Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

Aires renovados en el mundo de las expediciones

En un momento de crisis en la que la mayoría de expediciones se limitan a repetir y coleccionar montañas por vías normales, se agradecen nuevos aires que recuperan viejas esencias alpinísticas
Foto: Francisco Gómez 
Nueva vía en el PerfekNunatak 

En un momento en el que el alpinismo expedicionario se encuentra inmerso en una crisis, convertido en una especie de terreno de coleccionistas de ochomiles por vías normales, siempre es saludable saber de aquellos que, olvidándose del record y la altura, buscan recuperar el espíritu de aventura, descubrimiento y compromiso que lo caracterizó en su origen.

Hace una semana dábamos noticia de la busqueda de nuevas vías y nuevas paredes que en el valle del Hushe emprendían Gorka Díaz, Jonatan Larrañaga y Dani Ascaso. Hoy hemos hecho recuento de la actividad realizada durante un mes en Groenlandia por Raúl Lora, Gerard Vandenberg, Vicente Holgado y Curro González, integrantes del proyecto 4V x-trem, que consiste en 4 viajes de exploración y de escaladas vírgenes en lugares extremos y muy poco frecuentados, como Siberia, Alaska y la Antártida.

Este tipo de expediciones suponen una vuelta atrás muy saludable. La logística es complicadísima –y por lo tanto, mínima y alpina-, las aproximaciones salvajes y largas, no hay ayuda, se está a expensas de uno mismo. En unos casos se busca la dificultad, la ética, en otros la belleza, la aventura. Algo muy diferente a lo que ocurre en las expediciones a determinados ochomiles por vías normales, que se han convertido en una peregrinación comercial. La temporada de Everest de este año ha sobrepasado cualquier expectativa.

Foto: Carlos Pauner 
Expedicionarios en el Everest 

Entre otros records, han hecho cima: la persona más vieja (con 70 años), un alpinista sin piernas, y –para satisfacción del resto de expedicionarios- la primera mujer portada de Playboy, una antigua concursante del Gran Hermano polaco, (quizás Telecinco tome nota y decida mandar a alguna ex de este concurso para la próxima temporada). Afortunadamente, problemas de agenda impidieron acercarse a esta montaña a Tom Cruise, como había amenazado. José Estébanez se encontró en el campo base con unos árabes que ¡era la primera vez que veían nevar!; pero, eso sí, con gran experiencia en cimas: según le comentaron, un par de años antes habían ascendido al Teide -suponemos que en un descanso entre playa y farra- durante sus vacaciones. Desconocemos si utilizaron el teleférico o no.

Con esto no queremos minusvalorar el gran esfuerzo de muchos montañeros aficionados, que no hacen otra cosa que ver cumplido el sueño de su vida. No son profesionales. Pero si que hay muchos de estos últimos cuyo objetivo es la colección -lo cual no es poco tratándose de ochomiles. Y a veces se agradecen los nuevos aires que limpian el ambiente, trayendo una forma de entender las cosas más cercana a la esencia del alpinismo.

Por supuesto, sigue habiendo otros alpinistas profesionales, cuyo máximo exponente en España probablemente sea Jordi Corominas, que tienen una ética y una forma de entender las expediciones y la montaña con un compromiso altísimo. Ahora mismo, Alberto Iñurrategui se va al Everest en estilo alpino por el supercoulouir Norte. Otros siguen estos caminos.

Al respecto, recomendamos la lectura de la esclarecedora entrevista que Corominas nos concedió a la vuelta de la realización de la Magic Line, -en el K2-, en el número 18 de nuestros Cuadernos Técnicos, en donde podían leerse frases como: “si en realidad somos mejores escaladores y tenemos mejor material, habrá que hacer las rutas mejor que hace 50 años...así que habrá que eliminar cosas, e intentar subir en estilo alpino”; o como ésta otra: “los ingleses siguen haciendo lo que han hecho toda la vida: irse a un sitio raro, abrir vías nuevas, buscar la dificultad técnica. Meterte en la elite de cualquier deporte supone meterte también en niveles técnicos muy elevados. En cambio, aquí nos hemos perdido en algún sitio, porque lo que importa es subir cuanto más alto, y cuantas más veces mejor. Porque lo de los ochomiles es una moda española, japonesa y coreana”

Artículos relacionados


Artículos más recientes

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h.
Black Friday: 26 y 27 de Nov. de 9h a 19h.
Navidad: 3, 10 y 26 de Dic. y 2 de Ene. de 10h a 18h.)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Pagos online segurosPagos online seguros
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Aplazame
Partner www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  International