Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Llámanos al 974 56 34 22 Lunes - Viernes de 9h a 19h Email Whatsapp Chat
« Marcas

Dmm

PROTECCIÓN EN ALTURA
Poleas

DMM Wales: material técnico por y para la escalada británica y el hielo escocés

Es imposible disociar el material de escalada y alpinismo que fabrica DMM de su entorno: las islas británicas, su especial manera de entender la escalada, y las también especiales condiciones de su invierno.

Las palabras “hielo escocés” producen escalofríos a cualquier alpinista del mundo, y sirven para designar esa especie de fina lámina de hielo húmedo que se pega a unas paredes de difícil aseguramiento que conforman uno de los alpinismos más duros y comprometidos del planeta.

No menos que los que produce la frase “escalada tradicional británica”, una forma de entender la roca sin usar jamás expansivos y cuya escala de dificultad tiene más que ver con el riesgo que provocan sus grandes alejes sobre mínimos e inestables seguros que con la técnica en sí.

Por eso, cuando hablamos de DMM, hablamos de un material extremadamente técnico que nació para dar servicio a una comunidad, la británica de alpinistas y escaladores que, por su entorno y ética forma de entender la montaña, de precarios seguros y más precarias aún condiciones, necesita si cabe mayor seguridad y prestaciones que los demás en su material.

Y cualquiera que haya probado alguno de sus productos sabe que han cumplido de sobras con su objetivo: material serio, de excelentes prestaciones técnicas, fabricado a prueba de bombas, y todo ello sin penalizar el peso ni olvidar los avances tecnológicos.

Y con precios contenidos: la premisa bajo la que la empresa se fundó fue “hacer el mejor material posible, al mejor precio posible.”

DMM fue fundada en 1981 en Bethesda, en el norte de Gales, con el nombre de Moorhouse Engineering. Muy pronto cambió su nombre por el de DMM. En 1986 se mudó a Llanberis, y ahí inició su gran crecimiento: en 1981 contaban con apenas 4 trabajadores; hoy son más de 150 hombres y mujeres, siendo la empresa uno de los mayores incentivadores económicos de su comarca rural en el norte del País de Gales.

Desde el principio su producción tomó dos caminos: recreacional (alpinismo, montañismo y escalada) e industrial. La innovación, como decíamos, ha sido una constante, y sus beneficios siempre han sido reinvertidos no sólo en sus plantas de fabricación, maquinaría, etc, sino en caros proyectos de I+D. “Siempre hemos pensado que no es suficiente con mantenerse y copiar; necesitábamos liderar nuestro campo de operaciones, y a lo largo de los años lo hemos hecho desde nuestra base en el norte de Gales. Tenemos una fuerza de trabajo muy bien preparada, y lo que es mejor, leal y comprometida con el proyecto, y hemos acumulado una gran cantidad de conocimiento y experiencia a lo largo de los años, lo que nos permite ser una marca líder en nuestro campo en todo el mundo.”

No hace mucho han ampliado y mejorado sus instalaciones. Pero lo que no pueden mejorar es su campo de pruebas, que les rodea y en el que están profundamente asentados: las montañas de Gales, el invierno escocés, las rocas del Distrito de los Lagos, y sobre todo, la especial y admirable manera británica de entender la escalada y el alpinismo.

Suscríbete a nuestro boletín SUSCRIBIRME
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
974 56 34 22
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)