Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

Thomas Huber hace cumbre en el Ogro III

Las decisión radical que adoptó Thomas Huber en el Ogro, cambiar de objetivo para evitar confrontaciones con otra expedición, ha resultado un acierto: el 1 de julio, a las dos de la tarde, hacía cumbre en el Ogro III tras una magnífica escalada.
Foto: www.berghaus.com 
Urs Stöcker, compañero de cordada de T.Huber y I.Wolf 

Planificación, aprovechar el tiempo, un poco de suerte con el clima y, sobre todo, no dudar ante un primer tramo de escalada en diedro con largos de hasta 6 A3, ni ante los últimos 400 metros sin cuerdas fijas y con largos de grado 5,6 y 7, esos han sido las claves del éxito para Thomas Huber, que el pasado 1 de julio, tras diez horas de escalada, ponía sus pies en la cumbre del Ogro III (6.800 m.), nombre por el que se conoce a la cumbre Oeste del Ogro II. Este pico había permanecido virgen hasta el momento.

Foto: www.berghaus.com 
Diedro en el primer tramo del pilar suroeste, con largos de hasta 6 A3 

Huber había tomado la decisión de abrir vía en esta cumbre secundaria-ubicada junto al grupo de los Latok en el Karakorum pakistaní- y no en el Ogro (7.2590 m.), que era su objetivo en principio, para evitar confrontaciones con una expedición norteamericana que había llegado antes y que pretendían abrir vía por el mismo sitio: el pilar Oeste. Hasta hoy día sólo hay una vía abierta; aquella que consiguieron Chris Bonington y Doug Scott en 1997, y que casi les cuesta la vida.

Foto: www.berghaus.com 
Thomas huber, en el Campo Base del Ogro III (Pakistán) 

La expedición formada por Iwan Wolf y Urs Stöcker, además del propio Huber, emprendió la escalada del Ogro III instalando un campo de altura a 6.000 metros. Para llegar hasta él a lo largo de sucesivos porteos de material, había que atravesar un complicado campo de seracs y ascender un corredor de hielo de más de 60º de inclinación. De hecho, en palabras de Huber, todo en esta montaña ha resultado muy duro, y ha obligado a los expedicionarios a dar lo mejor de sí. Desde el Campo a 6.000 comenzaba la escalada propiamente dicha, en roca granítica con tramos de mixto, a lo largo del pilar suroeste.

Desde la cumbre vieron acercarse un frente que les motivó para bajar más deprisa y precisamente empezaba a nevar cuando acababan de recoger la última cuerda fijada a la pared.

Ya de vuelta, con el triunfo al fin asumido, el propio Huber se detuvo para echar una mirada al cercano Latok III, donde él y su hermano Alex abrieron vía por la arista sur en 1999.


Artículos más recientes

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h. y S de 9h a 14h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Pagos online segurosPagos online seguros
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Aplazame
Partner www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo