Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

Cascos Petzl: Top and Side protection. El protocolo completo de seguridad.

Una parte tan delicada como la cabeza merece una protección total. La normativa es exigente y cumple con todos los parámetros de seguridad, pero Petzl implementa un nuevo protocolo que permite proteger aún más en caso de caídas o golpes en toda la superficie del casco.

Petzl
Es esencial la protección de la cabeza en escalada. Foto Sam Blé / Petzl.

El casco ha sido y, aunque afortunadamente cada vez menos, sigue siendo uno de los elementos de seguridad en los que más incoherencia existe entre los escaladores por la protección que sabemos que ofrece y la poca utilización que de él se hace. Prácticamente ignorado en la escalada deportiva hasta hace no muchos años, hoy en día es cada vez más habitual verlo en buena parte de los deportes de montaña. Al igual que sucedió en el ciclismo o en el esquí, en unos años ha pasado de ser un elemento anecdótico en la equipación deportiva a convertirse en un indispensable para cualquier actividad.

Solo en actividades como la espeleología donde los coscorrones son una constante, la utilización del casco jamás se ha puesto en duda. Hasta bien pasada la mitad de siglo XX las escaladas se realizaban sin casco, independientemente de lo expuestas a la caída de piedras que fueran las aperturas en zonas con tan mala fama como Dolomitas o Riglos. Solo algún gorro de lana especialmente mullido servía de mínima protección ante las habituales rocas desprendiéndose.

Algo empezó a cambiar en 1958 cuando Kurt Diemberger y Wolfgang Stefan escalan la norte del Eiger, otra conocida pared de piedras volando como proyectiles, con sus flamantes cascos de alpinismo. La escalada de la Eiger Nordwand llevaba años siendo especialmente trágica y su ascensión apareció en buena parte de los periódicos de la época. Diemberger lo relató así: “La aparición en varios periódicos de nuestras fotografías con casco relanzó la venta. Nosotros no obtuvimos ningún beneficio, pero resulta agradable pensar que, gracias a la publicidad de calidad que se hizo de este útil accesorio, nuestra ascensión contribuyó a incrementar la seguridad de muchos alpinistas que se lanzaban a acometer grandes empresas y a salvar a más de uno.”

A partir de ese momento, la utilización del casco en alpinismo comienza mínimamente a popularizarse y siempre con la misma intención: proteger de los golpes por la caída de piedras. Todavía no se planteaba o no se tenía en cuenta que un casco debería proteger también en caídas y amortiguar los impactos en toda la superficie de la cabeza.

Petzl
La utilización del casco en alpinismo hoy en día no admite dudas. Foto Thomas Senf / Petzl.

Los cascos rígidos de estructura semiesférica (se conocían como “calimeros”, los más jóvenes deberán buscar esta referencia para entenderla) cumplían su función protectora pero no eran especialmente cómodos, ni fáciles de ajustar, ni ventilados, ni ligeros. Por estas razones y por alguna más (tampoco eran baratos), su utilización se reservaba a las vías fundamentalmente expuestas a las piedras, a actividades como nuevas aperturas, espeleología o corredores invernales.

Poco a poco y paralelamente dos hechos fueron evolucionando hasta conjugar perfectamente: por un lado, la fabricación de cascos, sobre todo gracias a la tecnología in-mold, ha creado diseños mucho más prácticos tanto en peso, como en ajuste, en ventilación, en precio o incluso en diseño. Por otro lado, la concienciación de que el casco es un elemento importantísimo en la seguridad y de la necesidad de llevarlo por parte de montañeros y montañeras.

Petzl
Caída en escalada deportiva con golpeo de cabeza en la roca. Foto Petzl.

¿Qué dice la normativa sobre la protección de los cascos?

Para nuestra tranquilidad, no solo tenemos una normativa sobre cascos de escalada, sino que tenemos dos. Por un lado, la euronorma EN-12492 regula la absorción del impacto que, tanto en la zona cenital del casco como en las partes laterales, frontal y dorsal del mismo, dejando caer un objeto de 5 kilogramos de masa la fuerza que reciba nuestra cabeza, nunca podrá ser superior a 10 kN.

UIAA
Gráfico normativas de cascos EN-12492 y UIAA-106. Gráfico UIAA.

La diferencia en las pruebas entre la absorción vertical y la absorción lateral, frontal y dorsal es que el objeto, aparte de tener diferente forma, se lanza de 2 metros de altura en la absorción vertical y a 50 centímetros de altura en la absorción lateral, frontal y dorsal, considerando estas últimas zonas las que están a 60º del punto más elevado del casco. Sobre este dato, que tiene más importancia de la que parece, volveremos más tarde.

