Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €
  • Ayuda
  • Mi Cuenta
      Antes de continuar:
      Debes aceptar las cookies básicas, necesarias para comprar o acceder a tu cuenta.
      Aceptar

Cómo elegir tu mochila para montañismo, trekking y senderismo

Mochila para día, para travesía, para montañismo, para senderismo. Elige la tuya.

Foto: Lowe Alpine
Foto: Lowe Alpine

Unos consejos importantes antes de elegir tu mochila

En tiempos de búsqueda de la ligereza, deberíamos tener muy claras unas normas fundamentales que nos indiquen cuando, por ahorrar unos gramos, nos estamos poniendo en peligro.

Y para saberlo, un buen método es la elección de la mochila.

  • Primero determinaremos la actividad que vamos a realizar (duración, mayor o menor tecnicidad, lugar, etc)
  • Después decidiremos qué material es el indispensable para realizarla, tanto el técnico como el de precaución (siempre debemos llevar una prenda de abrigo y otra impermeable, sea cual sea la época, etc)
  • Finalmente, elegiremos la mochila más adecuada a la actividad que vamos a realizar y que nos permita portear ese material.

Nunca deberíamos hacerlo al revés. Algo que, por desgracia, suele verse:

  • Elegir una mochila mínima para ir con poco peso, e introducir solo lo que cabe en ella, dejando fuera cosas esenciales para la práctica segura de la montaña.

Tampoco es recomendable el caso contrario:

  • Llenar la mochila de cosas que no vamos a necesitar, por tener espacio disponible.

Ligereza vs comodidad

Al elegir una mochila, hay que intentar que la mochila sea lo más ligera posible, pero si esto afecta al diseño de cinturón lumbar, respaldo y tirantes, es contraproducente: el peso en una mochila de carga bien diseñada se distribuye y se “siente” mucho menos.

El peso en una mochila mal diseñada, o en la que por su ligereza se ha escatimado en el cinturón lumbar y tirantes, se “sentirá más”, nos desequilibrará, y al final nos parecerá que llevamos más peso que en la otra.

Cada gramo cuenta, pero el peso tiene que disminuir por ligereza de materiales y diseño, no por recortes estructurales. Una mochila sin respaldo es mas ligera, pero será una tortura que nos multiplicará por dos la sensación de peso.

En verano, en mochilas de día pequeñas, para senderismo en rutas cortas, el peso que cargaremos será mínimo, y algunos de estos factores que hemos hablado, y de los que vamos a hablar, no tendrán tanta importancia. Pero en el momento en el que nos internemos en la montaña para rutas largas, o de mas de un día, cobran una gran importancia.

Como vamos a ver, es fundamental que una mochila se adapte a nuestro cuerpo, incluso es mas importante que su ligereza y otras cuestiones. Por eso existen los modelos para mujer, con tirantes desplazados y cintura mas alta, entre otras cosas. A las mochilas para mujer les dedicamos un artículo que podéis leer aquí.

Cinturón lumbar, respaldo, tirantes de una mochila de carga moderna. Gran comodidad
Cinturón lumbar, respaldo, tirantes de una mochila de carga moderna. Gran comodidad

El cinturón lumbar: la parte mas importante de una mochila

De forma errónea, muchas personas piensan que la carga de una mochila se sostiene sobre los hombros. No es así: al menos entre el 75 y el 85 por ciento de la misma debe recaer en el cinturón. Y si no estás recibiendo ese porcentaje de peso en el cinturón, una de dos: o tienes una mochila no adecuada, o si la tienes, debes regular correctamente tu mochila.

Un truco para hacerlo es ajustar el cinturón con los tirantes sueltos, recayendo todo el peso sobre él. Cuando veamos que se sostiene, ajustamos los tirantes y quitamos peso del que recae sobre nuestra cintura. Si finalmente vemos que para que se sujetara sobre el cinturón habíamos tenido que ajustar demasiado, ahora aflojaremos levemente, hasta sentir mas o menos la proporción de pesos indicado sobre cintura y tirantes.

Por eso su diseño tiene que adaptarse muy bien a nuestra anatomía, y no debe escatimarse en su construcción. Un cinturón de poca sujeción, o que no ajuste como debe, nos hará cansarnos mucho más, perderemos seguridad, equilibrio, y nuestra espalda sufrirá innecesariamente.

Como decíamos antes, las mochilas muy pequeñas, tanto de montaña como de trail running, prescinden del cinturón porque están preparadas para llevar apenas 2-3 kilos y no es necesario. Pero no debemos cargarlas más, porque no están preparadas para ello.

Tirantes

Tienen que ser anatómicos, adaptándose a nuestro cuerpo.

Con los nuevos diseños, y con los nuevos materiales de alta densidad, se ha conseguido la misma comodidad con menor volumen que el de las mochilas antiguas. De esta forma, los tirantes no impiden los movimientos más atléticos.

Normalmente, cuánta mayor sea la capacidad de la mochila (y por tanto, el peso que puede acarrearse con ella), más acolchados y voluminosos serán, pero hoy en día, por su forma anatómica, y al igual que ocurre con los arneses de escalada, en los modelos de calidad este volumen se ha reducido mucho sin pérdida de amortiguación y comodidad.

Respaldo y bastidor

Es fundamental en cuanto necesitamos una mochila en la que tengamos que transportar algo de peso. Aporta la rigidez necesaria al sistema para que la carga no se mueva y la mochila sea firme, además de proteger nuestra espalda tanto sujetándola como evitando que los objetos se claven en ella. Muchos modelos incorporan un bastidor rígido.

Bastidor interno de alumino ultraligero de la mochila Gregory Alpinisto 50M
Bastidor interno de alumino ultraligero de la mochila Gregory Alpinisto 50M

Uno de los problemas tradicionales de los respaldos en mochilas fuera del invierno radica en el calor y sudor que provocan. Los diseños aireados que las marcas de calidad han diseñado en los últimos tiempos minimizan este problema, ya que todas las mochilas de calidad incorporan canales de ventilación y están confeccionadas con materiales que absorben el sudor.

El óptimo se consigue con los modelos con espacio tras el respaldo, como el Airzone de Lowe Alpine que separa la espalda de la mochila, evitando totalmente el contacto y permitiendo la completa circulación de aire.

Sistema AirZone de Lowe Alpine
Sistema AirZone de Lowe Alpine

Talla

Conociendo la importancia de que el diseño del cinturón lumbar, los tirantes y el respaldo ajusten perfectamente a nuestra anatomía, es fácil imaginar que las mochilas tienen tallas. Por supuesto, cuando hablamos de tallas, no nos referimos a la capacidad y volumen de carga de la mochila, sino al tamaño del respaldo, tirantes y cinturón.

Lowe Alpine Manaslu 55-65, con tallas Regular y L
Lowe Alpine Manaslu 55-65, con tallas M y L

La talla, normalmente, se refiere a la longitud de la espalda, pero afecta proporcionalmente a la anchura y, lo que es más importante, a la longitud del cinturón lumbar. A la hora de elegir la mochila no basta conque podamos conectar la cinta de enganche del cinturón -que es muy extensible, por lo que en la mayoría de los casos lo hará-; tendremos que estar seguros que el cinturón lumbar nos envuelve adecuadamente, cumpliendo su función. Un cinturón pequeño podremos engancharlo, pero la parte acolchado que nos acoge en los laterales lo hará insuficientemente.

No todas las mochilas tienen talla: es probable que no la encontremos en las de menos de 30 litros; en algunas muy técnicas, mientras que en las de mayor capacidad de carga, en algunos casos encontraremos respaldos de mochila regulables que permiten ser adaptados a las diferentes tallas.

¿Cómo es una mochila de trekking y montañismo

Son las más usadas y polivalentes, especialmente fuera del invierno.

Algunas serán puramente para senderismo, pero a partir de determinado volumen, la gran mayoría son muy parecidas a las de alpinismo y escalada en cuanto a equipamiento -portapiolets, portabones, enganches para esterillas, bolsillos para agua, etc-, pero sin la forma técnica estrecha tan tubular y con poca base que perjudica la carga de las mochilas de escalada. Son mas anchas y uniformes. De esta forma se cargan bien, se aprovecha mucho el espacio interior.

Puesto que normalmente no se van a emplear con arnés, el cinturón lumbar tiene el tamaño adecuado para la comodidad y la carga.

Prácticamente todas llevarán bolsillos internos y externos, rejillas laterales, las hay que tendrán bolsillo interno para sistema de hidratación y puerto de salida del tubo.

