Cuerdas de escalada con varias homologaciones. Usos, ventajas y desventajas

Las cuerdas dinámicas con dos o tres homologaciones son una buena opción en determinados casos, aunque no siempre son recomendables dependiendo de la variedad de escalada que realices. Te enseñamos en qué casos pueden ser una gran opción.

Cuerdas de varias homologacionesCuerdas de varias homologaciones. Foto: Scarpa

Ya hemos dedicado varios artículos a hablar de las características de cada tipo de cuerda para uso en la montaña, incluyendo cuerdas semiestáticas y cuerdas de escalada para uso en doble. Te recomendamos también que eches un vistazo al artículo sobre factor de caída y fuerza de choque para que comprendas dos de los conceptos más básicos en escalada.

En todos esos artículos hemos hablado de la importancia de las homologaciones de cada tipo de cuerda y por qué es básico saber interpretar los datos de las fichas técnicas y cómo elegir qué es lo que más nos conviene según el tipo de actividad que realicemos.

Sin embargo, la tendencia de las marcas en los últimos años es la de ofrecer una serie de modelos que se alejan del uso específico y juegan con una polivalencia que hasta entonces no se había visto en el delimitado mundo de las cuerdas y su ámbito de utilización.

¿Cómo puede una cuerda obtener homologaciones diferentes?

La normativa CE EN 892 establece tres tipos diferentes de pruebas que darán tres homologaciones diferentes dentro de las cuerdas dinámicas: simple, doble y gemela. Es decir, hablaremos de ahora en adelante de varias homologaciones dentro de una normativa única.

Las cuerdas simples se testean con un solo cabo de cuerda y una masa de 80 kilogramos, las dobles también con un solo cabo pero con 55 kilogramos, y las gemelas se testean con dos cabos y 80 kilogramos. Tampoco tienen que obtener los mismos valores, por lo que existen unos valores comunes que permiten unificar una misma cuerda en dos o incluso tres tipos diferentes. Son tres maneras diferentes de clasificar un mismo grupo de cuerdas para escalada.

Las simples se utilizan para escalada deportiva, las dobles para escaladas sobre seguros dudosos o vías sinuosas o grandes rápeles y las gemelas para expediciones. La tremenda especificidad de las cuerdas gemelas hacía que fueran poco usadas y, por tanto, poco vendidas. Así pues, desde siempre estábamos acostumbrados a utilizar cuerdas con una doble homologación doble y gemela para los diámetros más bajos.

La normativa exige que las cuerdas simples no pueden sobrepasar los 1200 daN de fuerza en caídas de factor próximo a 2, mientras que las dobles no pueden sobrepasar los 800 daN. Bastaría pensar que cualquier cuerda doble podría usarse como simple ya que sus valores cumplen sobradamente la normativa para cuerda simple.

Sin embargo, es algo más complicado. En realidad, el número de caídas exigidas no es el mismo y las cuerdas para uso en doble acostumbran a tener un diámetro menor que les permite elongarse más que las simples y reducir de esa manera el valor de la fuerza de choque. Con las gemelas sucede algo similar; al examinarse con dos cabos, el diámetro ha de ser en consecuencia bastante más pequeño.

El truco para que una cuerda se lograra homologar como simple y doble está, como ya habrás adivinado, en que los requerimientos en las pruebas son diferentes. Además de lo ya dicho, las cuerdas simples se testean con una carga de 80 kilogramos, mientras que las cuerdas para uso en doble se examinan a 55 kilogramos.

Cuando una cuerda tiene triple homologación y analizamos cómo puede ser que testada en simple (con un solo cabo) supere la normativa y testada en gemela (con dos cabos a la vez) también lo haga, entramos en cuestiones de valoración subjetiva sobre la conveniencia de su uso como gemela ya que, lógicamente, los valores de fuerza de choque serán más altos.

Tomamos como ejemplo la cuerda Joker de Beal, primera cuerda de la historia en obtener la triple homologación simple, doble y gemela. La ficha técnica nos enseña que la caída sobre un cabo (en simple) transmite una fuerza de 820 daN y sobre dos (como cuerdas gemelas) transmite 950 daN, un valor demasiado alto para los estándares actuales y nada recomendado para escalar sobre seguros precarios.

Cuerda Joker de Beal. Primera de la historia con triple homologaciónCuerda Joker de Beal. Primera de la historia con triple homologación

Ventajas de las cuerdas con varias homologaciones

Si estás planteándote hacerte con una cuerda de escalada con varias homologaciones, probablemente ya hayas pensado en varios de estos motivos para decidirte. Vamos a repasar cuáles son las principales ventajas:

  • Versatilidad: Esta es la principal razón que se suele esgrimir para elegir una cuerda con varias homologaciones. La posibilidad de realizar varios tipos de escalada con una misma cuerda hace que sea una opción interesante cuando no nos cerramos a un solo estilo de escalada.
  • Comodidad en escalada deportiva: las cuerdas con varias homologaciones acostumbran a tener unas fuerzas de choque extremadamente bajo, por lo que las detenciones de caídas tienden a ser comparativamente muy suaves. Son, además, más ligeras y compactas que una cuerda simple estándar.
  • Seguridad en escalada clásica: que se puedan utilizar como simples, como dobles y como gemelas permite un gran juego de posibilidades en vías clásicas en las que alternamos seguros de expansión con clavos y con material de autoprotección, siendo además garantía en caso de caída de un segundo en cordada de tres (es decir, caída sobre un solo cabo) por su mayor resistencia al corte por una arista y mejor capacidad de frenado en el dispositivo de aseguramiento.

Desventajas de las cuerdas con varias homologaciones

  • Poca especificidad: Si hablábamos de versatilidad como punto positivo, cabe reconocer que el reverso de la misma puede no ser una ventaja. Así pues, una cuerda de doble homologación simple y doble puede que tenga unos datos excelentes de fuerza de choque para una escalada deportiva, pero que resulten unos valores demasiado altos cuando hablamos de una caída utilizándola sobre dos cabos (cuerda gemela).
  • Aseguramiento bastante delicado: No son del todo aconsejables para que nos asegure gente sin experiencia. A veces cuerdas de doble o triple homologación son utilizadas para escalada deportiva, teniendo un diámetro demasiado pequeño para dispositivos de aseguramiento convencionales. Esto provoca que, en el mejor de los casos, se utilice un aparato específico que nuestro asegurador puede no haber utilizado nunca o, en el peor, que se utilice un aparato que no está preparado para ello.
  • Precio más alto: Las cuerdas de varias homologaciones son significativamente más caras por motivos obvios. La obligatoriedad de cumplir varios requisitos diferentes obliga a una gran exigencia técnica por parte de las marcas que invierten tiempo, dinero y medios en unos artículos para un amplio segmento de uso y todas las garantías de seguridad.
  • Menor durabilidad: las cuerdas con diámetros pequeños tienden a ser menos duraderas cuando se usan como un solo cabo en escalada deportiva que las cuerdas con mayor diámetro y porcentaje de camisa respecto a alma.

¿Cuerdas dobles, gemelas o de varias homologaciones? Foto SCARPA¿Cuerdas dobles, gemelas o de varias homologaciones? Foto SCARPA

Cuerdas de doble homologación

Encontramos desde hace bastantes años cuerdas que cumplen la doble homologación para uso como gemelas y también para uso en doble. Suelen ser cuerdas destinadas a escalada en hielo o alpinismo de compromiso, donde un diámetro pequeño asegura una fuerza de choque bastante baja en una hipotética caída sobre un tornillo de hielo y el corte de las cuerdas por roce con una arista no es una de las principales preocupaciones. Otra ventaja añadida es la de tener un peso significativamente menor a otras cuerdas similares pero concebidas exclusivamente para escalada en roca.

Como acabamos de mencionar, las cuerdas de homologación gemela y doble no serían las cuerdas que recomendaríamos en escaladas realizadas en vías con aristas afiladas; su pequeño diámetro las convierte en algo frágiles en esos supuestos. Igualmente diríamos para utilizarse en escalada deportiva para personas de peso elevado; las pruebas se realizan con una carga de 80 kilogramos y todo lo que lo supere aumenta una elongación dinámica de la cuerda que de por sí ya es bastante alta, existiendo el riesgo de golpear contra el suelo o repisas.

Cuerdas de triple homologación

Las hemos mencionado anteriormente. Son un gran avance técnico que ofrecen como principal ventaja una caída cuando se utiliza en simple con una fuerza de choque extremadamente baja. Esto hace que sean especialmente buenas para experimentar caídas repetidas siempre y cuando no nos importe demasiado la durabilidad de la cuerda.

Como cuerdas dobles siguen teniendo unos valores bastante aceptables si las comparamos con otras cuerdas dobles que no tengan varias homologaciones, pero como cuerdas gemelas sus resultados en caída son de los más altos de los que podemos encontrar, por lo tanto no serían recomendables en seguros precarios.

Las triples homologaciones. Ventajas de usar un solo cabo en terreno de aventura. Foto SCARPALas triples homologaciones. Ventajas de usar un solo cabo en terreno de aventura. Foto SCARPA

Cuerdas de doble normativa dinámica – semiestática

Las dobles normativas no son una rareza dentro del material de montaña. Existen cascos con normativa para escalada y para esquí e incluso algunos otros también se pueden utilizar como casco para escalada y para bicicleta, como algunos modelos infantiles. También existen modelos que combinan las tres disciplinas y se ofrecen con la triple homologación, aunque no son muy comunes.

Si bien, como hemos explicado, las cuerdas con doble y triple homologación permiten una cierta polivalencia que en determinados momentos es bienvenida, las cuerdas con doble normativa han llevado esa polivalencia a un más allá increíble hace años.

Las cuerdas con dos normativas son algo poco convencional ya que, más allá de una polivalencia llevada al extremo, la demanda de un producto así es muy limitada. Normalmente una cuerda semiestática tiene un uso completamente diferente al de una cuerda dinámica; las primeras son utilizadas para progresión por la misma cuerda en rápel, pasamanos o remontando con bloqueadores, mientras que las segundas se utilizan para detener caídas. Si bien estas funciones en puridad se pueden realizar con ambas cuerdas con ciertas limitaciones (caídas menores a factor 1 con las semiestáticas, por ejemplo), lo cierto es que no conviene intercambiar las funciones de cada una.

Los resultados de detención de caída con cuerda de doble normativa semiestática – dinámica arrojan unos resultados muy cercanos al límite superior. Recordemos que los valores máximos permitidos de fuerza de choque son de 1200 daN, un valor que se recibe en la apertura de un paracaídas en caída libre, pero que en el caso del paracaidismo, realizado con un arnés integral que mantiene el cuerpo en posición vertical, nada parecido a los habituales arneses de cintura que se utilizan en escalada.

Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Bilbao, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Deja tu comentario

Sé el primero en comentar este artículo.