Por otro lado tenemos la norma UIAA-106. A diferencia de las euronormas, que son de obligatorio cumplimiento si el fabricante quiere que su producto entre en la categorización, las normas UIAA (Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo) son voluntarias. Nos garantizan como usuarios, eso sí, unos niveles de protección más altos que las ya de por sí exigentes euronormas. En el caso de la UIAA-106 que complementa a la EN-12492, los métodos de ensayo son los mismos, pero la fuerza recibida por nuestra cabeza nunca podrá ser superior a 8 kN.

Un paso más: Top and Side Protection de Petzl

Con estos datos de protección, parece claro que los cascos homologados para escalada deberían de ser bastante seguros, pero ¿realmente son tan seguros los cascos que utilizamos en montaña? La respuesta rápida es que sí, son muy seguros. Protegen una gran variedad de golpes que se puedan recibir en montaña donde el mayor peligro suele venir de arriba, pero existen otros peligros menos evidentes y para los que las estrictas normativas de los cascos no nos terminan de proteger del todo: los golpes en la cabeza en las caídas.

UIAA
Zonas de protección en el protocolo Top and Side Protection. Gráfico Petzl.

Actividades como el esquí de montaña, la travesía glaciar o el barranquismo son especialmente propensas a golpes en la cabeza debido a los resbalones donde los medios como la nieve, el hielo o las piedras húmedas y musgosas dan con los huesos de muchos practicantes en el suelo. Esas caídas, menos evitables cuando estamos cansados o con pesadas mochilas, no siempre son amortiguadas por las manos y la cabeza tiende a golpear el suelo con frecuencia.

Barrabes
Los barrancos, un lugar propenso a los resbalones. Foto David Serrano.

En la escalada deportiva, donde menos se suele utilizar el casco, la existencia de grandes desplomes o la (falsa) percepción de entorno seguro al no tener elementos inestables por encima, hacen que mucha gente piense que un golpe en la cabeza es prácticamente descartable. Unido a eso, el ejemplo de muchos escaladores de élite que siguen sin llevar casco tal vez por los mismos motivos, no ayuda a incentivar el uso del mismo.

Barrabes
Alex Huber en Mauerläufer. Foto: Heinz Zak, Facebook Huberbuam

Sin embargo, un fortuito enredo con las cuerdas y las piernas, una comba de más durante un “vuelo” o un péndulo lateral durante una caída suelen ser motivos de golpeo con la cabeza a la pared en escalada deportiva con resultado solamente doloroso en el mejor de los casos.

Esos golpes no siempre se dan en la zona cenital del casco. Ya hemos visto que la normativa exige también que se proteja las zonas periféricas del casco, ¿pero protege absolutamente todo el casco? La realidad es sorprendente: las normativas exigen que se proteja entre el punto cenital y su entorno de un ángulo de 60º, pero eso deja fuera de protección a los bordes del casco, una zona muy necesaria dada su cercanía con la cara.

Petzl
Pruebas de impacto Top and Side Protection. Foto Petzl.

El Top and Side Protection de Petzl es un protocolo que implementa Petzl a varios de sus modelos de cascos y que permite cumplir las exigencias de la EN-12492 en toda la superficie del casco. Esto es algo muy importante en cualquier situación pero particularmente en aquellas actividades que mencionábamos en las que podemos experimentar caídas en cualquier posición como esquí de travesía, barranquismo, marcha glaciar… y por supuesto en escalada y alpinismo.

Para aprender qué es el protocolo Top and Side Protection de Petzl y descubrir las ventajas que aporta, Petzl ha creado un vídeo que entra dentro de una serie de tutoriales sobre seguridad en escalada del que seguro que vamos a aprender muchísimo.

Los cascos de Petzl que cumplen con el protocolo Petzl Top and Side Protection con la gama Boreo (Boreo, Borea y Boreo Espeleo), el casco infantil Picchu, el Meteor y el Sirocco.

Deseamos que hayáis descubierto la importancia de una protección completa para la cabeza con este artículo y este vídeo.

Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Petzl Boreo M/L

Ver Producto

Petzl Borea W Violeta

Ver Producto

Petzl Meteor M/L

Ver Producto

Petzl Picchu

Ver Producto

Petzl Boreo Espeleo M-L

Ver Producto
Tags: Escalada, Cascos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.