Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

Thomas Huber no se quiere ir sin el Ogro

Tras conseguir la primera ascensión al Ogro III (6.800 m.), y aprovechando el abandono de la expedición americana de Hans Johnstone, Thomas Huber continua en el Karakorum dispuesto a repetir la mítica vía al Pilar Sur del Ogro (7.285 m.), aún sin repetir.
Foto: www.berghaus.com 
Thomas Huber asciende con jumars en la pared del Ogro 

Tras el éxito obtenido en el Ogro III (6.800 m.), en el que Thomas Huber, Iwan Wolf y Urs Stöcker hicieron cumbre (hasta entonces virgen) el pasado 30 de junio, el alemán no se conforma y no se resigna a volver a Islamabad sin intentar su objetivo original por el que emprendió la expedición a Pakistán: la mítica vía que abrieron Chris Bonnington y Doug Scott en 1997 al pilar sur del Ogro (7.285 m.) y que aún nadie ha conseguido repetir.

El equipo de Huber renunció a esa escalada al encontrar que una cordada americana formada por Hans Johnstone, Marc Newcomb y el fotógrafo Ace Kvale había llegado antes al pie de la pared y abrigaban el mismo propósito. Los americanos lograron escalar el pilar sur, pero no pudieron llegar hasta la cumbre debido a las malas condiciones que presentaba el nevero de la zona superior de la montaña. Los americanos se marcharon el día 4 de junio y, Huber, entonces de vuelta en el Campo Base, decidió hacer un intento a la gran pared de granito.

Foto: www.berghaus.com 
Huber forzó en libre cuatro largos de grado 8+ (casific. UIAA) 

El día ocho de julio, cuando el clima parecía estable, Thomas, Iwan y Urs se pusieron en marcha con el fin de transportar equipo y fijar todos los largos que fuera posible. Encontraron el couloir que parte del Campo Base Avanzado muy cambiado desde su última visita: la nieve se había derretido y la escalada en roca resultó arriesgada por la constante caída de piedras. Durante este tramo de ascensión, Huber forzó en libre cuatro largos con un grado de dificultad de 8+ (UIAA). Thomas y Urs llegaron hasta el collado junto a un gran gendarme de roca, y fijaron cuerdas en su regreso al CBA. Desde el collado, Iwan y Urs escalaron cinco largos más, hasta donde tenían pensado colgar las hamacas, a 5.950 m., mientras que Huber se encargaba del transporte de equipo.

Cuando estaban izando material hasta las hamacas, el tiempo cambió súbitamente. La cordada reunió pues un depósito de material en el collado y regresó al Campo Base. Al día siguiente amaneció nevando. Desde entonces, los escaladores esperan en la base a que la presión atmosférica suba de nuevo, para reanudar la escalada.

Fuente: www.huberbuam.de


Artículos más recientes

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h. y S de 9h a 14h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Pagos online segurosPagos online seguros
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Aplazame
Partner www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo