Mendiak 1976: una historia de montaña, sueños y amistad a lo largo de una vida

El premiado documental Mendiak 1976, sobre la expedición navarra al Shakhuar, sietemil de Afghanistan, llega al Trento Film Festival.

Trailer de Mendiak 1976

Puede verse el documental completo Mendiak 1976 siguiendo este enlace: vimeo.com/ondemand/mendiak1976film

“Una historia de amistad, de pérdida de la inocencia, de dolor, ilusión y memoria. No hay imágenes de acción que corten el aliento, pero sí la serena reflexión de un grupo de personas ya jubiladas o bien instaladas en la tercera edad que retratan la huella que el alpinismo ha dejado en sus existencias. Su testimonio tiene el valor de la mirada de los pioneros, un aprendizaje que las generaciones de himalayistas que han llegado a su rueda sabrán apreciar”. (Óscar Gogorza, crítica de Mendiak 1976 en El País)

Mendiak 1976 no es una película de montaña al uso. Es una historia sobre los grandes sueños que, hace ya casi 50 años, se atrevieron a cumplir un grupo de pioneros navarros. De como esto devino en una historia de amistad, amor a la montaña y pérdida que ha marcado la vida de quienes la protagonizaron.

Y también es una historia que pone en valor la pasión, el amor por las montañas, la exploración y la memoria. Un viaje a otro tiempo, cuando el mundo era inmenso y quedaba tanto por descubrir.

Es la historia desconocida del primer sietemil alcanzado por el alpinismo vasco-navarro, el Shakhuar, , en la cordillera de Hindu Kush, en Afganistán. Una escalada que comenzó en Pamplona, desde donde los expedicionarios emprendieron un largo viaje hasta Kabul a bordo de un par de Land Rover y que, décadas después, finalizó el pasado año con el encuentro de los supervivientes con sus amigos polacos, quienes les ayudaron en el rescate que tuvieron que realizar en la montaña, creando lazos indesatables que han superado una vida.

Hacia el Hindu Kush con los Land Rover. Foto: Mendiak 1976
Hacia el Hindu Kush con los Land Rover. Foto: Mendiak 1976
Una cima amarga tras la pérdida de un compañero en el descenso, pero también una lección de amistad, compañerismo, vida y sueños para vivirla.
Ruta y cima en el Shakhuar. Foto: Mendiak 1976
Ruta y cima en el Shakhuar. Foto: Mendiak 1976
45 años después, otro grupo de jóvenes rescata esta historia -con dirección del escalador y cineasta Luis Arrieta, guion de Dani Burgui, fotografía de Jesus Iriarte y música de Gorka Pastor- en el documental MENDIAK 1976. Una expedición que quedó a la sombra de posteriores expediciones a montañas de más de 8000 metros por algunos de aquellos mismos alpinistas, como fueron Daulaghiri 1979, Everest 1980, Jannu 1981, y el intento al k2 de 1983 (alcanzaron la altura máxima de 7.700 metros).
Los protagonistas, 45 años después. Foto: Mendiak 1976
Los protagonistas, 45 años después. Foto: Mendiak 1976
Los protagonistas, 45 años después. Foto: Mendiak 1976
Los protagonistas, 45 años después. Foto: Mendiak 1976
Una recuperación casual, al encontrar el director una cinta VHS en casa de uno de los sobrinos de los expedicionarios, compañero de cordada de Luis Arrieta, con viejas imágenes grabadas en Super 8. También muy afortunada, al permitirnos disfrutar de los testimonios de aquellos primeros expedicionarios que soñaron con las grandes cimas del mundo en un tiempo donde la aventura y la exploración primaban sobre los méritos deportivos.

Además de su exitoso estreno en la gala inaugural del Mendi Film Festival, donde obtuvo el premio del público y el premio a mejor película de Alpinismo, y su actual participación en el Trento Film Festival, el documental, junto con la ayuda de Iwona Zielinska y la ilusión de Jabi Baraiazarra, consiguió que la expedición navarra y la polaca que les ayudó en el rescate se reencontraran 45 años más tarde en el estreno de la película.

Navarros y polacos se reunen, 45 años después, en el Mendi Film Festival. Foto: Mendiak 1976
Navarros y polacos se reunen, 45 años después, en el Mendi Film Festival. Foto: Mendiak 1976
Reencuentro de navarros y polacos 45 años después. Foto: Mendiak 1976
Reencuentro de navarros y polacos 45 años después. Foto: Mendiak 1976

Mendiak 1976

El 15 de junio de 1976, la plaza del Ayuntamiento de Pamplona exhibía dos todoterrenos cargados con 1.700 kilos de víveres y material de escalada. A su alrededor, seis expedicionarios y una expedicionaria, Trini, lucían con orgullo su pañuelo rojo de San Fermín colocado por el alcalde de la ciudad, Javier Erice, elegido en las primeras elecciones democráticas tras la dictadura franquista.
Los expedicionarios en Pamplona, 15 de junio de 1976. Foto: Luis Arrieta
Los expedicionarios en Pamplona, 15 de junio de 1976. Foto: Luis Arrieta
Los expedicionarios en Pamplona, 45 años después. Foto: Mendiak 1976
Los expedicionarios en Pamplona, 45 años después. Foto: Mendiak 1976
Los expedicionarios ultimaban los detalles de un viaje que los llevaría a través de carreteras y caminos hasta Kabul, Afganistán. Era la primera expedición vasca hacia aquellas montañas, subirían pertrechados con camisas de franela y jerséis de lana. No había GPS, ni retransmisión en directo, ni fotos con hastags. Y los éxitos, si los había, eran de toda una comunidad.

En sus crónicas reflejaban sus logros deportivos, pero describían también los pueblos, etnias, culturas y paisajes que se encontraban. Aquello fue una auténtica aventura. Un viaje de exploración y desafíos. Kunduz, Talukan, Faizabat… son lugares que aún perduran en la memoria de Javier Garreta, que fue jefe de expedición, y de Gregorio Ariz, como director técnico. Además de Javier y Gregorio el equipo lo formaban Abel Albira, Leandro Arbeloa, Gerardo Plaza, Javier Pastor, Julián Ayúcar, Iñaki Aldaya, Julian Lasterra y Xavier Garayoa y Trini Cornellana. Estos dos últimos iban además como médicos.

La expedición en el campo 4 de la montaña. Foto: Mendiak 1976
La expedición en el campo 4 de la montaña. Foto: Mendiak 1976
La expedición navarra alcanzó con éxito la cumbre del Shakhaur (7.116 metros) y esa cima convirtió a estos soñadores anónimos en historia, ahora recuperada.

La cumbre y el rescate

Tras 17 días de trabajo en la montaña y después de montar cinco campos de altura, se realizó el ataque final a la cumbre en dos grupos, el primero de cuatro personas que llegaron a la cima el 25 de Julio de 1976 y el segundo de cinco personas que lo haría el 28 de ese mismo mes. Entre ellos la única mujer del grupo, Trini Cornellana, que se convirtió en la primera mujer en subir esa montaña y una de las pocas en superar la cota de los siete mil metros en la época.
Durante la ascensión. Foto: Mendiak 1976
Durante la ascensión. Foto: Mendiak 1976
Pero pronto la alegría de la cumbre se tornó en tristeza. Durante el descenso, ocurrió un accidente: Leandro Arbeloa y Gerardo Plaza quedó gravemente herido a más de 6.400 m. Pero gracias a la ayuda de una expedición polaca que se encontraba allí cerca pudieron salvar la vida a su compañero. Tras un abrazo emocionado, los polacos regresaron a su montaña y dieron una gran lección de humanidad que Javier, Gregorio y sus compañeros no olvidarían en su vida. Y fraguaron una amistad que perdura en el tiempo hasta hoy.
Rescate en el Shakhuar. Foto: Mendiak 1976
Rescate en el Shakhuar. Foto: Mendiak 1976

Deja tu comentario

Sé el primero en comentar este artículo.