Nueva ruta de ascensión al pico de Tromouse. ¿Vía normal al tresmil?

No es muy visitado el pico de Tromouse o Tormoseta, de 3.083m. Lo comprometido de sus dos vías normales lo propician. Los montañeros de Sobrarbe han encontrado otra forma de ascenderlo que podría convertirse en la vía normal de verano.

Hacia la cima de Tromouse/Tormoseta. Foto: Club de Montaña Nabaín, Club Atlético SobrarbeHacia la cima de Tromouse/Tormoseta. Foto: Club de Montaña Nabaín, Club Atlético Sobrarbe

El pico de Troumouse, o Tormoseta, como se le conoce en la vertiente sur de esta zona del Pirineo, es un tresmil (3.083m), por su acceso, poco visitado. Tradicionalmente se asciende por sus crestas norte o sur, con pasos complicados, aéreos, y con algún rápel.

Explorando una ruta de descenso, hace unos años, dos montañeros de Sobrarbe, Quique Consejo y Roberto Rojo, descubrieron un paso que evitaba las crestas. “Desde entonces, los montañeros de esta comarca llamamos (medio en broma, medio en serio) Portiello d’o Consello Royo (o Portiello del Consello Royo, con el artículo del belsetán) al paso que utilizaron. No es descartable que se usase antes, pero no tenemos noticias de ello, ni había rastros por la zona”, nos comenta Juan Rodríguez Bielsa, del Club de Montaña Nabaín, de Boltaña, quien nos envía la información.

El caso es que este pasado mes de agosto, el día 5, en concreto, un grupo de 22 personas integrantes tanto del club Nabaín como el Club Atlético Sobrarbe, de Aínsa (es probable que sea uno de los grupos más numerosos que hayan hollado esta poco transitada montaña), tras trazar la larga aproximación al Portiello d’o Consello Royo desde Petramula, en el valle de Chisagües, por encima de los Ibones de la Munia, inauguraron la que podría ser la nueva vía normal de verano a este tresmil. Eso sí: se trata de un recorrido exigente, por terreno de alta montaña, transita por terreno sin huella fuera de senda, y a su longitud hay que sumar los casi 1.500 metros de desnivel positivo y negativo resultantes.

Ruta a Tromouse/Tormoseta a través de Portiello d'o Consello RoyoRuta a Tromouse/Tormoseta a través de Portiello d'o Consello Royo

“También permite recorridos de aproximación distintos de las que señala el mapa”, puntualiza Juan Rodríguez Bielsa. “Ascendiendo, por ejemplo, desde el fondo del valle de Barrosa, o enlazando con la mitad sur de la faja de las Pardas (que está en condiciones precarias casi todas las temporadas)”.

Aquí está la crónica y descripción. Podéis encontrar el track en este enlace.

“Iniciamos el recorrido en Petra Mula, en el valle de Chisagüés. Tras recorrer la zona de prados hasta el collado de las Puertas, pudimos disfrutar de la belleza de los ibones de La Munia.

La ruta usada aprovecha el sendero del collado de La Munia, para después hacer un flanqueo después, ya sin camino (y con el casco ya puesto, por posibles desprendimientos),hacia la zona norte del cuello de Robiñera. Una breve faja rocosa y una zona de bloques dan acceso a este lugar que ofrece una vista espectacular de las Treserols.

Después perdemos algo más de 100 metros de desnivel hacia el Este, caminando sobre bloques, y descubriendo la panorámica del valle de Barrosa y las cumbres orientales del Alto Sobrarbe y del valle de Aure.

Tras ello, remontamos una corta canal hacia el punto clave de la jornada, el 'Portiello del Consello Royo', marcado con un gran hito en una de las últimas salidas de montañeros de Nabaín por esta zona.

Enfrente se sitúa la punta de Tormoseta. Una gran pedrera nos separa de ella. La recorremos dibujando sobre ella el camino más cómodo para el grupo. Y, una vez en la base de su pirámide cimera, subimos con cuidado, para no tirar piedras, por una zona rota, buscando los pasos más sencillos.

El grupo en la cima de Tromouse/Tormoseta. Foto: Club Nabaín, Club Atlético SobrarbeEl grupo en la cima de Tromouse/Tormoseta. Foto: Club Nabaín, Club Atlético Sobrarbe

Llegamos a la cresta Este, la que viene de Barrosa. Nos saludan allá abajo los ibones de Barroude y las cumbres de Neouvielle. Recorremos la cresta, con algún paso aéreo, y alcanzamos la cumbre. La panorámica es espectacular. La disfrutaremos brevemente por el fuerte viento reinante, antes de retornar satisfechos de la jornada vivida. Serán, al final, algo más de 1400 metros de desnivel y cerca de 16 kms".

Deja tu comentario

Sé el primero en comentar este artículo.