Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

Reciclaje en el textil de montaña: todo lo que tienes que saber

Comenzó hace muchos años, pero ahora casi no se entiende que una prenda de montaña no esté totalmente comprometida con el medio ambiente si no tiene un buen porcentaje de material reciclado en su composición. Te explicamos las ventajas, el origen y las implicaciones de usar prendas provenientes de material reciclado en tus actividades por montaña.
Patagonia
Reutilizando algodón preconsumo en las fábricas de Patagonia.

La técnica de las tres erres (reducir, reutilizar, reciclar) se lleva a cabo cada vez de un modo más mayoritario en la fabricación del equipamiento de montaña. Materiales que consumen menos materia prima, que duran mucho más tiempo y que provienen de reciclado son cada vez más frecuentes dentro de la oferta que proponen las principales marcas de montaña.

La sensibilidad por parte del cliente y la oferta más amplia por parte de los fabricantes son evidentes en los últimos años. Gracias a los avances tecnológicos y a la concienciación global se está consiguiendo que tanto la obtención del material como los procesos de fabricación se realicen con métodos más sostenibles. Ya hablamos en el artículo sobre sostenibilidad en el material de montaña de las posibilidades del reciclaje, así como de modos de saber el origen respetuoso de nuestra equipación con el medio ambiente y con los trabajadores que las realizan.

Productos de calidad

Aunque se escapa un poco del objetivo de este artículo, vamos a comentar brevemente la importancia de apostar por los productos de calidad para lograr la primera “r” de reducir el consumo. Por simple cuestión matemática, un producto deja de ser rentable si tenemos que desecharlo antes que otro de mayor calidad, aunque este último sea algo más caro.

Productos más económicos son habitualmente menos duraderos, pero mucho menor proporcionalmente de lo que nos vamos a ahorrar en dinero. Esto, que puede ser una opción comprensible en términos de economía familiar si estamos probando una actividad nueva que no sabemos si vamos a seguir practicando o en el caso de niños y niñas que dejarán de poder usarlo antes de que el producto llegue al final de su vida útil, nos obliga a realizar desembolsos más frecuentes que no solo afectan al bolsillo del consumidor, sino también a la sostenibilidad: más materias primas, más energía consumida en su fabricación, más huella de carbono en el transporte y mayor residuo por embalaje.

Patagonia
Empresas como Patagonia tienen programas de reutilización de ropa técnica. Foto Patagonia

Probablemente hayas oído hablar de la obsolescencia programada. En una explicación rápida, podríamos decir que se trata de una táctica de ciertas empresas para que los productos que fabrican lleguen al final de su vida útil de un modo prematuro y obligar de este modo al consumidor a volver a adquirir otro producto.

Desde Barrabes siempre nos hemos posicionado en el rechazo a estas prácticas de obsolescencia programada y tenemos que reconocer orgullosamente que la totalidad de nuestros proveedores de material nos acompañan en esta forma de ver el mercado de la montaña.

Sin embargo, hay que puntualizar que, como en todo producto especializado, hay material mucho más duradero que otro. Esta durabilidad depende de los materiales empleados, del grosor o cantidad del mismo, así como de su confección o ensamblado. Una pesada bota de cuero de una sola pieza tiene mucha más durabilidad que una zapatilla ligera de senderismo; el uso podrá ser igual o similar, pero lo que ganamos en comodidad y ligereza con la zapatilla lo vamos a perder en durabilidad.

Las ventajas del material reciclado son varias:

  • Menos necesidad de materia prima: conseguir el material de productos ya en desuso sin tener que extraer madera, petróleo, metales… es una opción excelente. Se evitan los costosos y contaminantes procesos de extracción en origen y la huella de carbono derivada del transporte de las materias primas a las fábricas.
  • Menos residuos: la utilización de material desechado no solo es una ventaja por evitar mayor extracción de materia prima sino que además reduce los problemas de acumulación de basura.
  • Menos recursos: el uso de materiales ya usados requiere menos agua, menos químicos y menos energía, además de reducir la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera en su fabricación.

Material reciclado ¿cuál es su origen?

Un gesto tan común hoy en día como tirar los envases al contenedor de reciclaje es posible que esté dando origen a nuestro futuro saco de dormir o nuestra chaqueta de fibra. La vida de los polímeros ha logrado multiplicarse gracias a la gestión de los residuos y al mayor aprovechamiento de los mismos.

Preconsumo

Aunque lo llamamos reciclado, realmente sería reutilización, la segunda “r”. Son materiales desechados en producción, generalmente retales que sobran de la confección de otras prendas. Estos retales vuelven a la producción con la adaptación a otra equipación que precisa de piezas más pequeñas como mochilas, guantes o gorros.

Las ventajas son el reaprovechamiento de material que en otras condiciones irían a la basura, permitiendo ahorrar costes a los productores que se repercute al consumidor y evitar acumulación de residuos o nuevos procesos de reciclaje.

Postconsumo

Son los materiales que formaban parte de productos que ya han tenido una vida útil y que han sido desechados. Los más habituales serían los envases que contienen un líquido o los embalajes de productos nuevos, encontrando también artículos en sí mismos como redes de pesca abandonadas o cualquier tipo de producto roto. Aunque el producto elaborado ya no sirva para su función, los materiales de los que está fabricado pueden seguir siendo perfectamente útiles.

La falta de gestión de estos productos cuando llegan a la basura provocan los efectos nocivos ya comentados: saturación de vertederos, degradación en la naturaleza, emisiones contaminantes cuando son incinerados…

La nueva vida de estos materiales a través del reciclaje ahorra recursos, contaminación y energía, logrando además productos con la calidad de la materia prima original.

Dentro de los productos postconsumo encontraríamos dos niveles de involucramiento por parte de las marcas que utilizan estas fuentes: por un lado se puede obtener el material de las plantas de reciclaje, pero por otro lado tenemos otras marcas más implicadas aún que van directamente a la naturaleza a recoger los residuos abandonados.

La basura del mar está ampliamente formada por plásticos. Estos pueden quedar flotando en superficie tras ser arrastrados por los ríos o, como en el caso de las viejas redes de pesca, ir a parar a los fondos marinos atrapando además gran cantidad de fauna. Estos plásticos son recuperados por marcas muy comprometidas con el medio ambiente y que gestionan esta basura, consiguiendo reciclarla y retirándola de la naturaleza.

Barrabes
Ride On de Ternua. Pantalón proveniente de redes de pesca recicladas.

Principales materiales reciclados

Además de los envoltorios, en los que cada vez observamos que ganan preminencia el cartón o los plásticos reciclados, en el propio producto en sí las marcas de montaña apuestan de un modo más decidido por la utilización de materiales provenientes de reciclado.

Poliéster

Desde la caída en desgracia del PVC (polivinilo de cloruro) en la utilización como envase de bebidas y alimentos, los fabricantes de estos productos optaron por la alternativa más inocua, ligera y barata a su alcance: el PET (tereftalato de polietileno).

El PET es un material con múltiples ventajas para el envasado alimenticio, siendo la gran resistencia al biodegradado la principal de ellas. El PET puede permanecer en la naturaleza cientos de años fragmentado en piezas minúsculas (microplásticos) que tardan siglos en desaparecer. Esto es altamente perjudicial para el medio ambiente si su residuo no se trata de un modo adecuado, pero su gran resistencia se convierte en un aliado para nuestros intereses dado que el reciclado es su destino más habitual . El PET puede reciclarse en poliéster de calidad de un modo bastante sencillo y económico.

Las marcas de montaña utilizan el poliéster obtenido del reciclaje de envases PET de dos maneras principales: como hilos para los tejidos o como fibras para los rellenos de las prendas de segunda capa o de los sacos de dormir.

Barrabes
Active Warm Eco de Odlo. Tejidos con poliéster 100% reciclado

Es habitual encontrar forros interiores y tejidos exteriores de chaquetas realizados en poliéster reciclado, dado que el hilado es el destino habitual del poliéster de nueva vida. Sus características son exactamente las mismas que las del poliéster proveniente directamente del petróleo y además tiene unas prestaciones de transpirabilidad, resistencia y ligereza muy apreciadas en el mundo de la montaña.

De las fibras de poliéster utilizadas como relleno hablamos en este artículo sobre Primaloft PURE del que, hasta ahora, es el poliéster reciclado más sostenible. La diferencia con otros poliésteres es, además de su origen 100% reciclado, el proceso de elaboración en el que se prescinde totalmente del uso de hornos y de su consiguiente emisión de CO2.

Nailon

Hoy por hoy, el reciclaje de la poliamida o nylon (nailon) es uno de los retos de las industrias textiles de todo el mundo y, más en concreto, de la industria textil de montaña, habitualmente más sensibilizada con el medio ambiente que la de la moda.

La poliamida es, junto con el PVC, uno de los polímeros más difíciles de reciclar. Todos los intentos por conseguir un nailon reciclado que conserve intactas las características de la poliamida fabricada en origen han chocado con dos graves problemas: las dificultades técnicas y los costes del proceso.

Es por estos dos motivos por los que es complicado, aunque no imposible, encontrar nylon reciclado en el textil de montaña. No obstante, algunas marcas incorporan cada vez más prendas con un alto porcentaje de nylon reciclado que conserva la calidad del no reciclado. El hilo Econyl utilizado por marcas como Ternua o Patagonia en algunos de sus productos es uno de los que vamos a encontrar en el que se conserva la calidad original de la poliamida también en su versión reciclada.

Barrabes
Torrentshell de Patagonia. Una de las pocas chaquetas con Econyl, nailon 100% reciclado.

Plumón

No solo en los polímeros se aplica el reciclaje, también en las fibras y materias primas de origen animal, aunque de nuevo aquí deberíamos hablar de reutilización mejor que de reciclaje. Recientemente se están viendo bastantes movimientos dentro del sector textil de montaña que tienen que ver con la utilización de plumón reciclado.

El uso de plumón en el comercio está acaparado principalmente por la ropa de cama. Edredones, almohadas y rellenos nórdicos consumen gran cantidad de este material que sigue conservando sus propiedades térmicas una vez que el material textil que lo contiene, generalmente algodón, ha llegado al final de su vida útil.

El proceso de reciclaje del plumón tiene al lavado y desinfectado su momento clave. Desde hace unos años se consiguió que este plumón ya usado se limpiara de un modo eficiente y respetuoso con la naturaleza sin la utilización de productos perniciosos.

Los tratamientos a los que se somete la pluma logran rescatar esta materia prima de su camino al vertedero permitiendo que sigan utilizándose con las mismas características técnicas que el plumón obtenido de origen.

Barrabes
Axion Pro de Rab. Materiales textiles y plumón reciclado.

Otros materiales de origen natural

Hace unos años parecía imposible que ciertos materiales tuvieran una segunda vida después de haber sido utilizados. Ya hemos hablado del plumón, pero en este material, dado su alto precio en origen, su reaprovechamiento se contempla con cierta lógica.

Otras material primas son también recicladas a pesar de ser más baratas en origen, no tanto por el ahorro que puede suponer al productor sino por las ventajas que ya hemos expuesto de menor utilización de los recursos y menor impacto en la naturaleza por acumulación de residuos o consecuencias de emisiones por la incineración de los mismos.

Algodón, cuero, lana… son materiales que habitualmente no estamos acostumbrados a verlos pasar por una segunda vida. Sin embargo, ciertas empresas han logrado unos tratamientos, a veces mezclándolos con otros materiales como se hace con el poliéster y el algodón, que consiguen reciclar estas materias primas postconsumo de un modo bastante eficiente y con un resultado muy técnico.

Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.