Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €
  • Ayuda
  • Mi Cuenta
      Antes de continuar:
      Debes aceptar las cookies básicas, necesarias para comprar o acceder a tu cuenta.
      Aceptar

3ª cima histórica para Priti y Jeff Wright en el K6, 7.100m, Pakistán

13 de Octubre de 2020  |  Deja tu comentario
Jeff y Priti Wright consiguen la 3ª ascensión histórica al K6, sietemil del Karakorum. Mayor altitud alcanzada en Pakistán esta temporada.

El K6, Karakorum. Foto de Alpine Adventure Guides
El K6, Karakorum. Foto de Alpine Adventure Guides

En un año sin apenas expediciones, la agencia pakistaní Alpine Adventure Guides reporta la cumbre de Jeff y Priti Wright en las cimas oeste y central del K6 (7.068m y 7.100m, respectivamente), montaña muy técnica situada al sur del K2, en el glaciar Charakusa.

Iban acompañados por Colin Haley, quien no pudo hacer cumbre con ellos debido a problemas intestinales. La escalada, muy difícil, se vio complicada por el intenso frío, el fuerte viento, y la gran cantidad de nieve acumulada.

Jeff y Priti Wright alcanzaron primero la cumbre del K6 oeste (7040m), de allí crestearon hasta el K6 central (7.100m) y, aunque su intención era llegar hasta la cima principal (7.282m), para así completar la travesía de la montaña, la nieve profunda y el viento les hicieron descender.

Piti y Jeff Wright y Colin Haley, con el staff en el campo base del K6. Foto:Alpine Adventure Guides
Piti y Jeff Wright y Colin Haley, con el staff en el campo base del K6. Foto:Alpine Adventure Guides

Se trata de la 3ª cima histórica a esta montaña y, si se confirma, la 1ª a la cumbre central (las otras dos alcanzaron la oeste). También es la cumbre mas alta alcanzada esta temporada en Pakistán.

K6, 2013. Una escalada que valió un Piolet d’Or

El K6, a pesar de los intentos, permaneció inescalado hasta que en 2013 la cordada formada por los canadienses Raphael Slawinski e Ian Westeld consiguió superar la gran muralla que hasta entonces parecía inexpugnable, hasta la cima del K6 oeste. Scott Bennett y Graham Zimmerman repitieron en 2015.

La escalada del K6 en 2013 les valió el Piolet d’Or de ese año, compartido con Ueli Steck por su ascenso y descenso exprés al Annapurna.

A su regreso a Islamabad, pudimos hablar con Raphael Slawinski por correo electrónico, concediéndonos una entrevista que reproducimos a continuación. Posteriormente, nos enviaron el video de Wiktor Skupinski, Latitude Films, que también compartimos, en el que no solo podemos ver la escalada, sino también las cuitas que tuvieron en Islamabad, antes de partir hacia la montaña, cuando les sorprendió la matanza que tuvo lugar en el campo base del Nanga Parbat.

En ambos podemos imaginar lo que significa una escalada así, como la que acaban de realizar Priti y Jeff Wright.

Entrevista con Raphael Slawinski tras la 1ª ascensión al K6

¿Cómo os encontráis?

Acabamos de llegar a Islamabad, y estamos “aclimatando” en la civilización: hoteles, restaurantes, multitudes, tráfico, polución...pero realmente estamos pasándolo bien buscando buenos lugares para comer.”

Llegasteis a Pakistán coincidiendo con el ataque terrorista en el Nanga Parbat. ¿Cambió vuestros planes?

Finalmente el ataque no cambió nuestros planes, excepto que nos hizo tomar la decisión de evitar la Karakorum Highway y pillar un vuelo, pero ciertamente me hizo pensar mucho si continuar o no. Estaba convencido de que, en el lugar al que nos dirigíamos, íbamos a estar seguros. Baltistán es completamente diferente al área de Chilas, en donde tuvieron lugar los asesinatos, y no estaba preocupado ni por tener que pasar un tiempo en Skardu, ni especialmente, por pasarlo en el valle de Hushe, que es excepcionalmente amigable.

Mi principal preocupación era por la familia en casa, que estarían preocupados en todo momento mientras estuviéramos allí.

Al final, después de muchas conversaciones, conseguí convencerles de que era razonable continuar. Pero las mismas consideraciones que yo tuve convencieron a nuestro amigo Jesse Huey de que tenía que volver a casa.

Habéis conseguido la cima al primer intento. ¿Cómo aclimatasteis antes del mismo?

En diferentes montañas. Comenzamos haciendo trekking alrededor del campo base, lo que nos llevó por encima de 5.000m. Después escalamos un pico de alrededor de 6000m y pasamos unas horas en la cima. Nos sentíamos bien, así que unos pocos días después escalamos una montaña de 6.200m y acampamos para pasar dos noches en la cumbre. Después de eso, consideramos que ya estábamos aclimatados.

Y teníamos razón: el día de cima en el K6, en el que superamos los 7.000m, nos sentimos los dos muy bien.

Nos comentaste que empleasteis puro estilo alpino, y limpio. ¿Cómo fue y cuánto duró la ascensión?

Pasamos 5 noches en la pared. 1 día para aproximarnos a la base de la misma, 4 días para escalar hasta la cima, 1 día para descender al campo base.

El primer vivac fue en una rimaya relativamente cómoda. Los dos siguientes, en malas repisas talladas en el hielo. Y los dos últimos, en una pequeña y cómoda columna en la arista oeste.

No abandonamos nada de material en la montaña, excepto unas pocas cintas para rapelar. Tuvimos que hacer unos 39 rápeles y en la mayoría de ellos no dejamos nada, enganchando las cuerdas directamente en el hielo. Pero ya en la parte baja, que hacía más calor y el hielo estaba húmedo, las cuerdas comenzaron a helarse, así que tuvimos que dejar algunas cintas.

No empleamos ni cuerdas fijas ni jumars. Antes de la escalada estuvimos por debajo de la cascada de hielo para intentar imaginarnos un camino a través de ella.

¿Podrías describirnos la escalada?

Desde el campo base, situado a 4.300m, cruzamos a través de un glaciar fácil (Glaciar Charkusa), hasta una cascada de hielo rota y un peligroso y estrecho valle a unos 5.500m. La cara noroeste, con una pendiente media de unos 60º, se yergue desde los 5.500m hasta los 6.500m. Llegados a esa altura tuvimos que descender 100m por la cara sur para evitar la estrecha arista. El último tramo hasta los 7.040m de la cima sigue un glaciar de bastante pendiente.

Para descender, destrepamos hasta los 6.500m, rapelamos la pared (como he explicado antes), y luego básicamente la ruta a la inversa, a través del valle colgado y la cascada de hielo.

¿Y sobre la dificultad?

La muralla consiste principalmente en hielo de 50º-60º: fácil técnicamente, pero bastante agotador. Los campos de hielo son interrumpidos por largos verticales de hielo y mixto. Si estuviéramos en Canadá, graduaría entre WI4+, M6+, pero a 6.000m nos tocaron algunos de los largos más extenuantes que recuerdo haber escalado. En la clave de la ruta, quedé tan agotado como cuando resolví Spray On. Bueno, puede que no tanto, pero casi.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h. y S de 9h a 14h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Pagos online segurosPagos online seguros
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Aplazame
Partner www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo