsqueda.

Hay dispositivos para los menos experimentados, como el Ortovox Zoom+, básicos y fáciles de usar.

¡¡Esto no quiere decir que no haya que formarse y practicar mucho con ellos!! Simplemente, su sencillez nos permitirá usarlos con eficacia acorde a nuestro nivel de conocimientos y práctica. Es un modelo básico de búsqueda sin mayores funciones.

Ortovox Zoom+

2. Usuarios intermedios

Si ya se es un usuario intermedio, o se tiene pensado avanzar en los conocimientos y habilidades en rescate, mediante la formación y la práctica, buscaremos el siguiente paso: un modelo simple con un par de funciones adicionales, como puede ser un mayor rango de búsqueda, la función de marcaje o la de enterramientos múltiples.

Aquí podemos encontrar algunos aparatos con una excelente calidad-precio, como pueden ser el nuevo Mammut Barryvox, el Pieps DSP Sport, el Pieps Powder BT, o el ORTOVOX 3+.

Pieps DSP Sport

3. Usuarios avanzados

Y si un usuario de nivel intermedio o avanzado quiere seguir aprendiendo y avanzando en sus habilidades de rescate, y utilizar algunas de las funciones más complejas, podremos elegir algún modelo como el Mammut Barryvox S.

Quien elija un DVA de esta gama, y tras la práctica necesaria, podrá usar funciones como la capacidad de cambio de modo de búsqueda-emisión automática, función de desmarcaje de víctima, funciones específicas de control de grupos, función de analógico-digital, o función de escáner, entre otras.

Mammut Barryvox S

Últimas cuestiones

La importancia de las pilas

Las pilas que utilicemos deben ser nuevas y de alta calidad, y por supuesto deben ser reemplazadas antes de que se agoten en medio de un rescate.

Cada cuánto cambiemos las pilas dependerá de las recomendaciones de cada fabricante. Nosotros recomendamos cambiarlas cuando estén entre un 50-75 % de la carga. De esa manera garantizamos batería suficiente si llega un rescate.

Debemos cambiar todas las pilas al mismo tiempo, y deben ser de la misma marca. Nunca usar pilas recargables o de litio, a no ser que el fabricante lo recomiende. Hay muy pocos modelos que admitan baterías de litio.

El nivel de autonomía se ve afectado de manera diferente según el modo que utilicemos: en modo emisión consumen menos batería, y en modo receptor consumen bastante más.

Siempre es recomendable llevar pilas de recambio. Evitaremos los problemas que surgen si alguien se olvida las pilas, o si una batería empiece a escasear.

Pero recordad: las pilas se cambian por si acaso, no cuando el DVA es necesario, y de repente vemos que no hay batería, o que se va a acabar muy pronto. En ese momento, el tiempo es crítico.

¿Cada cuánto debemos revisar los DVA

Los DVAs son equipos electrónicos muy delicados que deben ser tratados con cuidado debido al posible daño o rotura de las antenas.

Es recomendable no guardarlos en zonas frías y cerca de elementos metálicos, ya que se pueden desintonizar las antenas y producir derivas en las señales.

Con el tiempo, todas las balizas se desintonizan y afectan a la capacidad de búsqueda de víctimas. Por ello, se recomienda enviar los DVA cada 3 años a los servicios técnicos de los fabricantes para verificar el funcionamiento correcto del dispositivo.

Pinchando aquí podéis acceder a toda la gama de ARVAs en Barrabes

Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h. y S de 9h a 14h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Pagos online segurosPagos online seguros
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Aplazame
Partner www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo