Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

18 horas y 35 minutos, nuevo récord de la travesía Chamonix-Zermat con esquís para Lionel Claudepierre

19 de Abril de 2013  |  Comentarios (1)
Lionel es guía de alta montaña y oficial del pelotón de alta montaña de la Gendarmería francesa. El pasado lunes recorrió los 115km y 8.300m de desnivel acumulado de la travesía marcando un nuevo récord
Lionel es guía de alta montaña y oficial del pelotón de alta montaña de la Gendarmería francesa. El pasado lunes recorrió los 115km y 8.300m de desnivel acumulado de la travesía marcando un nuevo récord


Manu Cordova

El lunes 15 de abril partió de la iglesia de Chamonix a las 1:15h de la madrugada acompañado por 3 compañeros, Yann Gérome, Nuno Caetano Pereira y Nicolas Estubier. Por delante tenían los alrededor de 110km y 8.000m de desnivel acumulado que unen las dos poblaciones alpinas.

Sus 3 compañeros abandonaron por problemas físicos y técnicos, y él continuó en solitario hasta que llegaba a la iglesia de Zermatt a las 19:50h de la tarde, consiguiendo rebajar en 15 minutos el anterior récord (18 horas y 50 minutos), conseguido en 2011 por Jean-François Premat, Alain Premat y Sebastien Baud.

El mismo Lionel había intentado ya en 2012 el récord, pero tuvo que abandonar.

Finalmente, Claudepierre recorrió 115km con un desnivel acumulado de 8.300m.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
1 comentario

1. Ferretti - 23 Abr 2013, 13:02
No sé si alegrarme o lamentarme cada vez que veo una noticia de estas en la que se bate un récord en montaña. Chamonix-Zermatt en 18 horas y 35 minutos, 15 minutos menos, 3 compañeros que abandonaron por problemas físicos y técnicos....... Cada vez que voy a la montaña y veo a los chavales de los raids, a los que hacen todas estas proezas con bicicletas, eskies, o lo que sea, me enraizo más en esa montaña hermosa, silenciosa, mostrándose en cada recodo, esa montaña en la que encuentro un reflejo de mi mismo en la que ya no necesito demostrar/me nada y me producen una cierta ternura esos compañeros fugaces pendientes del pulsómetro, el reloj, el reto, que me pasan atodalahostia parriba, atodalahostia pabajo. Enhorabuena Lionel.

Informar de comentario ofensivo