Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

Senderismo y trekking invernal y con nieve: consejos, material imprescindible y precauciones para preparar tu salida

El senderismo y trekking invernal tienen magia. Pero antes de adentrarnos en el medio nevado, hay unas cuantas cosas que debemos saber sobre cómo afrontar la salida y con qué material.
Trekking, senderismo y montañismo no técnico invernal.  Foto: S. Duerto, Barrabes
Trekking, senderismo y montañismo no técnico invernal. Foto: S. Duerto, Barrabes

La montaña invernal y nevada y el senderismo y trekking

La montaña invernal es un medio maravilloso, pero hostil.

Normalmente, quienes realizan rutas alpinas, de esquí de travesía, se habrán formado, tendrán experiencia, irán en grupos que transmiten los conocimientos, y serán conscientes del lugar al que se internan y por el que transitan.

Pero la montaña no es solo eso: existen las rutas fáciles de senderismo invernal con o sin nieve, raquetas fáciles, etc. El problema es que en invierno las cosas no son tan sencillas.

Lo que en verano es un paseo familiar, en la estación invernal puede transformarse en un reto montañero por las condiciones: el frío, cambios de tiempo, las avalanchas que pueden llegar a las sendas de verano cayendo desde muy alto, las pocas horas de luz si ocurre un imprevisto, la hipotermia si nos detenemos y no vamos preparados para ello...

Eso no quiere decir que haya que tener miedo a la montaña: solo el respeto debido y necesario, y los conocimientos que nos permitan gestionar el riesgo de forma óptima. Si tuviéramos que usar una palabra sería CONSCIENCIA

Consciencia del lugar al que vamos, de los riesgos que asumimos, de lo que puede pasar para de esa manera poder gestionarlo con los conocimientos y medios adecuados. Así podremos disfrutar con seguridad de su belleza, de su magia, y de momentos inolvidables.

Este artículo pretende eso, concienciar sobre las precauciones que hay que tener, sobre todo a quienes se están iniciando en las rutas invernales por el medio natural, y sobre la forma de gestionar el riesgo existente.

Con conocimiento y experiencia, la montaña invernal es un paraíso. Pero debemos respetarla.

¿Cómo gestionar estos peligros y disfrutar de la montaña invernal?

  • Consciencia del lugar al que nos internamos y sus peligros y posibles riesgos
  • Prudencia
  • Formación
  • Preparación
  • Planificación
  • Material personal y de seguridad adecuado

Por resumir: en invierno la planificación que se requiere es superior, y no deberíamos aventurarnos sin saber identificar los riesgos y gestionarlos.

Grupos y profesionales: una gran idea

La primera recomendación que podemos hacer es clave: la mejor manera de transitar por la montaña invernal cuando no se tiene ni la experiencia ni los conocimientos adecuados es realizar la actividad con un guía titulado, con una compañía de guías, con un grupo organizado con guía, una asociación, etc.

Prácticamente en cada valle y montaña peninsular podremos encontrar guías y compañías tituladas. Podremos contratar bien nuestras propias actividades, bien apuntarnos a actividades organizadas.

Iremos seguros, entenderemos mucho de lo que nos rodea porque nos será explicado por alguien que lo conoce a fondo, socializaremos, y visitaremos lugares que, por nuestra cuenta, es muy probable que no pudiéramos.

Excursión invernal con raquetas guiada por el Equipo de Guías Barrabes. Foto: Equipo Barrabes
Excursión invernal con raquetas guiada por el Equipo de Guías Barrabes. Foto: Equipo Barrabes
Y aquí entra también la formación: las compañías de guías ofrecen cursos que nos prepararán para ser autónomos si lo deseamos.
Chemari Carrera, guía de MasPirineo escuela de esquí y montaña, guiando a un cliente con raquetas
Chemari Carrera, guía de MasPirineo escuela de esquí y montaña, guiando a un cliente con raquetas

Planificación

Si bien la planificación es siempre importante, en el caso del invierno es vital. Tenemos que anticipar cualquier imprevisto, y estar preparados para afrontarlo.

Aquí se incluye:

  • Horario
  • Parte meteorológico
  • Condiciones de la zona
  • Material adecuado, tanto equipamiento personal como de seguridad
  • Peligro de avalanchas

La montaña nevada

Las avalanchas son un peligro existente en la montaña invernal que afecta a toda persona que se interne en ella.

Por eso es tan importante para quienes comienzan a realizar actividades y rutas invernales teniendo experiencia solo de verano saber que existe ese peligro, y que tenemos que aprender a gestionar ese riesgo.

Repetimos: no hay que tener miedo. Solo consciencia, conocimientos, y gestión del riesgo. Así podremos disfrutar. Mientras tanto, es mejor participar en actividades organizadas, o contratar un guía.

Son varios los artículos que hemos publicado sobre nivología, escritos por José Antonio Canela, ingeniero de minas benasqués, técnico especialista nivel 2 en nieve y avalanchas por la Canadian Avalanche Association (CAA) e instructor-proveedor de cursos de rescate (CRS) y Seguridad en terreno de Aludes (AST1) por Avalanche Canada y MountainSafety.info, al que podéis encontrar si deseáis sus cursos en aboutsnow.org.

Os recomendamos su lectura, pero aquí le pedimos que nos dé algunos consejos y advertencias para quien desconoce el medio y quiere empezar con alguna ruta.

José Antonio Canela valorando el peligro de aludes en Benasque. Foto: José Antonio Canela
José Antonio Canela valorando el peligro de aludes en Benasque. Foto: José Antonio Canela
“La amenaza de los aludes no debería disuadirnos en nuestras actividades invernales, ya que existen maneras de estar a salvo. Simplemente debemos ser conscientes de ellas y conocer cómo funciona el fenómeno de las avalanchas, evitar el terreno de avalanchas y conocer los riesgos asociados a él.

Si transitas cerca de las montañas en invierno, tienes que ser consciente de que estás haciendo algo potencialmente peligroso, y saber qué hacer para evitar o minimizar el riesgo. Si realmente buscas involucrarte en terreno de avalanchas, con más razón debes tener mayor nivel de conocimientos y habilidades.

Si todavía no te has subido al tren de la conciencia de avalanchas, enseguida te doy algunos consejos que tendríamos que poner en práctica para tener un poco más de conciencia de los aludes, incluso si lo que buscamos es evitar el terreno de avalanchas al completo.

  1. El riesgo cero, no existe. Excepto muy alejado de las montañas.
  2. Si vas a la montaña debes tomarte el tiempo para aprender sobre los peligros adicionales.
  3. Las estaciones de esquí también son terreno de avalanchas. Su riesgo dentro de pistas es gestionado por la estación, pero no así fuera de ellas.
  4. Los senderos populares de verano no son inmunes a las avalanchas en invierno, por tanto, no asumas que los senderos son apropiados y seguros.
  5. Si estás en una pendiente con nieve por pequeña que sea, como un terraplén, existe la posibilidad de que se desencadene una avalancha, incluso sin registros de actividad de aludes anterior. Son más propensas en pendientes entre 25º y 45º.
  6. Cambios bruscos en cualquiera de los factores meteorológicos implica un aumento del grado de peligro y de la probabilidad de que se produzca un daño.
  7. Conocer las 5 señales de alerta de peligro de aludes son básicas y necesarias para todos los que se acercan a las montañas en invierno.
  8. Infórmate antes de ir a ningún lado, consigue el BPA y descífralo lo mejor que puedas llevándote la información contigo y reevaluando la situación y las condiciones constantemente.
  9. Las masas boscosas son indicadoras de si estás en terreno de avalanchas o no.
  10. Evita las cornisas, nieve formada por el viento con estructuras en voladizo y localizadas en crestas principalmente.
  11. Sé consciente de tu entorno, de la pendiente en la que te estás moviendo, ya que si controlamos la pendiente y la orografía del terreno podremos gestionar las avalanchas eficazmente. Hazte con un clinómetro en App o específicos para medir pendientes.
  12. Si sales a terreno de avalanchas o simplemente a la montaña porque no sabes reconocerlo, está siempre preparado y alerta para no exponerte a una avalancha que pueda atraparte, podría ser mortal.
  13. El 93% de los accidentes en avalanchas se produce por una mala toma de decisiones.
  14. Consigue el equipo básico de seguridad (DVA, PALA, SONDA, MOCHILA AIRBAG Y/O AVALUNG, KIT DE PRIMEROS AUXILIOS Y MANTA TÉRMICA, TELÉFONO SATÉLITE, ETC.)
  15. La formación y el entrenamiento periódico es necesario para reducir al máximo nuestra vulnerabilidad.

Material personal

Lo más importante es estar preparados para el frío, cambios de tiempo, posibles imprevistos que nos detengan y nos enfríen, etc.

Esto empieza por la ropa. A continuación os enlazamos algunos artículos que os ayudarán a conocer las necesidades del sistema de capas, y como equiparnos en invierno de forma correcta:

El calzado, evidentemente, es muy importante. Pero más importante es saber elegirlo: en el caso de invierno, y si tenemos que llevar crampones, aunque sean de marcha, una buena elección es algo crucial para nuestra seguridad:

Con respecto al material técnico, en ocasiones deberemos de ayudarnos de bastones, a veces de raquetas, otras veces de piolet y crampones de marcha:

En cuanto al material de seguridad, no debemos olvidar:

  • Guantes de repuesto
  • Gafas de nieve de repuesto
  • Buff para el cuello o similar
  • Ropa de abrigo extra para los momentos en los que nos detenemos
  • Manta de supervivencia
  • Silbato (es probable que tu mochila lo lleve incorporado en el cierre de la correa del pecho)
  • Termo con líquido caliente (infusión, té, caldo, etc)
  • Si entramos en zonas más lejanas, es bueno llevar un hornillo en el que calentar agua, hacer una sopa, derretir nieve, etc
  • Comida calórica
  • Teléfono móvil cargado.

Mapa, brújula, GPS

Da igual que el camino esté muy marcado, siempre tenemos que llevar sistemas de orientación. Y es fundamental que sepamos orientarnos con ellos. Para ello, independientemente de que usemos el GPS (algo obligado en invierno, cuando las condiciones meteorológicas pueden cambiar y borrar el camino), debemos conocer los fundamentos de la orientación.

En este artículo os enseñamos cómo orientarnos con mapa y brújula, entre otros muchos de estos fundamentos: Cómo orientarse con mapa y brújula

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.