Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

Cómo elegir tus botas para subir al Aneto

Te presentamos un guion de los aspectos que tienes que tener en cuenta para realizar tu primera ascensión al Aneto. Te ayudamos a poder elegir qué es lo que mejor te va a llevar a la cima. Estudia con calma las opciones y decide qué es lo que más conviene llevar en tus pies en una de las míticas y la más alta y la más deseada cumbre del Pirineo.
Maspirineo
La ascensión al Aneto. El éxito se consigue desde los pies.

Has decidido ascender al Aneto, el pico más alto de los Pirineos. Es la primera vez que lo intentas o hace tantos años que lo subiste que tal vez los recuerdos sean vagos. Has leído nuestro artículo sobre consejos para afrontar la ascensión y recomendaciones sobre el material a llevar y necesitas profundizar algo más en un aspecto que consideras de vital importancia: el calzado.

Permítenos que empecemos hablando de nosotros mismos: Uno de los problemas que nos encontramos cuando asesoramos a clientes sobre una actividad es el de reunir una serie de exigencias, muchas veces antagónicas, en un solo producto. Pies de gatos técnicos pero cómodos, chaquetas muy impermeables pero muy transpirables, material de escalada muy resistente pero muy ligero… La lista de demandas es extensa.

Afortunadamente, las marcas fabricantes de material de montaña llevan unos años haciendo auténticas virguerías para reunir en un solo producto las características más técnicas con las mejores prestaciones en cuanto a ligereza y comodidad. Sin embargo, esta doble demanda tecnicidad-comodidad se complica cuando el terreno por el que tenemos que utilizar nuestro material es totalmente diverso.

Y aquí nos encontramos con un problema en el caso de subir a un tresmil pirenaico en general y al Aneto en particular. Pista, sendero, bloques de roca, glaciar, cresta… no se nos ocurre ninguna excursión más diversa que la ascensión al Aneto por cualquiera de sus rutas normales.

Así que cuando nuestros clientes nos piden unas botas para subir al Aneto y con la habitual coletilla “pero que después las pueda utilizar en más cosas” tenemos que ejercer de investigadores para saber las particularidades del usuario, sus capacidades y la experiencia previa, conocer o tratar de adivinar las condiciones en el momento de la ascensión… como ves, recomendar una bota para la ascensión estival al Aneto no es un trabajo sencillo.

Barrabes
El terreno en la ascensión al Aneto es de lo más variado. Foto Maspirineo.

La cosa se complica además cuando, como es este caso, la recomendación se realiza sin interactuar con el cliente. Vamos a dar unas pautas generales para que sepas qué es lo más habitual que te puedes encontrar y tratar de justificar razonadamente cada una de las variables pero advirtiéndote de que estas pautas algo rígidas de elección son moldeables según cambien las condiciones de la ruta o las capacidades del usuario.

Así pues, vamos a recomendarte cuáles son las características que tienes que buscar en tu calzado para realizar una ascensión al Aneto en verano. Estas son:

Cómo elegir tu calzado para ascender al Aneto en verano

La alta montaña y concretamente la alta montaña en el Pirineo es altamente variable. No solo meteorológicamente hablando sino también en lo que respecta a las condiciones del terreno, que varían en unos pocos días o incluso en unas horas si pasa un frente frío que descargue algo de nieve. Y sí, hablamos de nieve aunque sea un artículo de una ascensión veraniega, porque no es nada extraño que caigan una o varias nevadas en los meses estivales por encima de los 3000 metros de altitud, con lo que esto supone en logística, seguridad y material.

Así pues, las condiciones entre un día del mes de junio y uno del mes de septiembre van a ser radicalmente diferentes sobre el papel, pero te puedes encontrar que en la realidad haya que andar con más cuidado en una ascensión al final del verano sobre nieve recién caída que sobre el glaciar reblandecido al calor del sol de junio.

Barrabes
Nevada reciente a finales de junio de 2021 en la ascensión al Aneto. Foto Maspirineo.

Consideraciones previas

Ya te lo hemos dicho en el artículo sobre cómo preparar tu ascensión al Aneto, pero vamos a insistir en ello: Elige bien la fecha, la ruta, el material y tu preparación física y técnica. Es una decisión muy inteligente saber renunciar humildemente cuando algo sale mal o aceptar el acompañamiento de un guía profesional cuando objetivamente consideramos que no estamos preparados en cada uno de los puntos descritos.

A estas alturas ya sabrás que no es buena idea estrenar calzado en una ascensión de las características del Aneto. Rozaduras, incomodidad, error en la elección de la talla, falta de adaptación a un modelo concreto… las variables que pueden echar al traste tu ascensión al Aneto por no elegir adecuadamente el calzado son numerosas e incapacitantes.

Te pedimos que dediques tiempo, mucho tiempo, a la elección de lo que vas a llevar en los pies. Ningún otro material como un calzado inadecuado puede causar tantos problemas desde el primer paso. Sé paciente, objetivo y no escatimes en calidad para la elección del calzado.

Antes de seguir, te pedimos que eches un vistazo a estos artículos sobre material y calzado para cerciorarte de que tienes claros todos los conceptos relativos a lo que vas a necesitar:

Antes que las botas, elige bien los calcetines que vas a llevar al Aneto. Elígelos con refuerzos en las zonas de fricción (plantas, talones, dedos, tobillos…) y que sean transpirables. Llevar un calcetín empapado con tu propio sudor a más de 3000 metros no es una buena idea en ningún caso. Olvida los calcetines de algodón, no son adecuados para esta actividad.

Prueba las botas por la tarde. El pie ya está dilatado de actividad durante el día y se encuentra en condiciones parecidas a las que tendrás cuando lleves un rato andando. No pocas sorpresas desagradables se han dado al comprobar el día de la ascensión que la talla elegida de bota no es la correcta incluso en gente muy experimentada.

Comprueba que tus crampones se ajustan perfectamente a la bota. No esperes a hacerlo una vez que tengas que utilizarlos porque será demasiado tarde o perderás un tiempo valiosísimo en corregir ajustes y las condiciones para hacerlo (frío, tal vez oscuridad, pendientes e inestabilidad…) no serán en ningún caso mejores que en la comodidad de tu casa.

Verifica que tus polainas están en perfecto estado, sin desgarros por cramponazos ni otras roturas. Lo dicho con los calcetines es válido también con las polainas. ¿De qué te sirve tener las mejores botas transpirables si tus calcetines y tus polainas no lo son? Vas a terminar con muchísima humedad acumulada y en un tresmil de esa magnitud no es nada conveniente.

Características de tus botas para el Aneto

Ya hemos hablado del variado terreno que vas a pisar en tu camino a la cumbre de los Pirineos. Objetivamente, la recomendación sería unas botas flexibles en el tramo de sendero, unas semirrígidas al andar sobre el duro granito y unas rígidas en los tramos más empinados de glaciar. Incluso si nos ponemos exquisitos, tu mejor calzado para el tramo final entre la antecima y la cima, el ínclito puente de Mahoma, sería unas zapatillas de aproximación. Todo esto sería técnicamente correcto, pero objetivamente absurdo por poco práctico.

La recomendación es que calces unas botas semirrígidas para tu ascensión al Aneto. Técnicamente son válidas en todas las secciones de la ruta que vas a realizar, independientemente de que subas por Coronas o por el Portillón, y en criterios de comodidad no son especialmente molestas para los tramos de sendero.

Además de amortiguar correctamente en cada paso sobre el duro terreno que pisamos, la altura de la caña nos sujeta el tobillo y nos da una estabilidad muy necesaria en los caóticos bloques fruto de la gelifracción. Además, la placa interna de rigidez o cambrillón permite dar seguridad en el uso con crampones, ya que al minimizar la flexibilidad del movimiento del pie, evita que los crampones se aflojen o salten.

No es necesario que las botas semirrígidas que estamos recomendado sean cramponables si nuestros crampones son de correas. La opción de una bota semirrígida con las escotaduras para las fijaciones de los crampones son útiles si tenemos crampones semiautomáticos, pero no nos sirven de nada con crampones de correas.

Maspirineo
Bota semirrígida. Uso con crampones semiautomáticos. Foto Maspirineo

Así pues, el calzado que recomendamos para alcanzar la cima del Aneto tiene que tener las siguientes características:

  • Semirrígido: lo mejor para las pendientes que nos vamos a encontrar, además de por la seguridad que ofrece cuando nos calcemos los crampones. Absorbe adecuadamente los impactos en la pisada por terreno duro y proporciona estabilidad.
  • Caña alta: al menos que cubra y proteja el maleolo. No solo por la protección ante torceduras y esguinces y por la ayuda que supone en un terreno complicado, sino porque nuestro pie queda más protegido de golpes y de la entrada de piedras, ramitas y otros objetos molestos.
  • Impermeable: sin ninguna duda, es necesario que nuestras botas no dejen pasar el agua. Según las condiciones que encontremos nuestro pie se puede empapar en los primeros pasos, no es necesario llegar a pisar nieve. Tener el pie seco es necesario de principio a fin.
  • Transpirable: Tan importante como que nuestra bota sea impermeable, lo es que sea transpirable. El sudor que no se evacua al exterior se acumula en nuestros pies; en el mejor de los casos “solo” nos provocará arrugas en el calcetín por la humedad que terminarán formando rozaduras o ampollas. Insistimos en que, aunque la bota sea transpirable, si el calcetín no lo es podemos tener grandes problemas.
  • Agarre y adherencia: La suela es una parte básica de la bota. Cualquier bota nueva que compres en Barrabes tendrá sobrada solvencia en estas dos premisas, pero si ya tienes botas de antes revisa que el dibujo (la prominencia de los tacos) de la suela siga siendo correcta y que no tenga compuestos de baja calidad que te haga resbalar en condiciones de roca mojada.
  • Ajuste: El atado de las botas tiene que ser preciso, envolvente y firme. El sistema de ojales tiene que permitirte una entrada amplia para el pie y ajustar de manera independiente cada sección del cordonaje para que se adapte a nuestra horma y nuestros criterios.
  • Protección: Refuerzos en la puntera y bandoleta inferior para los roces que vamos a sufrir en la ruta. Cuanto más protegida esté la bota en la zona inferior, más nos durará el calzado en perfectas condiciones y menos posibilidades de pérdida de impermeabilidad tendremos.

Modelos representativos para ascender al Aneto

Te invitamos a que eches un vistazo a la gama de botas de Barrabes para elegir tu calzado adecuado para ascender al Aneto este verano. Seguro que encuentras uno o varios modelos que se adaptan a tus necesidades y gustos. No obstante, aunque somos conscientes del riesgo de simplificar mucho, te traemos tres modelos para que puedas afinar más en qué es lo que te conviene para tu estilo de montaña o tus gustos personales. Aquí te pasamos una pequeña selección de botas perfectas para subir al Aneto:

Cross Mountain de Kayland

Usuario potencial: Montañero polivalente que quiere una bota adecuada para utilizar en la alta montaña pero no demasiado armada porque su función principal va a ser la de trekking técnico.

Estéticamente tiene más similitudes con una bota de senderismo que con una pensada para alta montaña, ya que estamos acostumbrados a que las botas semirrígidas estén realizadas en una sola pieza. Sin embargo, en esta bota no se echa nada en falta de lo que vamos a poder demandar para una ascensión como el Aneto y además sigue siendo polivalente para utilizarse en trekkings y excursiones por fuera de senderos.

El diseño Vibram Mulaz Evo con el compuesto Vibram Mont ya muestran que es una bota con aspiraciones muy serias para la alta montaña, pero su combinación con mediasuela microporosa hace de este calzado una opción estupenda para combinar en amplios ámbitos de la montaña.

La elección de la membrana Gore-Tex Performance Confort para dotarle de impermeabilidad y transpirabilidad, garantiza un uso perfecto en largas horas de marcha por glaciar. Su sistema patentado de ajuste del tobillo le permite dar una gran estabilidad sin impedir la movilidad al pie.

Advance K Pro de Bestard

Usuario potencial: Montañero técnico que quiere una bota diseñada, por materiales y estructura, para la alta montaña pirenaica. Muy resistentes y duraderas.

La reputada marca mallorquina Bestard tiene un modelo incombustible en el mercado desde hace bastantes años con una merecidísima fama de resistente y solvente. Las Advance K siguen con una envidiable juventud para su utilización en tresmiles pirenaicos en los que hay que pisar bastante nieve.

Si hablamos exclusivamente de los materiales con los que está fabricada, ya nos damos cuenta de que estamos ante una gran bota: cuero Perwanger de 2’6 milímetros, Kevlar, membrana Gore-Tex Performance Confort, suela Vibram Foura… pero es que la confección del calzado se ha realizado teniendo en cuenta todos los detalles tanto de horma, dando más espacio a los dedos para más estabilidad y comodidad, como al diseño, en el que cada pieza está pensada para una función específica.

La doble amortiguación EVA + PU está estudiada para absorber bien los impactos de la pisada sobre los duros bloques de granito gracias al poliuretano, pero permite una gran comodidad gracias a la plantilla de espuma EVA.

Ribelle HD de SCARPA

Usuario potencial: Alpinista técnico que disfruta de ascensiones rápidas y ligeras. Necesita todo lo específico que puede ofrecer una bota con el mínimo peso y máximo confort.

Aparte del diseño (¡qué diseño!) estas botas son una maravilla de la técnica. Una bota muy ligera (680 gramos el medio par en hombre) con las prestaciones de una bota completa de alpinismo. Cada detalle está cuidado al extremo y, desde los refuerzos hasta el ajuste de la caña, tiene un estudio pormenorizado para adaptarse perfectamente al terreno pedregoso y glaciar de la alta montaña.

La impermeabilidad y transpirabilidad garantizada por la membrana Hdry, ultrafina y laminada al interior, y la tecnología 37.5 que permite al pie mantenerse en su temperatura ideal, hace de esta bota un elemento preciso para alpinismo rápido y alta montaña técnica.

En colaboración con Vibram han desarrollado una suela especial, con una geometría exclusiva Tread sobre el compuesto Mont de alpinismo de Vibram. Así mismo, el diseño de esta suela en su conjunto con la bota ha sido igualmente desarrollado entre SCARPA y Vibram, logrando una suela con volúmenes limitados, ajuste preciso, rápida, ligera y cómoda. Este tipo de suela integrada como una sola pieza en la bota tiene su sistema predecesor en las zapatillas de trail running y se le ha dado el nombre de Precision Tech Roll.

Barrabes
Iniciando el ascenso al Aneto. Foto: María Perruc

Esperamos haberte orientado bien sobre las botas que más te convienen. No olvides echar un vistazo a nuestra gama completa en web o acercarte a nuestras tiendas para recibir el mejor asesoramiento técnico sobre este o los asuntos que requieras.

Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.