En cuanto a su peso, como decíamos, lo importante es que, si buscamos modelos ligeros, se deba a sus materiales, y no a recortes estructurales. Milagros no hay: si una mochila es muy ligera, sin recortes de estructura, y es resistente, habrá que pagar el precio que valen sus materiales de última generación.

Tipos de mochila según su capacidad

La capacidad depende de la actividad y el material que necesitemos cargar. Podríamos considerar para montaña.

Menos de 20 litros

Su capacidad de carga es muy pequeña, y salvo cuestiones específicas (trail running, etc.), podremos usarlas para senderismo de verano en rutas no muy largas, etc.

Deuter Speed Lite 20
Deuter Speed Lite 20

Por su poca capacidad, pueden no llevar cinturón, o que este sea un simple cintajo.

Las que no se acerquen a los 20 litros no son muy recomendables para montañismo por su escasa capacidad. (Es una de esas ocasiones en las que una capacidad menor de lo necesario puede hacernos “olvidar” en casa material básico).

Aquí también se incluyen las Daypack, que son mochilas que combinan el uso urbano con las salidas cortas de día en montaña.

De 20 a 40 litros

Adecuadas para salidas de día. Son las mochilas de día polivalentes por antonomasia para montaña (sin saco de dormir, sin material de cocina, etc. Ropa de abrigo, algo de comida e hidratación y elementos de seguridad y técnicos si son necesarios -piolet, bastones).

The North Face Hydra 38
The North Face Hydra 38

El cinturón es ligero, ya que la carga que soportamos es aún poca.

De 40 a 65 litros

Son las mochilas más usadas en montaña. El cinturón ya es importante. Bien aprovechadas, sirven para actividades con noche, travesías largas de varios días si son por refugios y no necesitamos llevar un saco de dormir grueso, etc.

Hasta hace poco mas de una década, para travesías con saco, etc, se solía elegir una mochila del grupo de mas de 65 litros. Pero hoy en día, con los avances en materiales, que permiten que la ropa, hornillos, tienda de campaña, saco, etc, pesen y ocupen la mitad con las mismas prestaciones, podemos apurar mucho el volumen de las mochilas, y el grupo entre 40 y 65 litros es el rey. Pensemos por ejemplo en lo que ocupan 3 camisetas de algodón, frente a lo que ocupan 3 camisetas técnicas, o un pantalón moderno de trekking y un pantalón antiguo para montaña. Una tienda puede ocupar y pesar menos de la mitad, un hornillo en su funda, con gas y accesorios, pesa y ocupa lo mismo que un cartucho de gas antes, y así todo.

Lowe Alpine Airzone Trek+ 45:55

Estas mochilas ya suelen llevar cinchas laterales de ajuste y compresión. De esa forma, adaptamos la capacidad a la cantidad de carga que llevamos, evitando que se mueva y nos desequilibre. Así podemos llevar con seguridad una mochila a media carga, y emplearla como mochila de día.

Más de 65 litros

Son las mochilas de carga. Pueden ser de hasta 100 litros. Para grandes travesías, aproximaciones a campo base, etc. Sus respaldos, bastidores y cinturones lumbares están sobredimensionados, y permiten llevar la carga con comodidad y minimizar la sensación de peso.

Vaude Skarvan 75+10 XL
Vaude Skarvan 75+10 XL

Como decíamos, hace unos años eran las usadas en travesías de varios días en autosuficiencia, pero hoy en día, en muchos casos, con una mochila entre 45-65 litros podremos arreglarnos...aunque en otros no. No olvidemos tener siempre en cuenta la regla general: elegiremos las mochilas entre 45-65 litros para travesías si cabe todo lo que necesitamos; sino, una de carga. Nunca abandonar cosas necesarias por el volumen de la mochila...y nunca cargar con más cosas de las necesarias porque aún tengamos sitio en ella.

Funda de lluvia

Algunos modelos la incorporan plegada en algún bolsillito, otros no.

Si solo pudiéramos elegir un complemento para mochilas, sería este. Porque, si bien las mochilas resisten al agua, excepto en los casos que se indique, no son impermeables. Nada peor que encontrarse con toda nuestra ropa, comida y saco de dormir mojados en el peor momento.

Pinchando aquí podéis acceder a toda la gama de mochilas y complementos en Barrabes

Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h. y S de 9h a 14h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Pagos online segurosPagos online seguros
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Aplazame
Partner www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo